Mink es la primera impresora 3D que produce maquillaje en casa

¿Alguna vez habéis visto un color que pensaste sería la sombra perfecta para tus ojos? Ahora, podéis crearlo de forma instantánea gracias a una nueva impresora de maquillaje 3D.


Después de años de desarrollo, la impresora Mink está finalmente disponible para su pedido por adelantado. El dispositivo portátil, que dice ser una primicia mundial, permite a los usuarios convertir cualquier foto en cosméticos utilizables.
 
La impresora trabaja tomando imágenes enviadas a través de la aplicación Mink e imprimiéndolas, utilizando cosméticos aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) en hojas de maquillaje especiales. El dispositivo, que pesa 2,2 libras y que puede caber en un bolso, puede imprimir un total de 16,7 millones de colores diferentes.
 
"El contenido de la belleza continúa pasando a ser digital y se aleja de la televisión tradicional y de la prensa escrita", dijo en un comunicado Grace Choi, directora ejecutiva y cofundadora de Mink.
 
"Los usuarios se están inspirando en estas imágenes, creando una oportunidad para aprovechar los datos de color de la imagen y transformarlos en maquillaje físico”, agregó.

“Los consumidores de hoy en día tienen mayores expectativas sobre cómo y dónde los productos que consumen encajan en su estilo de vida", indicó Janet Kim, presidenta y cofundadora.

La impresora se presentó por primera vez en 2014, pero ahora está disponible por primera vez para su pedido previo, tras años de desarrollo y ajuste tecnológico. Mink estará disponible en número limitado a un precio de 295 dólares (unos 263 euros) y se entregará en el otoño de 2020.

Traducido por Diana León Banda

Copyright © 2019 AFP-Relaxnews. All rights reserved.

CosméticaInnovaciones
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER