×
120
Fashion Jobs
CHICCO
Planner de Autoservicio
Indefinido · CIUDAD DE MÉXICO
CUIDADO CON EL PERRO
Trainee de Compras
Indefinido · NAUCALPAN DE JUÁREZ
CYNTHIA BUTTENKLEPPER
Gerente jr Comercial - jr Brand Manager
Indefinido · CIUDAD DE MÉXICO
GRUPO COPPEL
Offprice Senior Buyer
Indefinido · CIUDAD DE MÉXICO
CUIDADO CON EL PERRO
Comprador
Indefinido · NAUCALPAN DE JUÁREZ
IMPORTANTES MARCAS DE ROPA
Product Manager
Indefinido · CIUDAD DE MÉXICO
SILVER SPOON
Ejecutivo en Ventas
Indefinido · CIUDAD DE MÉXICO
SILVER SPOON
Ejecutivo en Ventas
Indefinido · CIUDAD DE MÉXICO
PUMA
Retail Ecommerce Planner
Indefinido · Mexico City
NIKE
Business Planning Manager
Indefinido · Guadalajara
NIKE
Nike Direct Stores Finance Manager
Indefinido · Guadalajara
CUIDADO CON EL PERRO
Trainee Comercial (Compras)
Indefinido · NAUCALPAN DE JUÁREZ
CUIDADO CON EL PERRO
Trainee de Compras (Exp. 6 Meses)
Indefinido · NAUCALPAN DE JUÁREZ
CUIDADO CON EL PERRO
Trainee de Compras
Indefinido · NAUCALPAN DE JUÁREZ
LEVI'S
Sales Executive
Indefinido · Mexico City
TIFFANY & CO
Operations Manager
Indefinido · Mexico City
SANTORY
Líder de Tienda Chihuahua
Indefinido · CHIHUAHUA
SANTORY
Líder de Tienda Guanajuato
Indefinido · GUANAJUATO
RAQUELOROZCO
Asistente de Administración
Temporal · CIUDAD DE MÉXICO
PUMA
Merchandising Operation Specialist
Indefinido · Mexico City
NIKE
Asesor/a de Ventas Fines de Semana| Nike Leon
Indefinido · León
NIKE
Asesor/a de Ventas Medio Tiempo | Nfs Cancún
Indefinido · Cancún
Por
EFE
Publicado el
24 ago. 2020
Tiempo de lectura
6 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Latinoamérica avanza para dejar atrás las pruebas cosméticas en animales

Por
EFE
Publicado el
24 ago. 2020

La industria cosmética en América Latina, que factura al año más de 63 200 millones de dólares, sigue adelante en su transformación para dejar de ser un "patito feo" ante los ojos de los críticos después de que Colombia se convirtiera esta semana en el primer país de la región en prohibir las pruebas en animales, aunque algunas regiones de otros estados, como Brasil, ya habían abierto el camino.


Latinoamérica avanza para dejar atrás las pruebas cosméticas en animales - Unsplash


Para nadie es un secreto que detrás de la elaboración de buena parte del maquillaje, las cremas antiarrugas, los champús y los bronceadores, entre otros artículos disponibles en el mercado, hay una realidad en la que millones de animales en el mundo son utilizados para hacer pruebas que garanticen que los productos puedan ser usados por los humanos sin correr peligro.

Si bien los defensores de los animales han denunciado la crueldad de estas prácticas, las leyes para prohibir o regular su uso aún escasean en la región americana. Mientras tanto, cifras de la Unión Británica contra la Vivisección (disección practicada en un animal vivo) indican que más de 115 millones de vertebrados se usan cada año en esos experimentos a nivel mundial.

Colombia marca la pauta



Mediante la Ley 2047 del 10 de agosto de 2020, Colombia se convirtió en el primer país de América Latina en prohibir las pruebas de cosméticos en animales, uniéndose así a otras 40 naciones, entre ellas Reino Unido, Nueva Zelanda e Israel, que han abordado esta cuestión.

Con el objetivo de garantizar el cumplimiento de la ley, que entrará en vigor en cuatro años, el Gobierno del país cafetero creará incentivos para el fortalecimiento de los laboratorios e instituciones de investigación "que desarrollen y apliquen modelos alternativos" que eviten el uso de esos tests.

La ley contempla, sin embargo, dos excepciones: "Cuando un ingrediente tenga que ser sometido a pruebas de seguridad por riesgos de salud o al ambiente y no existan alternativas validadas por la comunidad científica internacional", y "cuando los datos generados a través de pruebas en animales para un ingrediente se hayan realizado para otro propósito diferente al cosmético".

A pesar de ello, este hecho posiciona a Colombia como "líder en el avance de los derechos de los animales en América Latina", dijo a Efe Alicia Aguayo, directora de la organización PETA Latino, la más grande del mundo, con unos 6,5 millones de miembros.

