×
Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
13 nov. 2020
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Revlon evita la bancarrota pero las ventas caen un 20 %

Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
13 nov. 2020

La empresa de cosméticos Revlon anunció el jueves que ya no tendrá que acogerse al Capítulo 11 de la Ley de Quiebras gracias a un acuerdo de última hora, aunque también anunció una caída de beneficios del 20,1 % en el tercer trimestre.


Revlon ya no cree que tenga que declararse en bancarrota - Instagram: @revlon / @futilitiesmore

 
A principios de este mes, el grupo de belleza había anunciado que podría tener que solicitar la protección de bancarrota si a mediados de noviembre aún tenía bonos en circulación por valor de 342,8 millones de dólares, una situación que habría acelerado el pago de las demás deudas de la empresa.
 
Sin embargo, los titulares de aproximadamente 236 millones de dólares, o el 68,8 % de estos bonos en circulación, han hecho una oferta de intercambio con Revlon. La empresa les ofreció 32,5 centavos de dólar en efectivo por sus bonos o una combinación de efectivo y deuda nueva.

Según Revlon, esta operación es suficiente para considerar que ningún procedimiento de quiebra o insolvencia resulta necesario actualmente.

El jueves la empresa informó también de sus resultados financieros en el tercer trimestre concluido el 30 de septiembre de 2020. Las ventas netas durante el periodo ascendieron a 477,1 millones de dólares, un 20,1 % menos que en el mismo periodo del año anterior cuando registraron 596,8 millones de dólares. Esta reducción se debió en gran parte al impacto negativo del Covid-19, que se compensó parcialmente por un aumento del 13 % en las ventas electrónicas del grupo.
 
Las ventas del segmento de Revlon, buque insignia de la empresa y que incluye las marcas de cosméticos de su mismo nombre, se redujeron un 23,6 % hasta los 166 millones de dólares en el trimestre. Esto puso de manifiesto una caída del 13,6 % en América del Norte y del 32,1 % en los ingresos internacionales, que se vieron muy afectados por la caída de ventas de la cosmética y los productos profesionales para el cuidado del cabello.
 
En el segmento de Elizabeth Arden, los ingresos cayeron un 13,7 % hasta los 106,3 millones de dólares, y las ventas en América del Norte y a nivel internacional se redujeron un 3,4 y un 19,1 %, respectivamente.
 
El segmento cartera de marcas de la empresa, que incluye las marcas Almay, SinfulColors, American Crew y CND, registró unas ventas netas de 99,6 millones de dólares, lo que supone un descenso del 15,7 % con respecto al año anterior, mientras que el segmento de perfumería de la empresa sufrió una caída de ingresos del 23,8 %, situándose en los 105,2 millones de dólares.
 
"Aunque el Covid-19 sigue teniendo un impacto significativo tanto en la industria de la belleza en general como en nuestro negocio, me complace que los resultados del tercer trimestre de 2020 reflejen una mejora secuencial en la reducción de nuestras ventas netas en comparación con el trimestre anterior", declaraba en un comunicado la presidenta y directora general de Revlon, Debra Perelman.
 
En general, la pérdida neta del tercer trimestre de Revlon llegó hasta los 44,5 millones de dólares o 0,83 dólares por acción diluida, frente a una pérdida de 44,7 millones de dólares o 0,84 dólares por acción diluida en el mismo periodo del año anterior.
 
Si tenemos en cuenta los dos primeros trimestres del año fiscal, los ingresos de la empresa ascendieron a 1280 millones de dólares hasta la fecha, frente a los 1720 millones de dólares obtenidos en el mismo periodo del año anterior. Las pérdidas netas durante el periodo de nueve meses fueron de 385,2 millones de dólares o 7,22 dólares por acción diluida, por debajo de las pérdidas anteriores de 183,5 millones o 7,99 dólares por acción diluida.
 
Revlon no ha ofrecido previsiones financieras para el cuarto trimestre ni el año fiscal en su conjunto.

Copyright © 2020 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.