×
225
Fashion Jobs
Publicado el
16 sept. 2022
Tiempo de lectura
5 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Subida de precios y aumento de inventario, los ajustes de Inditex en 2022

Publicado el
16 sept. 2022

Los resultados siguen acompañando al grupo Inditex en su nueva era bajo la presidencia de Marta Ortega. Así lo reflejan los datos del primer semestre del ejercicio, publicados el pasado miércoles 14 de septiembre, con unas ventas que se elevaron un 24,5 % hasta 14 845 millones de euros, un Ebitda que creció un 30 % hasta 4029 millones de euros y un beneficio neto que aumentó un 41 % hasta 1794 millones de euros. Un “fuerte desempeño operativo” del modelo integrado del grupo que se tradujo en “máximos históricos” que, no obstante, contrastan con el contexto internacional marcado por la incertidumbre de la inflación, el impacto de la guerra y los ecos de la pandemia.


Maquillaje de Diane Kendal para Zara - Zara


Por cadenas, Zara (que presenta sus resultados de facturación junto a la enseña de decoración Zara Home) se mantiene como marca líder del grupo. En el primer semestre del año, la hermana mayor de Inditex registró unas ventas de 10 927 millones de euros, lo que supone un aumento de 29 % con respecto a los 8488 millones de euros registrados en el mismo periodo de un año antes. 


Oysho, el único formato que vende menos

El segundo formato en volumen de facturación lo registró Bershka, con un aumento del 15 % hasta 1055 millones; mientras que Pull&Bear ocupó el tercer lugar, con ventas un 19 % superiores hasta 936 millones de euros. Stradivarius, por su parte, creció un 17 % hasta 913 millones de euros y Massimo Dutti lo hizo un 10 % hasta 721 millones de euros. La única marca en acusar un retroceso fue Oysho, la cadena más pequeña del grupo desde la desaparición de Uterqüe, cuyas ventas se contrajeron un 4 % hasta 293 millones de euros. No obstante, ni Massimo Dutti, ni Bershka ni Oysho han conseguido recuperar los datos de facturación registrados en el primer semestre de 2019, antes del estallido de la pandemia.

Por mercados, América ha sido la zona que más ha elevado su peso en los primeros 6 meses del año, al suponer un 20,1 % de las ventas totales, frente al 17,3 % registrado en el mismo periodo del año anterior. Precisamente en 2021, Estados Unidos se convirtió en el segundo mercado de Inditex por volumen de facturación, sólo por detrás de España. En el primer semestre, el mercado nacional representó un 14,2 % de las ventas totales, frente al 14,1 % de los primeros 6 meses de 2021.


La cadena Oysho acaba de lanzar su primera app de training - Oysho


Al margen de España, Europa registró un 46,3% de las ventas totales, durante un periodo en el que Inditex se vio obligada a detener temporalmente sus operaciones en Rusia y Ucrania. La única región en retroceso es Asia, con una caída del 22,5 % el año pasado al 19,4 %, sufriendo el impacto de los diversos cierres y confinamientos en China en lo que va de año. Actualmente, Inditex opera en 215 mercados “con baja cuota en un sector altamente fragmentado”.


Continúa el cierre de tiendas físicas



Después de haber llevado a cabo aperturas en hasta 24 mercados, la compañía fundada por Amancio Ortega cerró el semestre el pasado 31 de julio con un total de 6370 tiendas, lo que supone 284 cierres netos con respecto al mismo periodo de 2021. Con respecto a la red física que presentaba la empresa antes del estallido de la pandemia, esta se ha contraído un 14,1 % tras haber efectuado 1050 cierres netos. 

Cabe destacar que las 82 tiendas con las que operaba Uterqüe el año pasado ya han sido cerradas y que Pull&Bear es la única cadena en haber aumentado su número de tiendas con respecto al primer semestre de 2021, al pasar de 864 a 866 establecimientos. Pese a haber acusado 33 cierres, Zara sigue a la cabeza del grupo con 1946 tiendas.

Mayor inventario ante los problemas de la cadena de suministro



De cara a la campaña otoño/invierno, el grupo con sede en Arteixo (A Coruña) ha anticipado “temporalmente” las entradas de inventario, con el objetivo de “incrementar la disponibilidad de producto ante posibles tensiones en la cadena de suministro”. Por esta razón, el inventario aumentó un 43 % a fecha del 31 de julio, mientras que al 11 de septiembre los niveles de inventario fueron un 33 % superiores.


El e-commerce representará un 30 % de la facturación en - Massimo Dutti


De esta forma, el grupo detalló durante la conferencia con analistas financieros que este adelanto de compras se mantiene en la línea de lo que han efectuado otras compañías del sector. Asimismo, la empresa mantendrá su estrategia de aprovisionamiento de proximidad durante la temporada. Combinada con la capacidad de respuesta y la flexibilidad del negocio, permite “una reacción rápida a las tendencias de la moda y permite disfrutar de una posición única en el mercado”.


Subidas “selectivas” de precios



Al igual que ya ocurrió en la campaña pasada, cuando el grupo anunció incrementos de precios de en torno a un 2 % en España y Portugal como respuesta a la inflación global, Inditex aplicará “subidas selectivas de precios de un dígito” en las colecciones de otoño/invierno. Según indicó Marcos López, director de mercado de capitales de la compañía, durante la comparecencia ante los analistas, el grupo mantendrá su “política de precios estable”. No obstante, el ejecutivo señaló que ante “impactos temporales derivados de la inflación, en ciertos mercados hay que intentar ajustar los precios” con el objetivo de absorber el efecto en el margen bruto.

De nuevo, tal y como ocurrió en la presentación de resultados anuales del pasado mes de marzo, el consejero delegado de la empresa gallega, Óscar García Maceiras, aseguró que las intenciones de Inditex pasan por mantener su modelo de negocio de “alta calidad a precios razonables”, de manera que el incremento de precios será puntual y variará en función de diversos factores, tales como las categorías de producto o los formatos comerciales.

Con respecto a la controvertida implementación de la política de cobros por las devoluciones online, que Zara inició en una selección de mercados el otoño pasado, la compañía aseguró que no ha tenido “impacto en absoluto” en las ventas, sino que ha sido “extremadamente bien aceptada". Además, la compañía celebró los efectos de la medida, que han implicado el incremento de devoluciones en las tiendas físicas así como la reducción del periodo de devolución por parte de los clientes. “Desde la perspectiva de la sostenibilidad, los clientes han comprendido que se trata de una tendencia que se implantará en toda la industria en los próximos años”.

La compañía, que tiene previsto cerrar el ejercicio con una inversión de 1100 millones de euros en tiendas, online y logística, aspira a que el e-commerce represente un 30 % de la facturación del grupo en 2024. “Nuestro modelo de negocio está funcionando a pleno rendimiento y tiene un gran potencial de crecimiento a futuro”, aseguró Óscar García Maceiras, concluyendo que “las preocupaciones macroeconómicas son comprensibles, pero tenemos mucha confianza en las oportunidades de crecimiento a largo plazo”.
 

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.