Para la portavoz de la entidad estadounidense, el Gobierno colombiano deberá hacer "cumplir enérgicamente" la ley, pero debido a las excepciones, "cuando los consumidores compren cosméticos y productos de cuidado personal se hace necesario que usen la base de datos Global Beauty Without Bunnies de PETA, donde encontrarán las compañías que prueban y no prueban sus productos en animales".

Habla la industria 



Aunque es valioso el propósito de Colombia, el camino que debe recorrer la región es largo y difícil, más si se tiene en cuenta que, según el Consejo de la Industria de Cosméticos, Aseo Personal y Cuidado del Hogar de Latinoamérica (CASIC), el mercado mueve en esta parte del planeta aproximadamente 100 000 millones de dólares anuales.

De esa cifra, en 2018 solo las ventas de la categoría de cosméticos fueron de 63 200 millones de dólares.

En Colombia, la cadena de tiendas Bella Piel, que comercializa 1900 referencias de productos dermocosméticos en 65 locales, recibió con gusto el anuncio del Gobierno. Al respecto, Norma Páez, directora técnica de la compañía, aseguró a Efe que "Bella Piel estaba preparada desde hace años para ese importante paso ya que todos sus productos están libres de pruebas en animales".

Para lograrlo, explicó que los laboratorios aliados, tanto nacionales como extranjeros, "han transformado su manera de producir usando nuevas tecnologías que permiten hacer las pruebas de corrosión y de sensibilidad sin utilizar animales y sin perjuicio del avance científico".

De este modo, Páez consideró que "la Ley 2047 va a favorecer la categoría cosmética en Colombia y de paso en toda Latinoamérica, puesto que la mayoría de las personas en la actualidad están muy atentas a usar productos que no vayan en contra del medioambiente ni de la integridad de ningún ser vivo".

El caso de México



En Latinoamérica preocupa especialmente lo que ocurre en México, ya que no está prohibida la experimentación en animales ni tampoco regulada. De acuerdo con estimaciones de la organización Animal Heroes, unos cinco millones de animales sufren este tipo de prácticas anualmente en el país.

Según datos oficiales, la industria cosmética de México, que vende 10 000 millones de dólares al año, ocupa el tercer lugar en producción en América, después de la de Estados Unidos y Brasil.

Por lo anterior, es una esperanza que esté pendiente de ser aprobada en la Cámara de Diputados mexicana  una ley que regula el uso de animales vivos en la producción, investigación, fabricación y desarrollo de cosméticos, y que propone una pena de dos a siete años de prisión y una multa de unos 7700 dólares para quienes participen en los polémicos procedimientos.

São Paulo lleva la batuta en Brasil



En Brasil, el uso de animales para las pruebas de cosméticos no está prohibido ni existe una ley de cobertura nacional, aunque algunos estados sí cuentan con legislaciones propias, como es el caso de São Paulo, Minas Gerais y Amazonas.

El movimiento brasileño que pretende eliminar estas prácticas ganó fuerza desde 2013, cuando decenas de activistas irrumpieron en un laboratorio del Instituto Royal y denunciaron los malos tratos, y en enero de 2014 São Paulo se convirtió en el primer estado en decirle no al uso de animales para la producción de cosméticos, fragancias y productos de higiene personal.

Asimismo, desde el año pasado esas prácticas se hicieron más difíciles en el gigante sudamericano porque terminó el plazo de cinco años que dio el Consejo Nacional de Control de Experimentación Animal para que los laboratorios adoptaran métodos alternativos en los que no haya implicados animales.

Crece el movimiento "cruelty free" en Sudamérica



El movimiento "cruelty free" (libre de crueldad), que está en contra de la tortura animal en nombre de la cosmética, crece en el sur de América. Un ejemplo de ello es lo que ocurre en Argentina, en donde numerosas entidades y oenegés realizan campañas en contra de dichas pruebas y día a día aumenta la oferta de productos de belleza veganos. Aún así, a la fecha ningún proyecto de ley de los que se han presentado ante el Congreso para prohibir los tests en animales ha sido aprobado y la práctica continúa habilitada.

Lo mismo pasa en Chile, donde actualmente no hay una sola ley que regule o prohíba las pruebas en el ámbito privado ni para la elaboración de cosméticos, una situación que la ONG No Más Vivisección lleva un tiempo denunciando.

Sin embargo, a principios de 2019 existían 45 marcas con un certificado "cruelty free", otorgado por la también chilena ONG Te Protejo. Finalmente, en Bolivia nació hace dos años una red "cruelty free" que tiene base en La Paz y reúne a una veintena de emprendedores de cosmética y alimentos en cuyo proceso de elaboración está descartada la crueldad animal.

Consultado por Efe, el activista Víctor Gironda, quien es parte de la red, aseguró que la organización, además de fomentar los negocios amigables con el medioambiente, "denuncia los experimentos que realizan las multinacionales con animales para crear conciencia sobre estas prácticas" y lograr, algún día, su abolición. 

© EFE 2021. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.