×
Traducido por
Diana León Banda
Publicado el
20 jun. 2022
Tiempo de lectura
6 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Un domingo de moda masculina en Milán con Prada, Etro y J.W. Anderson

Traducido por
Diana León Banda
Publicado el
20 jun. 2022

Es bueno ver unos cuantos trajes bien cortados en Milán, abriendo y más o menos cerrando el desfile de Prada, en un tour de force de sastrería aderezado con un poco de guinga conceptual el domingo, ya que Etro y J.W. Anderson también presentaron desfiles.
 

Prada: conceptual y comercial


 
Al igual que la invitación, una maqueta de tamaño natural de una camisa de guinga (tela a cuadros) roja hecha de papel encerado, la guinga aparece en una docena de looks de esta colección primavera-verano 2023 de Prada.


Prada Primavera- Verano 2023 - Prada


Todo ello se desveló en la Prada Torre, el espacio que se asemeja a una catedral de la marca, redecorado con enormes rollos de papel blanco ecológico, con ventanas y enclaves recortados dignos de De Chirico.
 
Pero primero llegaron los trajes de corte perfecto super 100, que reúne pulcros y elegantes materiales clásicos de Prada y la generosa silueta belga de Raf Simons. Todo ello anclado en una nueva y maravillosa gama de botas de falso vaquero con la punta hacia arriba, que tendrá una gran influencia.

Le siguieron inmediatamente los looks de cuero estrujado y un quinteto de denim desteñido, ya sean shorts, camisas de cirujano, tops o chalecos.  Pero el material predominante era la guinga, vista en camisas de abeto; trincheras o gabardinas.
 
Hubo un tiempo, hace 40 años, antes de que se pusiera de moda la cocina italiana, en que la guinga se asociaba a los restaurantes baratos que servían espaguetis a la boloñesa. Por eso, a una marca de lujo como Prada le pareció bastante inteligente descontextualizar irónicamente el tejido y convertirlo en algo elegante.
 
Sin embargo, a pesar de toda la ingeniosa ironía, no fue un espectáculo sin fallas. La mezcla de la banda sonora de Sonic Youth parecía más bombástica que dramática. Y, en un Prada obsesionado con los influencers, el motivo por el que la casa decidió vestirlos con ropa de invierno fue voluntariamente excéntrico. Ver a jóvenes ensimismados deambulando en el sofocante calor con pesados abrigos de espía de cuero, suéteres de lana trenzados y blazers con pieles incrustadas era bastante absurdo.
 
Después del show, estrellas como Jake Gyllenhaal, Jeff Goldblum y Rami Malek entraron en el backstage con los ojos muy abiertos y asombrados mientras abrazaban a Miuccia Prada.
 
Al menos llevaban ropa de verano.
 

Etro: Utopía en medio de un cambio de guardia


 
El fin de una era en Etro, y un elegante cambio de guardia, ya que Kean Etro presentó su última colección, titulada "Utopía", para la casa de moda que fundó su padre, con un estilo optimista y elegante.


Etro Primavera- Verano 2023 - Etro


En el jardín de la mayor escuela de negocios de Italia, Nuovo Bocconi, con el reparto paseando bajo una pasarela modernista con columnas, las colecciones incluían todo lo que es bueno del sentido del diseño de Kean: tejidos extraordinarios; sedas bellamente estampadas; alta actitud bohemia y sastrería con clase.
 
Lo que mejor funcionó este fin de semana fueron las camisas y chilabas de seda con estampado Art Liberté flotante; las prendas de punto ligeras y delgadas con ribetes de satén; las batas de seda con estampado de cachemira flotante con camiones de baño a juego y algunos trajes de pijama de seda divinos con detalles de “Chinoiserie”.
 
Aunque los mejores momentos de Kean fueron los blazers con bordados florales plateados; las camisas de vestir de fantasía y un magnífico traje de seda de corte pijamero de color naranja amargo, llevado por un modelo con los pies descalzos. Pedía a gritos que lo comprara una estrella del rock.
 
Antes del desfile, Kean hizo que un poeta llamara a muchos editores para que recitaran un poema elegido personalmente. En el caso de este editor, la elección fue Victor Hugo.
 
"Como diría Oscar Wilde, la utopía es esencial para cualquier progreso de la sociedad, y para cualquier esfuerzo creativo. Eso es lo que he intentado mostrar aquí estas últimas décadas. En cierto sentido, la utopía es la ausencia de ego. Lo cual sé que es difícil, especialmente en la moda", explicó Kean en un debate previo a la exposición.
 
