×
175
Fashion Jobs
keyboard_arrow_left
keyboard_arrow_right

Manolo Blahnik abrirá una boutique en el Palais-Royal

Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
today 7 feb. 2019
Tiempo de lectura
access_time 3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Manolo Blahnik abrirá una boutique en el Palais-Royal, estableciendo una presencia de retail personal en París este otoño. "Solo había un lugar donde quería estar en París. Es el único lugar donde me sentí bienvenido de inmediato", dijo entusiasmado el legendario diseñador de zapatos.


Palais-Royal, París


Hizo su primera visita a la famosa plaza del I distrito hace casi 60 años, cuando conducía con amigos de Ginebra a París en un Citroën 2 Chevaux para ver una película: "Dommage qu’elle soit une putain", protagonizada por Alain Delon y Romy Schneider. 

“No puedo recordar exactamente cuándo, pero fue el año en el  que se estrenó la película”, sonreía Blahnik, de 76 años, tomando un café en el Hotel Ritz de París. La película fue estrenada en 1961.

La tienda abrirá en septiembre en el número 12 de la rue Montpensier, en un edificio que data de 1782, en el lado oeste del elegante jardín con columnas del Palais-Royal, cerca de Didier Ludot, la tienda vintage más famosa de la capital francesa. 

"Tendremos un hogar permanente dentro del Palais-Royal, lo cual es divino", exclamó Manolo, como es casi universalmente conocido.
 
Ubicada justo al norte del Louvre, la elegante plaza y el jardín del Palais-Royal ya cuentan con marcas notables como Stella McCartney, Rick Owens, Pierre Hardy, Joyce Gallery y Serge Lutens. El barrio se ha convertido en un destino para los amantes del calzado de alta gama. A unos 200 metros de distancia, se encuentra la tienda de debut de Christian Louboutin, mientras que el diseñador de zapatos italiano Francesco Rosi tiene una nueva tienda al este del Palais-Royal. 

"No me gusta la Avenue Montaigne, demasiado cara. Me gustan los lugares con un poco de gracia, como Londres", dijo Blahnik, notoriamente apuesto, vestido con un traje azul cyan a cuadros windowpane de Anderson y Sheppard.
Manolo tiene una flagship en la algo oscura Old Church Street en Chelsea, y el año pasado ha abierto tiendas en Burlington Arcade, Londres y Ginebra, donde una vez estudió derecho.

En cuanto a la decoración, espera que su espacio en el Palais-Royal sea una mezcla de chintz alto inglés, excentricidad artística y elegancia pulida, como todas sus tiendas.

Blahnik es famoso por su estilo opulento y por una rara habilidad para mezclar telas contrastantes, cordones, hebillas, metales, brocados y borlas españolas, un guiño a las Islas Canarias, de donde procede. Todavía posee su propio negocio y vende en más de 300 tiendas en unos 35 países.
 
Aunque su estudio de diseño está en Milán y produce todo su calzado en Italia, Manolo reside en la ciudad británica de Bath, en una casa de estilo georgiano que adquirió en 1981 y que contiene 10 000 pares de zapatos.
 
Conocido por su maravilloso ojo para detectar nuevos talentos, ha colaborado con todos, desde John Galliano hasta la mejor diseñadora contemporánea de menswear de Londres, Grace Wales Bonner.

"Tiene una visión maravillosa para una persona tan joven. Yo soy un chico mayor. En realidad, de tipo prehistórico. Pero déjame terminar mi historia, condujimos todo el día para ver esa película y luego fuimos al Palais-Royal. Pero hoy me siento muy ambivalente, porque cuando fuimos al sitio, ¡todo estaba cerrado! Y estoy realmente preocupado por el Brexit. Porque no tenemos idea de lo que sucederá exactamente", suspiró Blahnik, descendiente de un padre checo y una madre española, que viaja con pasaporte español.

Copyright © 2019 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.