×
Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
5 abr. 2022
Tiempo de lectura
5 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Una dosis de irreverencia para revitalizar The Kooples

Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
5 abr. 2022

Nada menos que una vuelta a la irreverencia. Marie Schott, directora general de The Kooples desde hace 13 meses, se tomó el tiempo de hacer un balance de la marca de lujo accesible francesa. Su veredicto es claro. "Tenemos que dejar de intentar complacer a todo el mundo", dijo en la presentación de la colección otoño/invierno 2022 de la marca parisina en la mansión privada de la marca en el distrito 17 de la capital. "La marca es muy fuerte en Francia, con un alto nivel de reconocimiento. Pero en realidad ya no está en el camino de sus clientes históricos. La marca quería convertirse en la corriente principal. Tenemos que aceptar que hemos perdido el rumbo. Pero sigue teniendo esa imagen de rock chic de los años 2000. Excepto que hoy en día, el rock dandy ya no es inspirador. Vamos a matar al rock. Vamos a proclamar que el rock ha muerto".


Marie Schott, CEO de The Kooples, y Capucine Safyurtlu, directora artística - The Kooples


La reflexión es firme y el lenguaje de la ex directora de Etam, que fue fichada por el grupo MF Brands mientras trabajaba en su marca de lencería Anashaf para relanzar la marca fundada en 2008 por los hermanos Elisha, es directo. Como la imagen se ha vuelto demasiado escurridiza, se ha optado por crear una ruptura. El "Fuck" rojo que cruza el logotipo de The Kooples no podría representarlo mejor. Quiere anunciar la revolución interna. Esto se expresará en septiembre con una campaña específica. Una declaración contundente, sin adelantar el producto, permitirá a la marca desafiar a los consumidores. Una declaración sobre el cambio de imagen de la marca que habrá sido precedida por el trabajo sobre el producto.

El estilismo fue confiado a Capucine Safyurtlu hace seis meses. La ex directora de Stella Luna, que trabajó en el mundo de la edición y el estilismo en Vogue y Numéro, se ocupó de la precolección de la temporada otoño/invierno, que llega a las tiendas en junio, y de la colección otoño/invierno. "Me inspiré en la historia de la marca, en sus raíces", explicó la diseñadora.

"Tuve que bucear en el ADN y conectarlo con los deseos actuales. La marca no está deteriorada, sigue siendo querida por la gente. También interesa a una generación más joven. La idea de ser amado u odiado me abrió el campo de posibilidades", remarcó.

¿Cómo es esta nueva propuesta? No es neutral. La marca cultiva sus famosas raíces con una propuesta equilibrada entre hombres y mujeres y un juego de estilos que se responden entre sí. Los neo-rebeldes de The Kooples llevan una chaqueta de cuero, pero no dudan en ponerse un pantalón de vinilo, una camisa blanca y negra con estampado floral, una chaqueta de plumas voluminosa o un traje de raya de tiza. También puede llevar una sudadera con capucha con el logo de la marca. La mujer mezcla un imponente abrigo de piel sintética con estampado floral en una variación de rojo y amarillo, un abrigo ajustado, una falda con abertura y un top sexy. Para él y para ella, el negro y el leopardo son imprescindibles esta temporada.

"Tenemos que atrevernos a ser ostentosas, a llevar vestidos 'ultrasexy', joyas y un humor fuera de lo común", opinó Marie Schott.

"Las casas de lujo han pasado a mejor vida. Se han atrevido a revisar su enfoque. Mientras que en los años 2000 las marcas de lujo accesible aportaron algo refrescante, creo que debemos volver a atrevernos a jugar con la ropa. Si hacemos este trabajo, es para tener este placer", agregó.



The Kooples


Para resurgir, The Kooples, que estrenará en los próximos meses un nuevo logo que recuerda al de sus inicios, tendrá que convencer a los clientes. La marca ha experimentado una caída de ventas por debajo de la barrera de los 200 millones de euros, cuando en 2019 superaba los 220 millones. Para este año, sus ambiciones buscan retomar el camino y empezar a atraer nuevos clientes a finales de año. Su nueva flagship store en los Campos Elíseos, en el número 95 de la avenida, donde actualmente se encuentra Lacoste (marca insignia de MF Brands), debería permitirle dar más alcance a su "reinicio". 

"No vamos a hacer todo al mismo tiempo", indicó la directora general.

"En primer lugar, tenemos que reforzarnos en Francia, en nuestro mercado. Hemos eliminado cierto número de propuestas que generaban facturación para tener una oferta coherente con la historia que queremos desarrollar. Pero esto tiene un impacto. El trabajo sobre el número de referencias y los precios que se habían disparado en 2018 fue iniciado por mi predecesor (Romain Guinier, jefe de la marca de 2019 a 2021). The Kooples dejó entonces de vender productos de más de 1000 euros. Para otoño/invierno seremos de media un 20 % más baratos que en 2018, con productos de entrada en todas las categorías, como vestidos por menos de 200 euros. Sin embargo, también debemos alcanzar cierto nivel de rentabilidad por metro cuadrado en la tienda. Esto significa que nuestra oferta debe ser relevante. Esto debe permitirnos considerar un desarrollo internacional", explicó.



FNW


La otra asignatura pendiente de la marca son los accesorios. Capucine Safyurtlu ha desarrollado una nueva bota para hombre y mujer, con tacones de 3,5 y 5,5 centímetros y en diferentes materiales (especialmente con el famoso estampado de leopardo sobre piel de potro), que podría convertirse en el nuevo clásico de la marca, junto a un par de rangers, con los códigos de cuero de la marca, con cremalleras negras y suelas con muescas. Por el momento, la marca no propone un nuevo bolso emblemático. The Kooples va a aprovechar el éxito de su modelo Emily y en los próximos meses lo ofrecerá en formato clutch, así como en versiones con cadenas finas o muy grandes. Si la marca encuentra el ritmo adecuado, empezarán a llegar las novedades.

Pero el reto es grande. En un mercado ultracompetitivo, The Kooples tendrá que atraer a los clientes a sus corners y tiendas en un momento en el que la afluencia de público a las tiendas suele ser escasa. Su opción rebelde podría ser una ventaja. Queda por ver si la irreverencia da sus frutos.

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.