Cuando se le preguntó cómo se sentía al ir al desfile, respondió: "Estoy bastante relajado. La otra cara de la moneda es que estoy feliz por una nueva vida. Vamos a ver cómo reacciono en los próximos seis meses. Nunca se sabe. Pero mi sensación es '¡vaya, después de 25 años por fin soy libre!", se reía Kean.
 
En el último cuarto de siglo, Kean hizo un corte en la moda milanesa con sus brillantes diseños y shows. Una vez construyó un lavadero de coches en un espectáculo; y en otra temporada condujo bueyes y carros apilados con modelos por las principales calles de Milán. Ahora, él y su hermana Veronica seguirán siendo asesores de la marca, manteniendo un estrecho vínculo, esencial en Italia, donde la famiglia sigue siendo fundamental.
 
El cambio se produce un año después de que el gigantesco conglomerado francés LVMH, a través de L Catterton, adquiriera una participación mayoritaria de Etro, en una operación que valoró la marca en 500 millones de euros.
 
Etro anunció recientemente que había nombrado a Marco de Vincenzo director creativo de la marca. Él debutará en la próxima temporada de ropa femenina de Milán, en septiembre. De Vincenzo, un aclamado diseñador independiente e importante colaborador de Fendi durante más de una década, ha sido durante mucho tiempo señalado para dirigir una gran casa.


J.W. Anderson: Genial, pero efectista


 
El desfile más esperado del domingo fue el debut en Italia del diseñador más popular de Londres Jonathan Anderson y su marca J.W. Anderson, y el resultado fue un show y una gran colección que logró ser genial, pero efectista.


JW Anderson - Primavera- Verano 2023 - Menswear - Milán - © PixelFormula


Los invitados fueron recibidos en la fábrica en ruinas del este de Milán por media docena de estatuas vivas, modelos escuálidos vestidos con ropa interior de lana, tops e incluso suspensores y máscaras. Todos ellos se encaramaban a cubos grises pálidos y se negaban rotundamente a mirar a nadie.
 
La gran idea de Anderson esta temporada, y no por primera vez, fue añadir objetos a las prendas: colocar bisagras de la parte trasera de los blazers o añadir aberturas metálicas de latas, pequeños discos y códigos de barras ampliados a sudaderas, tops, pantalones y camisetas.
 
Él se inspiró en la relectura al releer The Pitchfork Disney, el violento melodrama surrealista de Philip Ridley de principios de los 90, escrito cuando era estudiante en St Martin's.
 
"Me llamó la atención la idea de la conmoción del teatro en aquella época. El hecho de coger normas de ropa y volver a montarlas mecánicamente, como bisagras o guantes industriales. Reconstruir las prendas y volverlas encogidas o sobredimensionadas, o acabadas con códigos de barras y discos. Y volver a la deconstrucción", explicó Anderson tras el desfile.
 
Su otra gran idea fue incorporar a Rembrandt; utilizar un conocido autorretrato de 1630 como invitación, reproducido en su tamaño original exactom y colocarlo en suéteres de lana de gran tamaño. La firma distintiva de Rembrandt, el gorjal, incluso se convirtió en el escote con volantes de un suéter gris oscuro.
 
"Durante la pandemia me obsesioné con el clasicismo. Me pareció que este autorretrato era uno de los más importantes de los últimos 500 años del arte occidental. Ya que muestra un descaro hacia Rembrandt. Siempre pensamos que somos tan modernos hoy en día, pero él había convertido el autorretrato en un gran arte. Rembrandt hizo esto hace muchos, muchos años. Así que, por mucho que queramos reinventarnos, estas cosas ya existían", opinó el diseñador norirlandés.
 
Aunque pronunciando una opinión que necesariamente comparten la mayoría de los fans de Rembrandt van Rijn. ¿Qué hay del joven artista emergente de 1929, seguro de sí mismo, que se ve en la Mauritshuis; o de su artista mundano y sabio con un caballete en Kenwood House de 1665?
 
Lo que sea, “de gustibus non disputandum est”.
 
La elección de Jonathan se convirtió incluso en un club nocturno, sonriendo benignamente en decenas de grandes globos, mientras cientos de personas se apresuraban a encontrar una bebida en la fiesta posterior al show del diseñador.
 

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.