Moda en Downing Street: no se menciona el Brexit pero se habla de Chanel

Los más poderosos, o al menos 80 de ellos, esperaron pacientemente el martes en el número 10 de Downing Street a escuchar a Theresa May en la recepción para celebrar la moda británica y el intercambio internacional.

Pocas industrias están más preocupadas por la amenaza del Brexit que la de la moda, que depende de abastecimiento de todo el mundo, cadenas de comercios globales y diseñadores multinacionales. Aun así, en su discurso de tres minutos, May no mencionó el Brexit.


Ver desfile
Victoria Beckham - Primavera-Verano 2019 - Womenswear - Londres - © PixelFormula

Pero si habló de Chanel ante un público muy internacional que incluía a Anna Wintour, François-Henri Pinault y los diseñadores con base en Londres Christopher Kane (escocés), Erdem Moralioglu (turco canadiense) Sandra Choi (criada en Hong Kong), Molly Goddard and Alice Temperley (ambas británicas).

“Estoy encantada de escuchar que Chanel, una de las grandes damas del negocio de la moda, haya anunciado que está trasladando su sede central a Londres. Quiero vernos continuando este éxito”, dijo May, vestida con un traje de raya tiza y chaqueta con corte cruzado de Daniel Blake. Llevaba un abrigo negro del mismo diseñador que la vistió cuando conoció a Donald Trump, en enero.

“Durante años, la Fashion Week de Londres ha mostrado no solo los nombres importantes de la moda británica, sino también el talento emergente, casi siempre brillante. Esto es lo que hace destacar a Londres. Es lo que siempre le ha proporcionado al negocio de la moda de la ciudad el toque vanguardista”, añadía May, hablando tras Stephanie Phair,  la nueva presidenta del British Fashion Council, que copresentó el evento.

May alabó la moda como una industria de 32 000 millones de libras, dando empleo a 890.000 personas, elogiando a todos desde “Malene Oddershede Bach hasta Victoria Beckham organizando un evento en Londres por primera vez”.

Bach viene de Dinamarca, por cierto, Beckham de Essex.

“Acogemos algunos de los institutos de moda de mayor calidad del mundo. Nuestros diseñadores llevan el timón de las marcas globales. Y guiamos al mundo con diseño e innovación digital, con nombres como Matchesfashion, Net-a-Porter, ASOS y Farfetch, lanzadas en Reino Unido”, continuaba May, causando risas, ya que el trabajo diario de Phair es el de ejecutiva en Farfetch.

May añadió que “un talento excepcional con visado asegura que los diseñadores de moda líderes a nivel mundial puedan vivir y trabajar aquí”.

También reveló que el sector del gobierno dedicado a la industria creativa “investirá 150 millones de libras en negocios creativos, incluyendo diseño y moda” sin especificar en ninguno de los casos.
Phair habló primero, tras ser presentada por Caroline Rush, CEO de BFC, y acentuó que en este rango de cinco días, la Fashion Week de Londres había acogido a invitados de casi 50 países y de los cinco continentes.

Mencionó que el British Fashion Council había llevado a 150  medios de comunicación y minoristas internacionales a la capital,  con el gobierno apoyando las pasarelas “London Show Rooms” de diseñadores británicos emergentes durante la Fashion Week de París este mes. 

“Londres es la capital global de la moda”, insistía Phair, una opinion quizá no compartida por muchos parisinos.
 
“Esta Semana de la Moda de Londres ha tenido casi 120 shows de pasarela, presentaciones y eventos de 80 diseñadores globales, con un público internacional de unos 50 países. Nuestro objetivo en el British Fashion Council es cementar la reputación internacional de la moda británica”, añadía Phair.
 
“La moda es un negocio serio y sus condiciones de empleo son casi tan grandes como sus servicios financieros. En este tiempo de cambio, en el que lo digital está alterando el orden antiguo y las fronteras parecen estarse cerrando, recordemos que la moda une. La moda es un indicador cultural y el Reino Unido tiene la oportunidad de abogar por la creatividad de la “Brand Britain” en su epicentro cultural”, concluía Phair, mientras los invitados bebían “English Champagne”, un vino espumoso llamado Nyetimber con origen en West Sussex.

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Lujo - OtroIndustria
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER