×
Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
30 jun. 2022
Tiempo de lectura
5 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Los compradores de lujo se centran en la sostenibilidad y el metaverso

Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
30 jun. 2022

El informe de Farfetch de la semana pasada ya destacaba la importancia de la sostenibilidad para los compradores de lujo y ahora un nuevo estudio de Boston Consulting Group (BCG) y Comité Colbert refuerza esta idea. El 65 % de los consumidores "tienen en cuenta el compromiso de las empresas con el desarrollo sostenible a la hora de decidir sus compras".


Mulberry


El estudio llegó a esta conclusión tras hablar con unos 40 ejecutivos de empresas de lujo y hacer una encuesta a 2000 clientes y no clientes del sector del lujo de Francia, Alemania, Reino Unido, Italia, España, Suiza y Estados Unidos.

La industria del lujo se ha recuperado con fuerza de la pandemia y se estima que el crecimiento del sector será de más del 6 % entre este año y 2026. Sin embargo, el sector del lujo no va a seguir igual que siempre, ya que ha cambiado de forma radical después de la crisis.

Como ya hemos dicho, casi dos tercios de los consumidores tienen en cuenta el grado de compromiso con la sostenibilidad a la hora de comprar productos de lujo. Hasta un 80 % cree que las empresas tienen una responsabilidad en el ciclo de vida completo de sus productos, más allá de la producción y la venta. Esto se debe a que cada vez más marcas de lujo están introduciendo iniciativas centradas en la vida de sus productos una vez que se han vendido, con la introducción de identificaciones digitales, programas de venta de segunda mano, reparación, alquiler y otros servicios.

El informe también señala que, aunque el 62 % de los clientes del sector cree que los productos de lujo son "duraderos, la industria tiene que esforzarse más, ya que el 60 % de los consumidores cree que el lujo tendría que ser el responsable de iniciar la transición medioambiental y social". Ese 80 % citado anteriormente muestra hasta qué punto los consumidores creen que las empresas tienen que asumir su responsabilidad.

"El sector está pasando de una mentalidad competitiva a una mentalidad de coalición: las principales empresas de lujo han comprendido que tienen que trabajar juntas en las principales cuestiones medioambientales para ofrecer soluciones a gran escala", declaró Joël Hazan, director general y socio de BCG y coautor del informe.

BCG ha añadido que el mercado de segunda mano es clave para esto. "Impulsado por las generaciones más jóvenes (el 83 % de la Generación Z está dispuesta a alquilar o poseer la ropa solo temporalmente), el mercado de segunda mano está creciendo dos veces más rápido que el de primera mano y se espera que alcance más de 50 000 millones de euros en 2025", resaltó.


Enfoque digital


 
La importancia de los consumidores más jóvenes implica que lo digital se está convirtiendo en un aspecto mucho más crucial de lo que pensaba el sector del lujo. A pesar de que en los últimos años se ha mejorado el nivel de digitalización, el informe señala que el sector del lujo "se percibe como un sector rezagado en lo que se refiere a materia digital, según el 65 % de los encuestados".

"Aunque las marcas siguen buscando un modelo que combine la presencia digital y una experiencia premium en la tienda, casi siete de cada diez personas creen que la experiencia digital que ofrecen las marcas de lujo no está a la altura de la experiencia en la tienda", añadió el informe.

Se considera que invertir en el metaverso es una "oportunidad para que las marcas de lujo se aseguren de comunicarse con sus clientes actuales y futuros". De las personas entre 18 y 34 años, el 64 % está muy centrado en el metaverso y el 59 % cree que "podría acabar sustituyendo a las redes sociales actuales".


Photo: Pexels/Public domain


Esto es más evidente con la Generación Z y la Generación Alfa, que crecieron y siguen pasando cada vez más tiempo conectados "y son los futuros consumidores de las marcas de moda de lujo".

Pero Hazan ha declarado que el lujo todavía tiene mucho trabajo que hacer en este frente. "Aunque la pandemia aceleró el salto de las marcas de lujo a lo digital, nunca han sido pioneras en este ámbito. De hecho, los conceptos y aplicaciones de la Web2 se han alejado de la imagen de exclusividad que proyecta la industria del lujo. Sin embargo, las marcas de lujo tienen que encontrar la manera de diferenciarse en línea con la misma eficacia con la que lo hacen en sus tiendas físicas. En el contexto actual de la Web3, existe la oportunidad de aunar el lujo y la experiencia digital", expresó.

Habló por ejemplo de los NFT que "ofrecen la posibilidad de reinventar los conceptos de posesión y exclusividad, creando al mismo tiempo un fuerte sentimiento de pertenencia a una comunidad única". En cuanto a los metaversos, son espacios ideales para la personalización y la creatividad, que las marcas están empezando a aprovechar"..


China e India


 
BCG también ha señalado que, para el lujo, China es realmente el futuro, ya que dos tercios del crecimiento del sector entre 2021 y 2025 tendrán lugar fuera de Europa y Estados Unidos. 

En China, la penetración en el mercado de la perfumería de lujo, por ejemplo, se estima en torno al 5 %, frente al 42 % en Europa y el 50 % en EE.UU., por lo que existen enormes oportunidades de crecimiento en ese país. El mercado chino de la perfumería de lujo ocupaba el décimo lugar a nivel mundial hace dos años, pero "va camino de convertirse en el segundo mayor para 2025".

China no es la única con previsiones de crecimiento masivo. "Impulsado por el crecimiento de la población y la creciente urbanización, se espera que el mercado indio del lujo experimente un fuerte crecimiento y alcance los 3700 millones de dólares en 2026", se indicó.

Evidentemente, todo esto conlleva retos para las empresas de lujo que suelen tener su sede en Europa o Estados Unidos y no en los mercados donde se encuentran sus mayores perspectivas de crecimiento.

"Los contextos ambientales y geopolíticos actuales están obligando a las empresas de lujo a reconsiderar los riesgos de la globalización y a asegurarse de que las cadenas de suministro son lo suficientemente ágiles como para adaptarse rápidamente a un entorno cada vez más incierto", agregó BCG.

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.