×
Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
28 jul. 2022
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Las herramientas en las que debe apoyarse la trazabilidad para identificar los productos textiles

Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
28 jul. 2022

Tanto si se trata de una investigación con trazadores forenses como de trazadores químicos de aditivos, cada vez hay más soluciones para confirmar el origen de una fibra, un hilo, un tejido o una prenda mediante el análisis. Pero, ¿cómo orientarse entre herramientas que tienen sus propias limitaciones, según las fases de producción o los materiales observados? He aquí un repaso de las soluciones existentes.


Shutterstock


Publicado por Textile Exchange y Fashion for Good, el informe Textile Trace Assessment ofrece un mapa didáctico de 64 páginas sobre las tecnologías de trazabilidad científica. Estos dispositivos se complementan, a nivel técnico, con un número creciente de plataformas de trazabilidad. Estas herramientas científicas se dividen entre los trazadores forenses, por un lado, que se interesan por la composición bioquímica de los materiales, y los trazadores de aditivos, que permiten seguir la trayectoria de un material mediante el rastreo de las sustancias a las que está expuesto al principio de la cadena de producción.

En cuanto a los trazadores forenses, existen procesos dirigidos a los isótopos (como la solución Picarro), que combinan isótopos y perfiles elementales (Oritain, SourceCertain), o que se centran en el ADN (DNAG Ensee, Identigen).

En cuanto a los trazadores químicos, el análisis puede centrarse en el ADN sintético o artificial (Safetraces, AppliedDnaSciences, Unifi, Haelixa), en las "huellas" ópticas presentes en los materiales (Arylla, Digimarc), o más bien en el uso de tintas y fluorescentes de tierras raras (Olnica, Tailorlux, IN-C De, Startdust Secured, Chromition, Fibretrace).

Hasta aquí el campo de posibilidades. Sin embargo, cada proceso tiene sus límites. La evaluación del rastro textil indica, para cada proceso, sobre qué material puede aplicarse y en qué fases de la producción pueden aplicarse los trazadores a los materiales. Para los controles posteriores, el informe indica en qué fases de la producción los análisis tienen una eficacia probada o meramente teórica. Para cada solución científica, también se indica si los análisis pueden realizarse in situ o fuera y si su eficacia se mantiene después de las mezclas de materiales.


Una de las muchas tablas propuestas por el informe enumera las posibles o potenciales aplicaciones de los diferentes procesos según los materiales utilizados por la industria textil, de la ropa y del calzado - "The Textile Trace Assessment"


Más allá de los procesos científicos mencionados, Textile Exchange y Fashion for Good señalan que estas herramientas, por muy eficaces que sean, tendrán cierto número de límites naturales hasta que surja una masificación de las herramientas de trazabilidad global de la cadena textil.

"Está claro que para ambas categorías de trazadores, a fin de perseguir la trazabilidad de la cadena de suministro, el mapeo de la cadena de suministro y el compromiso de las partes interesadas son requisitos previos para permitir la creación de una base de datos de muestras para los trazadores forenses, y la implementación operativa pragmática y el mantenimiento logístico para los trazadores de aditivos", afirman los autores del documento.


El informe estipula qué tipos de procesos pueden utilizarse en las distintas etapas de la producción, con análisis realizados in situ o fuera - The Textile Trace Assessment


El informe The Textile Trace Assessment está disponible de forma gratuita en el portal de Fashion for Good. Textile Exchange también ofrece su informe anual que descifra la producción textil, material por material.

 

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.