×
Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
28 mar. 2022
Tiempo de lectura
5 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Metaverse Fashion Week: la moda frente a los extravagantes habitantes de Decentraland

Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
28 mar. 2022

Del 24 al 27 de marzo se celebró en el universo virtual Decentraland la primera "Metaverse Fashion Week" (o MVFW), que plasma el auge del mercado virtual de la moda. Por un lado, un metaverso que se presentaba con una mayor cobertura mediática frente a los universos virtuales de la competencia. Por otro, marcas decididas a tomarse en serio este nuevo mundo, lejos del esnobismo que antes reservaban a la incipiente venta online. ¿El resultado? Un cóctel creativo y comercial que resulta refrescante para el sector, a pesar de los obstáculos técnicos y los problemas de organización. Y, sobre todo, preguntas reales sobre el potencial de la moda virtual.


Desfile de Etro en la MVFW - MG/FWN


Esta primera Semana de la Moda del Metaverso arrancó realmente el jueves con el desfile de Dolce&Gabbana, que fue recibido por una lluvia de láseres en el UNXD Luxury District, inaugurado unas horas antes (coordenadas -100, -18). En el centro de este barrio abiertamente inspirado en la avenida Montaigne (Distrito 8 de París), que alberga las boutiques de Dolce&Gabbana, Etro, Auroboros y Frank Muller, se alza un inmenso ágora inmaculado. En el centro hay una pasarela en forma de "8" en la que se suceden los avatares que llevan las colecciones virtuales.

Todo fue según lo previsto. Demasiado, quizás, hasta que el centenar de espectadores que se habían reunido comenzaron a escribir mensajes. "No pasa nada por mi parte. ¿Y por la suya?", decía un visitante, cuya experiencia parecía ser compartida. En el momento en que estas personas volvieron a conectarse, el show había terminado tristemente, con una cuenta atrás gigante que anunciaba una larga espera para el siguiente.

Un problema que parece haber ocurrido de la misma manera el viernes, en el show de Etro, y en menor medida durante el fin de semana. Algunos echaron de menos la nube de estrellas rosas que Etro hizo llover para la ocasión. Por desgracia, ni siquiera una fibra fuerte y un PC para juegos son siempre suficientes para garantizar una presencia estable.


Desfile de Dress-X durante la MVFW - MG/FNW


Otro lugar que acogió varios desfiles fue Kollectif Catwalk (97,-13). Esta vez era un tubo transparente que formaba un bucle. También aquí, muchos Decentralanders se agolparon a lo largo de esta pasarela futurista. Perry Ellis, Christine Massary, MTA x DressX y 8sian se sucedieron. Los maniquíes virtuales desfilaban, se detenían, hacían las mismas tres pausas y volvían varias veces. Este aspecto repetitivo estaba bien pensado, ya que permitía a los visitantes unirse al evento en curso sin haberse perdido nada.


Desfile de Philip Plein - MG/FNW


Otro de los lugares con desfile más esperados fue Plein Plaza (-80,-57). El diseñador alemán no decepcionó. En el centro del vasto recinto, una criatura parecida a un gasterópodo abría periódicamente su macabra boca de la que emergió un maniquí de aspecto sobrenatural. Sobrenatural, pero no mucho para Decentraland. Esa es una de las lecciones de esta primera MVFW: quizás las marcas no van lo suficientemente lejos.


¿Debemos adaptar los códigos de lo real a lo virtual?



Simpáticos y acogedores, los habituales de Decentraland se pasean por su metaverso con atuendos más extravagantes que los demás: alas de neón, trajes retroiluminados, parkas robóticas, cuerpos de centauro... También se podría decir que se esperaba con impaciencia un evento apoyado por grandes marcas. Sin embargo, algunos de los shows parecían palidecer en comparación con los que asistieron a ellos.

Esto plantea la cuestión de la metaestrategia a adoptar por las marcas en el mundo real: ¿conformarse con el espíritu presente en las colecciones físicas, como Etro, o adaptarlo a los delirios creativos que permite lo virtual (a riesgo de perderse), como D&G? La única certeza es que, dada la diversidad de looks que llevan los visitantes, los clientes potenciales están ahí. Queda por ver el tamaño real de este mercado y la inversión que puede justificar dentro de las marcas.


Colección Dolce&Gabbana presentada durante la MVFW - D&G


Más allá de los desfiles, la Semana de la Moda fue la ocasión para que Selfridges inaugurara su flagship (63, 14), un edificio con una fachada en forma de panal (directamente inspirada en su flagship real de Birmingham) que presentaba las creaciones virtuales de Paco Rabanne. En la calle Rarible (-44, 70), los visitantes también pudieron encontrar las flagships de Perry Ellis o PumaxArtisant, y empresas de gran renombre como Crypto Couture. Ikks también puso en marcha su flagship store en otra calle dedicada a la moda, Portal Fashion District (-86, 108), que alberga una quincena de marcas, entre ellas Hogan y Tommy Hilfiger.


Portal Fashion District - MG/FNW


El propio Tommy Hilfiger estuvo presente en esta MVFW. Desgraciadamente, como se quejaron algunos visitantes el viernes, un error en el horario oficial (corregido a posteriori) hizo que su discurso fuera mucho más tarde de su hora real. Por lo tanto, la Fashion Week parece estar condenada a tener problemas de programación incluso en el metaverso. Además, si bien las mesas redondas propuestas en la MVFW son relevantes en el fondo, asistir a ellas desde gradas virtuales, frente a una pantalla dentro de la pantalla, plantea dudas sobre la complejidad de la forma propuesta.

Pasear por las calles comerciales de Decentraland también plantea preguntas. La ventaja del comercio físico sobre las webs de compra es que puedes ver la ropa de cerca. En una flagship store del metaverso, esto último no es más visible que en el mercado interno de Decentraland. Esto hará que, tarde o temprano, se plantee la cuestión de la pertinencia de estas tiendas modeladas sobre lo real, más allá de la propia experiencia.


La flagship de Selfridges en Decentraland - MG/FNW


Estée Lauder, cuyos productos no se "virtualizan" fácilmente, parece haber seguido este razonamiento para su ubicación (-17,140), puesta en el programa de esta MVFW: un frasco gigante de crema de noche flotando en el aire, con una "Estée Lauder Experience" en el interior para los visitantes.

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.