Richemont se prepara para un contexto difícil

El grupo suizo Richemont, el número dos del lujo a nivel mundial, publicó sus cifras de ventas para el tercer trimestre, marcadas por la contracción en Europa y la fuerte presión en Asia.


Richemont sintió la contracción de las ventas en la industria del lujo

Entre octubre y finales de diciembre, sus ventas ascendieron a 2.900 millones de euros, un +3% año tras año, según afirmó el grupo con sede en Ginebra que se vio beneficiado por la debilidad de la moneda única tras la conversión de sus cuentas en euros.

Excluyendo los efectos cambiarios, sin embargo, disminuyeron un 4%, dijo la compañía en un comunicado que detalla sus ventas para el tercer trimestre de su año fiscal 2015/16.

Europa había experimentado un fuerte crecimiento durante los primeros seis meses del año. Pero durante los siguientes tres meses, las ventas cayeron un 3% por la contracción en el turismo a partir de noviembre.

En Asia-Pacífico sus ventas siguieron a la baja, cayendo un 9% después de una contracción del 17% en el primer semestre, en un entorno que sigue siendo difícil para el segmento de la relojería en Hong Kong y Macao. Sin embargo, las ventas mejoraron en China.
En relojería, las ventas del grupo, cuya cartera de marcas incluye a Piaget e IWC, cayeron un 4% a tipos de cambio constantes.

Las casas de joyería, que incluyen a Cartier y Van Cleef & Arpels, registraron una caída del 5% en su facturación, afectada por la caída de las ventas en su gama de relojes; Richemont precisó que la demanda sigue siendo buena para la joyería.

El grupo espera que esta difícil situación se mantenga durante los próximos tres meses.

Copyright © AFP. Todos los derechos reservados. La reedición o redifusión de los contenidos en esta pantalla está expresamente prohibida sin el consentimiento escrito de AFP.

Business
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER