×
193
Fashion Jobs
keyboard_arrow_left
keyboard_arrow_right

Sears contrata a una empresa para liquidar su stock en caso de que el rescate de la compañía fracase

Por
Reuters API
Traducido por
Eva Gracia Morales
Publicado el
today 7 ene. 2019
Tiempo de lectura
access_time 4 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Una compañía especializada en liquidar grandes volúmenes de stock es la primera en la lista para acometer una de las tareas más desalentadoras del sector del retail en EE. UU.: cerrar la cadena de grandes almacenes Sears, con 126 años de historia, según apuntaron este domingo fuentes relacionadas con la operación. 


Reuters


Sears se ha alineado con Abacus Advisory Group LLC, con sede en Closter, Nueva Jersey, para dar salida a los generosos inventarios de herramientas, electrodomésticos y distintos accesorios de la cadena en caso de que las negociaciones con el presidente, Edward Lampert, sobre su oferta de compra por 4 400 millones de dólares (3844,57 millones de euros) concluyan sin éxito, según apuntaron dichas fuentes.

La oferta de Lampert por rescatar a Sears a través de su fondo de cobertura, ESL Investments, no ha fructificado hasta el momento. Las fuentes de la operación señalaron que el empresario multimillonario y Sears están debatiendo para resolver los puntos delicados de la oferta y tienen como fecha límite para alcanzar un acuerdo este martes, después de que las negociaciones se hayan prolongado más allá de la fecha límite del pasado viernes.

La propuesta presentada por Lampert en una carta el pasado 28 de diciembre conservaría 425 tiendas Sears y 50 000 empleos en Estados Unidos, de los 68 000 que ahora dependen de la empresa.

Antes de contar con Abacus, Sears tanteó también a una empresa dirigida por el magnate Jay Schottenstein con el objetivo de ayudar a la cadena a deshacerse de su stock en caso de liquidación, según las fuentes. Schottenstein es el director ejecutivo de la firma de ropa para un público adolescente American Eagle Outfitters y, también, presidente de la compañía de calzado DSW Inc.

Las fuentes pidieron no ser identificadas al tratarse este de un asunto confidencial. Sears y Alan Cohen, presidente de Abbacus, declinaron por su parte hacer comentarios. Y Schottenstein no pudo ser contactado para aportar su versión.

Abacus cuenta con una relación de 16 años con Sears, después de haber liquidado más de 800 tiendas de la cadena, que tiempo atrás fue un referente, desde el año 2002, según documentos de la empresa. Sears ya habría contratado a Abacus como consultor tras declararse en bancarrota, pero decidió aceptar ofertas de otros liquidadores.

Finalmente, Sears decidió continuar trabajando con Abacus el pasado viernes, después de rechazar las propuestas de otros operadores, que habían trabajado en algunas de las grandes liquidaciones de los últimos años, como Bon-Ton Stores, Inc. Toys ‘R’ Us y Sears Canadá. 

Abacus, por su parte, también ha trabajado en distintas liquidaciones, entre las que se incluyen Filene’s Basement y Service Merchandise Corp, como señala su página web.

Reclamaciones administrativas

Un punto crucial de controversia en las negociaciones entre Lampert y Sears el pasado domingo fue la cuestión de si la oferta de Lampert valoró adecuadamente las llamadas reclamaciones administrativas, el término legal para referirse a los costes de quiebra que Sears ha acumulado desde que se declaró en bancarrota el pasado 15 de octubre, como apuntaron las fuentes cercanas al caso.

Esos costes incluyen las facturas de abogados y asesores financieros que, se estima, pueden alcanzar los 200 millones de dólares. En este escenario, Lampert estaría dispuesto a cubrir ese déficit si Sears no pudiera pagar todas las facturas, tal y como destacaron las fuentes.

La oferta de Lampert propone también condonar los 1 300 millones de dólares (1135,89 millones de euros) de deuda de Sears a cambio de la propiedad de la empresa, una maniobra conocida como oferta de crédito.

Además, Lampert busca la liberación de una exposición legal relacionada con una serie de transacciones que realizó con la cadena antes de que esta solicitara protección por quiebra. Esa operación lo convirtió en el mayor acreedor de la compañía, así como su mayor accionista.

La propuesta de Lampert no incluía poner dinero en efectivo para respaldar la oferta de crédito. Las fuentes consultadas aseguran que eso ha generado una preocupación en las negociaciones, pues sigue existiendo la posibilidad de que la operación no sea permitida en los tribunales, debido a las investigaciones en curso sobre los acuerdos previos a la bancarrota de Lampert, que él asegura que fueron adecuados.

Parece improbable que la oferta de compra de Lampert prospere si no se resuelven los distintos puntos de duda relacionados con la oferta de crédito propuesta y la liberación legal.

Los acreedores no asegurados han presionado a Sears para que se liquide, en parte porque afirman que obtendrán una mejor recuperación de su inversión si lo hace.

Esos acreedores, que incluyen a los propietarios y poseedores de bonos de Sears, también han cuestionado los movimientos previos a la bancarrota entre Lampert y la cadena. 

© Thomson Reuters 2019 All rights reserved.

Tags :
Otro
Moda
Negocios