París y su alta costura, un destino cada vez más atractivo

Símbolo del prestigio de la moda en Francia, la Semana de la alta costura se ha hecho un nombre en las últimas temporadas, atrayendo cada vez más miembros invitados. Esta semana de la costura es algo menos frecuentada y, sobre todo, tiene lugar justo después del maratón de desfiles masculinos, el mejor momento de las ventas de precolecciones femeninas. El evento atrae cada vez más marcas que ya no se adaptan al agitado calendario de las Fashion Weeks tradicionales.
 
Ver desfile
Desfile de alta costura de Christian Dior en enero pasado © PixelFormula © PixelFormula © PixelFormula - © PixelFormula

La próxima edición tendrá lugar del 2 al 6 de julio en París y presentará las colecciones otoño-invierno 2017-18, con un nutrido calendario con cerca de 36 desfiles y no menos de cinco nuevos nombres (A.F. Vandevorst, Azzaro, Proenza Schouler, Rodarte y Ronald van der Kemp) invitados.

En la última edición de enero, seis nuevos miembros llegaron al evento y cinco más en julio de 2016, mientras que anteriormente sólo se aceptaban dos o tres nuevos nombres por temporada. Por su parte, de las casas consideradas de alta costura, como Chanel y Christian Dior, no habrá más de diez.

Vetements, la marca de inspiración streetwear bajo la dirección de Demna Gvasalia, también director artístico de Balenciaga, fue la primera que dejó la Semana femenina en julio de 2016 para sumarse al calendario de la alta costura como miembro invitado. Un año más tarde, la firma cambia de nuevo su estrategia y deja la Semana de la alta costura por exceso de gente, para su gusto. Para esta temporada, ha optado por una presentar su colección durante la semana masculina.

"La alta costura presenta en julio lo que las mujeres van a usar en invierno. Con las Fashion Week, hemos confundido dos momentos completamente diferentes: el de la venta, que consiste en presentar la colección a los compradores un año antes para tener tiempo de ver su reacción y comenzar la producción, y el de la comunicación", analiza el jefe de Première Vision, Philippe Pasquet

Ver desfile
Proenza Schouler dejó Nueva York para desfilar enla Semana de la alta costura parisina esta temporada © PixelFormula © PixelFormula © PixelFormula - © PixelFormula

Las marcas analizan los cambios a los que se enfrenta el sistema de la moda. Para la mujer, los desfiles de marzo y octubre no son las fechas más indicadas, al ser demasiado temprano o demasiado tarde, dependiendo de las estrategias de las marcas”, dijo Stéphane Wargnier, director de estudios en la Cámarca Sindical y responsable de la comunicación de Petit Bateau.

“Cabe destacar que las precolecciones, que representan cerca del 80% de las ventas, se han convertido hoy en algo muy avanzado”, señaló. De hecho, cada vez más marcas desean anticipar el envío para asegurar una mayor vida útil para sus colecciones. De esto se desprende el enfoque en las precolecciones y los desfiles femeninos al inicio de la temporada. Es por esta razón que las marcas americanas Rodarte y Proenza Schouler decidieron mudarse a París para desfilar en la Alta costura.

Proenza Schouler anunció en enero "su decisión de abandonar el calendario tradicional del prêt-à-porter para perseguir un modelo de negocio más alineado con las realidades del comercio de hoy". Conocido por su vanguardismo, el sello de Nueva York dirigido por Lazaro Hernández y Jack McCollough se presentará el domingo 2 de julio en un único desfile de la colección principal y de crucero.

La Semana de alta costura es apreciada también por otras razones. No sólo atrae a compradores de todo el mundo, también permite a las marcas jóvenes salir del anonimato en el que las sumergen las semanas de la moda tradicionales, mientras que muestran sus habilidades. Como afirma Bradly Dunn Klerks, CEO de la marca holandesa Iris Van Herpen, que celebrará su décimo aniversario con su desfile del 3 de julio, "para los diseñadores como Iris, que quieren mostrar una historia y construir un legado, la semana de alta costura proporciona la plataforma ideal, donde los compradores y periodistas se toman el tiempo para ver las colecciones".
 
Ver desfile
Desfile de alta costura de Iris Van Herpen en enero de 2017 © PixelFormula © PixelFormula © PixelFormula - © PixelFormula

"Con la presencia online, las estaciones ya no importan. Ya no vemos la diferencia entre el invierno y el verano en las colecciones. Ya que el sistema se encuentra en plena ruptura. La semana de la alta costura es el único momento en el que los periodistas y diseñadores pueden realmente hablar. Para los diseñadores, esta semana tiene un impacto real", apuntó.

"No hay más espacio en el calendario normal. La Semana de la moda de París está muy saturada, mientras que en la alta costura hay, sin duda, mayor visibilidad. Como resultado, muchos jóvenes comienzan por la alta costura y luego se trasladan al prêt-à-porter", afirmó Laura Mancini, quie fundó su propia marca de prêt-à-couture en 2014.

Para darse a conocer, en los dos últimos años la diseñadora originaria de Puglia y con sede en Milán ha elegido desfilar en el momento de las precolecciones en la Semana de la moda de Dubái, donde "hay menos confusión y, por lo tanto, una mayor visibilidad y oportunidad de concretar ventas. Participar en Dubái me cuesta menos que una sesión de fotos. Con el lookbook que hago allí, presento la colección en un showroom en París con todo el equipo. Por lo tanto, es más fácil. Lo que es importante es vender, más que ser conocido", concluyó.

Traducido por Hernández Moya Sebastián

Copyright © 2019 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Desfiles
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER