×
180
Fashion Jobs

Reino Unido: soplan aires de recuperación

Publicado el
today 18 sept. 2013
Tiempo de lectura
access_time 3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

En ocasión de la presentación de los resultados de Next el pasado 12 de septiembre, su director general Lord Wolfson se mostraba muy optimista: “Ahora nos encontramos en un momento clave en el que hemos superado el crédito crunch (las restricciones de las condiciones de crédito) y en el que empezamos a apreciar el inicio de la recuperación”.

Oxford Street en Londres | Foto AFP


Dichas declaraciones, que coinciden con las de otros dirigentes del sector, reflejan la reciente mejora de las ventas del sector de la confección. Las excepcionales condiciones meteorológicas de julio y agosto en Inglaterra han contribuido a aumentar las ventas estivales: el valor de las ventas del canal minorista han progresado en julio con un 3,9% en un año en valor absoluto, y un +2,2% en términos comparables, según el BRC, el organismo que supervisa el sector de la distribución. El periodo de calma se prolongó hasta agosto, con un crecimiento del 3,6% de las ventas y del 1,8% en términos comparables.

El sector de la confección se ha portado particularmente bien alcanzando el primer puesto de las mejores ventas en la categoría no alimentara. Además, ha salvado el sector de las ventas online, que entre junio y julio experimentó su menor tasa de crecimiento desde enero de 2010 en Reino Unido. Además de las condiciones meteorológicas, los expertos han justificado la mejora de las ventas por el impacto positivo de eventos de felicidad: el nacimiento del bebé real así como las victorias deportivas inglesas en Wimbledon y en el Tour de Francia han contribuido a aumentar la confianza de los hogares británicos. El retorno del apetito de los consumidores por ir de compras se viene acompañado por un drástico descenso de precios en el sector: en un año, los precios del sector moda y calzado han bajado un 9,7%, la caída más elevada registrada por el índice Nielsen Shop Price desde su creación en diciembre de 2006.

En cambio, los expertos permanecen prudentes ante la duración de esta tendencia positiva: “Ahora los distribuidores van a intentar vender las líneas sobrantes de la temporada estival y rezan para que no se prolongue el verano, lo cual podría comprometer las ventas de las colecciones de la temporada otoño-invierno que ya están en las tiendas”, explica Clive Black, analista para shore capital.

Los signos positivos empiezan a multiplicarse: el Banco Central de Inglaterra acaba de presentar sus previsiones de crecimiento para el tercer trimestre hasta 0,7% frente al 0,5% de las anteriores estimaciones, consecuencia de una mejora del consumo de los hogares. Los directores financieros de los principales grupos de distribución del Reino Unido apuestan por un crecimiento del sector en los próximos 12 meses: según un estudio realizado por el banco británico RBS y el gabinete de consejo BDO, 4 directores financieros encuestados de cada 5 esperan una mejora significativa. “Si se continúan publicando tan buenos indicadores macroeconómicos continúa hasta mediados de otoño, el sector en general y los supervivientes de esta profunda recesión podrán disfrutar de un buen periodo de Navidad” estima Clive Black.

Pero mientras, el sector británico de la confección sigue aprendiendo lecciones de la crisis. Según un estudio publicado en agosto por el gabinete de estudios Conlumino, el aumento del paro desde 2007 ha erosionado de manera considerable el sector de las ventas de ropa en el marco profesional: según el gabinete, en los cinco últimos años se han dejado de vender trajes y ropa business por un valor de 706 millones de libras (825 millones de euros).

Copyright © 2020 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Tags :
Distribución