×
Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
18 oct. 2022
Tiempo de lectura
4 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Los analistas cuestionan la postura del Gobierno británico sobre a las compras libres de impuestos

Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
18 oct. 2022

Los organismos de la industria critican la decisión del Gobierno de Reino Unido de cancelar la reactivación prevista de las compras libres de impuestos para los turistas. Aunque no es de extrañar, los analistas parecen apoyarlos y están de acuerdo en que la estrategia no tiene sentido. Afirman que ya hay claros indicios de que la supresión ha perjudicado a Reino Unido.


New West End Company


En una nota de los analistas, el banco de inversión Jefferies ha declarado: "Volvemos a la casilla de salida: Reino Unido seguirá sin ofrecer la devolución de los impuestos sobre el gasto local a los visitantes extranjeros, lo que sitúa a Londres en clara desventaja frente a París o Milán".

"Mantener el statu quo seguirá penalizando a Londres, y hay pruebas anecdóticas de que algunas marcas de lujo ofrecen productos en otros lugares de Europa a algunos de sus clientes más ricos y móviles", indicó.

Un estudio de Walpole/Bain señaló que los visitantes adinerados son propensos a gastar 14 veces más que los turistas convencionales, y esto sería un motor obvio para el sector del lujo en Reino Unido. Teniendo en cuenta la actual incertidumbre política, es difícil decir si este retroceso podría revertirse, ya sea la próxima semana o el próximo año".

Dicho estudio añadía que sus comprobaciones en el canal demostraban que los minoristas de Bond Street siempre habían asumido que la supresión de las compras libres de impuestos sería algo temporal y que era inevitable volver a aplicarlo.

Los analistas de Jefferies dijeron que la supresión era "una postura extraña para tomar después del Brexit y en un momento en que la recuperación del comercio minorista en Reino Unido está lejos de estar asegurada". Su puesta en marcha el 1 de enero de 2021 fue una decisión un tanto controvertida y las marcas de lujo consideraban que iba a afectar al estatus de Londres frente a ciudades como Milán o París, por no hablar de Dubái, etc. Nuestras comprobaciones en el canal de Londres destacan que esto ya estaba teniendo un impacto este verano, y las ventas a visitantes estadounidenses eran menos boyantes que las de otras ciudades europeas".

El banco de inversión ha dicho que también está atento a "cualquier posible reversión del retroceso".

Por su parte, el jefe de investigación de consumo de ParcelHero, David Jinks, ha reconocido que entiende que "restablecer la estabilidad del mercado en medio del aumento del endeudamiento del Gobierno y de los tipos de interés era vital" después de que el minipresupuesto del excanciller Kwasi Kwarteng provocara el caos en el mercado. La subida inicial de la libra y de los mercados de valores tras el cambio de rumbo "puede aliviar la presión inmediata sobre los minoristas y la industria británica".

Pero ha añadido añadió también que "la declaración de emergencia de la canciller Hunt tiene un lado oscuro para las empresas; es un arma de doble filo".

Él ha dicho que "el abandono de los planes para eliminar los impuestos que pagan los visitantes extranjeros en las tiendas de Reino Unido no gustará a muchos minoristas. Esperaban con impaciencia una oleada de gastos por parte de los compradores más acaudalados de Estados Unidos y Oriente Medio". La Asociación de Minoristas Internacionales (AIR, por sus siglas en inglés) dice que la supresión original de las compras libres de impuestos en 2019 costó 20 000 puestos de trabajo y contribuyó a perder una cantidad significativa de los 28 400 millones de libras que los visitantes extranjeros gastan en Reino Unido cada año. Los minoristas y sus socios logísticos han visto cómo se les arrebataba una gran oportunidad de crecimiento renovado".

A los pocos minutos del anuncio, el director de AIR, Paul Barnes, lo calificó como una medida miope basada en proyecciones inexactas e incompletas... un mazazo para el turismo de Reino Unido y el high street británico".

Helen Brocklebank, CEO de Walpole, el organismo de lujo de Reino Unido, declaró que el grupo está "decepcionado" por el hecho de que el Gobierno haya suprimido una política que podría "generar crecimiento rápidamente". Walpole preveía un impulso de las ventas directas minoristas por valor de 1200 millones de libras por la recuperación de las compras libres de impuestos.

Aunque la decisión inicial de suprimir esta ventaja hace casi dos años se explicó como una medida para equiparar Reino Unido con el resto del mundo, el British Retail Consortium señaló el lunes que la última decisión "deja a Reino Unido como uno de los únicos países europeos que no ofrece un plan de compras libres de impuestos para fomentar el turismo".
 

Copyright © 2023 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.