×
Traducido por
Hernandez Sebastian
Publicado el
7 jun. 2022
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Richemont refuerza su apuesta por el desarrollo sostenible

Traducido por
Hernandez Sebastian
Publicado el
7 jun. 2022

Richemont ratifica su compromiso con el medioambiente. El grupo suizo de lujo, propietario, entre otras, de la marca de joyería Cartier y de la firma de moda Chloé, detalla sus avances en esta materia en la publicación de su informe anual sobre la sostenibilidad, tras haber anunciado dos nombramientos clave en este campo a principio de año.


Chloé es la primera firma de moda del grupo en obtener la certificación B Corp - © PixelFormula


De hecho, la compañía ha nombrado por primera vez a una directora de desarrollo sostenible, confiando este puesto, creado en febrero, a Bérangère Ruchat. La nueva ejecutiva nombró tras su llegada a Jasmine Whitbread como presidenta del comité de dirección y sostenibilidad. Esta última se unió a la junta directiva de Richemont en 2021 como directora no ejecutiva.

"Continuamos acelerando nuestros esfuerzos en sostenibilidad a lo largo del año fiscal 2021/2022, logrando nuestras metas a corto, medio y largo plazo. Con la llegada de Bérangère Ruchat y Jasmine Whitbread, estamos fortaleciendo nuestro objetivo de desarrollo sostenible y sentamos las bases que permitirán un progreso ambiental y social de escala global en nuestras operaciones y cadenas de suministro", apuntó el director financiero Burkhart Grund en un comunicado.

En materia de impacto ambiental, el conglomerado suizo, que finalizó su año fiscal 2021/2022 con un beneficio neto de 2000 millones de euros (un alza del 61 %) y una facturación de 19 181 millones de euros (incremento anual del 44 %), confirma sus ambiciosos objetivos en el citado informe. En particular, aspira a poder utilizar electricidad 100 % renovable en todas sus instalaciones para 2025. Por el momento, la tasa de conversión ha alcanzado el 92 %. También señala que está "en camino de eliminar el cloruro de polivinilo (PVC) de sus productos y packagings para diciembre de 2022".

La compañía también indica que ha realizado donaciones por un total de 42 millones de euros destinadas a proyectos en los ámbitos de la salud, el desarrollo social y económico, la educación y el bienestar de la mujer y la infancia. Se trata de un aumento de hasta un 17 % en su compromiso financiero en comparación con el año anterior y de un 40 % en cinco años.

Por último, Richemont publicó los resultados de su primera evaluación de impacto social del producto (product social impact assessment, PSIA) sobre la minería de oro artesanal a pequeña escala. Esto le permitió evaluar a operadores específicos y medir su desempeño individual en términos sociales y de derechos humanos, según destaca la empresa. El objetivo es lograr el 100 % de igualdad salarial para 2024.

Estos avances ecológicos han sido particularmente visibles a través de la transformación de Chloé, marca que ha dado un giro de 180 grados desde el verano de 2020, comprometiéndose con un proceso de producción ecorresponsable liderado por su directora artística, Gabriela Hearst. De hecho, tal y como recuerda el grupo, Chloé fue la primera firma del grupo en obtener la certificación B Corp en octubre de 2021, una de las más exigentes en cuanto al impacto social y medioambiental de las marcas.

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.