×
Publicado el
9 ene. 2017
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

La última reforma fiscal obliga a Agatha Ruiz de la Prada a salir de EE.UU

Publicado el
9 ene. 2017

Agatha Ruiz de la Prada sale de Estados Unidos. La firma de moda ha echado el cierre de su tienda en el 466 de Greenwich Street, en Nueva York, y ha liquidado su filial en el país. La inesperada decisión se debe a lo últimos cambios en la legislación fiscal española y su impacto en las cuentas del grupo.

La diseñadora española Agatha Ruiz de la Prada - Facebook: Agatha Ruiz de la Prada


Las medidas fiscales recogidas en el real decreto ley 3/2016 recientemente aprobado por el gobierno han obligado a la diseñadora madrileña a poner punto final a su actividad en el mercado estadounidense.
 
En declaraciones a FashionNetwork, la propia Ruiz de la Prada ha valorado muy negativamente la nueva norma. “Se trata de una ley gravísima para la moda española”, afirma. El real decreto ley obliga a las empresas que presentan cuentas consolidadas a devolver los importes de las deducciones fiscales por pérdidas en el extranjero.

El texto legal se publicó el pasado 3 de diciembre el Boletín Oficial del Estado y las medidas tendrán efectos retroactivos, por lo que las empresas deberán devolver lo deducido en ejercicios anteriores al presente. Una cantidad inasumible en el caso de la filial estadounidense del grupo español de moda.
 
La marca llegó a Nueva York en el año 2008, con una primera apertura en el barrio del Soho. En 2010 el establecimiento se trasladó a su última ubicación. La compañía cuenta también con tiendas en otras grandes capitales de la moda como París o Milán, que de momento se mantendrán abiertas.
 
Según ha explicado la diseñadora madrileña, la decisión de cerrar Nueva York se tomó en cuestión de minutos, tras intentar sin éxito encontrar vías alternativas. La liquidación inmediata de la sociedad estadounidense fue la única forma de evitar el impacto de la nueva ley en las cuentas consolidadas del grupo.
 
El cierre se produjo el día 23 de diciembre, en plena campaña navideña, para sorpresa de los responsables de la firma en la Gran Manzana, al frente de cuyo equipo está Lucía Cordeiro.
 
A pesar de acumular malos números, el punto de venta mostraba una inercia positiva. “La tienda iba cada día mejor, vendía ya el doble que el año pasado y acabábamos de invertir en arreglarla”, lamenta Ruiz de la Prada.
 
La filial de Estados Unidos es la que más pérdidas venía generando a la sociedad Enjoy and Laugh, que agrupa las cuentas de las subdidiarias extranjeras de Agatha Ruiz de la Prada, y la que mayor impacto hubiera tenido en el resultado consolidado del grupo con la entrada en vigor del nuevo decreto ley.
 
A pesar de todo, el grupo mantendrá la propiedad del local de Nueva York, para el que ya se busca nuevo inquilino. Tras varios años en régimen de alquiler, la firma adquirió el espacio en 2013.
 
Ruiz de la Prada estima que más empresas españolas del sector de la moda se verán afectadas por esta nueva norma, que ya ha encontrado oposición en otros sectores económicos y ha provocado, según el diario Expansión, un aluvión de venta de filiales extranjeras.
 

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Tags :
Distribución