ONG piden a firmas textiles no mirar "hacia otro lado" en el aniversario del derrumbe del Rana Plaza

MADRID - Diversas ONG han pedido a las grandes firmas "no mirar hacia otro lado" con motivo del primer aniversario del derrumbe de una fábrica textil en el complejo Rana Plaza en Dhaka (Bangladesh) que se conmemora este jueves, un suceso en el que 1.133 personas murieron y más de 2.500 resultaron heridas, el pasado 24 de abril de 2013.

Aunque algunas de las empresas han abonado parte de las indemnizaciones, como el caso de la irlandesa Primark que el pasado mes de marzo pagó 10 millones de dólares --más de 7,17 millones de euros--, que se suman a los más de dos millones de dólares --1,43 millones de euros-- abonados en concepto de apoyo financiero a corto plazo y distribución de alimentos, la mayoría de las 27 firmas para las que trabajaban los talleres afectados siguen sin pagar a las víctimas del derrumbe, según denuncian las ONG.

Derrumbe del Rana Plaza el pasado 24 de abril de 2013

Tras la tragedia, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) puso en marcha un fondo de compensación que debía estar listo antes del primer aniversario y en el que se contemplaba alcanzar la cantidad de 40 millones de dólares (casi 30 millones de euros) para los trabajadores supervivientes, pues como denuncia la organización ActionAid, el 92 por ciento de ellos no podrán volver a trabajar. Sin embargo, en la actualidad, sólo se han aportado alrededor de 11 millones de euros, un tercio del total acordado.

Por ello, la organización Campaña Ropa Limpia (CCC por sus siglas en inglés) hizo llamamiento a los ciudadanos para pedir a las empresas que cumplieran su promesa "ante el peor accidente industrial de la historia de la industria textil" y lanzó una campaña en su web bajo el lema '¡Pagad ya!' pues, hasta la fecha, sólo se han comprometido a aportar fondos la canadiense Loblaw, las británicas Bon Marche y Premier Clothing, la danesa Mascot y las compañías españolas El Corte Inglés, Mango y Zara.

La organización CCC, con sede en Ámsterdam (Países Bajos), denuncia que, aunque el derrumbe impulsó a muchas de las grandes firmas de la industria textil a trabajar de forma conjunta para mejorar las medidas de seguridad de los empleados --a través del conocido como 'Acuerdo Rana Plaza'--, muchas de las compañías han evitado contribuir al fondo, alegando que la producción se había subcontratado al complejo empresarial sin su permiso o que se había finalizado antes del derrumbe. Otras compañías han manifestado su intención de elaborar sus propios planes para pagar las indemnizaciones.

En palabras de Ineke Zeldenrust, de CCC, "las marcas están decepcionando de nuevo a las personas trabajadoras". "Primero, les fallaron a la hora de garantizar que las fábricas que producen su ropa son seguras, y ahora, al no realizar contribuciones significativas al Fondo Fiduciario Voluntario, están fallando de nuevo a las personas supervivientes y a las familias que perdieron a sus seres queridos", ha lamentado.

"Las partes involucradas en el Comité de Coordinación Rana Plaza, incluyendo las marcas, llegaron a un acuerdo sobre el importe total necesario que cumplía los estándares de la OIT. Pero ahora, al no haber contribuido debidamente, las marcas están volviendo a hacer sufrir a las personas trabajadoras", denuncia Zeldenrust.

Por otro lado, HRW denunció recientemente que el Gobierno de Bangladesh debería actuar en contra de los propietarios de las fábricas textiles que intimidan y amenazan a los trabajadores que se organizan en sindicatos y perseguir a quienes atacan a los líderes sindicales. Al mismo tiempo, han reclamado a los compradores internacionales, entre los que se incluyen mayoristas estadounidenses y los minoristas europeos, deberían asegurar que sus proveedores bangladeshíes respeten los derechos laborales.

MODIFICACION DE LA LEGISLACION LABORAL

Bangladesh modificó en julio de 2013 su legislación laboral después de las críticas generalizadas que se produjeron tras el derrumbamiento del edificio Rana Plaza. A pesar de que el Ministerio de Trabajo se había negado en un primer momento a aceptar a la mayoría de sindicatos, las modificaciones han hecho que la formación de las organizaciones laborales sea más fácil, según HRW.

Sin embargo, la ONG denuncia que, hasta el momento, se han formado más de 50 sindicatos en las fábricas pero la ley estipula que para que puedan hacerlo deben contar con el apoyo del 30 por ciento de los trabajadores. Por esa razón, añade, las amenazas patronales y los actos de intimidación se suceden, especialmente en las fábricas que emplean a miles de personas.

A finales del año pasado, la Comisión gubernamental de Salarios de Bangladesh aprobó el incremento de un 77 por ciento del sueldo mensual de los trabajadores del sector textil tras una serie de huelgas en la industria durante los últimos meses. De este modo, el sueldo mínimo mensual de los trabajadores de nivel básico de la industria textil aumentará hasta 5.300 takas --50,15 euros-- en lugar de los 3.000 actuales --28,40 euros--.

EVENTOS EN MEMORIA DE LAS VICTIMAS

Varias organizaciones --entre las que se encuentran Asia Floor Wage Alliance, la Campaña Ropa Limpia, Human Rights Watch, IndustriALL Global Union, International Labor Rights Forum-ILRF, la Red de Solidaridad de la Maquila, UNI Global Union y Workers Rights Consortium, entre otras--, han organizado este jueves eventos en memoria de las víctimas, así como encuentros y actividades en todo el mundo. Además, en Bangladesh varias personas trabajadoras y miembros de sindicatos participarán en eventos conmemorativos, como una cadena humana en el lugar en el que se derrumbó el edificio.

Mientras, la plataforma Fashion Revolution Day también ha puesto en marcha una campaña que, con el lema 'La moda es una fuerza a tener en cuenta' hace un llamamiento a gobiernos, empresas, proveedores y consumidores para que este tipo de siniestros no se vuelvan a repetir.

En concreto, un total de 52 países de todo el mundo llevarán a cabo diversas acciones de concienciación y recuerdan a los ciudadanos que, aunque "puede parecer lejano ahora mismo" pueden "estar vistiendo una prenda que salió de allí". Por este motivo, piden usar la ropa "de adentro hacia afuera" para "aprender a mirar" de otro modo y preguntarse por su procedencia. En España, la plataforma desarrollará actuaciones en Gran Canaria, Murcia, Barcelona, Sevilla, Madrid, Santa Cruz de Tenerife, Vigo, Valencia, Zaragoza, San Sebastián, Sevilla.

Desde la OIT, su director general adjunto, Gilbert Houngbo, se encuentra en Bangladesh para conmemorar este aniversario, donde informará sobre los acuerdos firmados en la materia, entre ellos uno sobre protección de edificios y otro sobre indemnizaciones a las víctimas.

El sector textil de Bangladesh mueve unos 22.000 millones de dólares (15.780 millones de euros), lo que supone cuatro quintas partes de las exportaciones del país, con cerca del 60 por ciento de las exportaciones textiles destinadas a Europa y el 23 por ciento a Estados Unidos. Unos 3,6 millones de bangladeshíes trabajan en el sector textil, lo que convierte a este país de 155 millones de personas en el mayor exportador del sector, sólo superado por China.

Copyright © 2018 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de esta web sin su previo y expreso consentimiento.

Industria
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER