×
222
Fashion Jobs
Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
1 mar. 2022
Tiempo de lectura
4 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

La moda y el lujo se mantienen muy discretos ante la guerra en Ucrania

Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
1 mar. 2022

La irrupción de las tropas rusas en Ucrania, el pasado jueves 24 de febrero, en plena Semana de la Moda de Milán, pasó casi desapercibida en las pasarelas. Con la alegría por reencontrarse con desfiles físicos y las fiestas locas tras dos años de pandemia, el mundo de la moda destaca sobre todo por su indiferencia. Salvo alguno que otro comentario contra la guerra, es un silencio ensordecedor el que ha invadido las capitales de la moda. Con algunas excepciones.


Las modelos, emocionadas, desfilaron en silencio el domingo en Giorgio Armani - DR

 
En vísperas de la Semana de la Moda de París, iniciada el lunes por la noche, en particular con el desfile de Off-White, el presidente de la Fédération de la Haute Couture et de la Mode, Ralph Toledano, compartió un mensaje invitando a todos los participantes, "a vivir los desfiles de los días venideros con la seriedad que es imprescindible en estas horas oscuras".

"La gran familia de la moda se reúne para la Semana de la Moda de París en un momento en que la guerra ha estallado brutalmente en Europa y hunde al pueblo ucraniano en el miedo y el dolor. La creación se basa en el principio de la libertad, sean cuales sean las circunstancias. El papel de la moda es contribuir a la emancipación individual y colectiva de nuestras sociedades”, recordó.

En Milán, solo dos casas reaccionaron durante su desfile: Giorgio Armani y Francesca Liberatore. El primero optó por presentar su colección sin música el domingo, con las modelos avanzando sobre la pasarela únicamente con el sonido del crepitar de los fotógrafos y sus pasos, provocando emoción tanto en el público como entre bastidores.

El modisto explicó su gesto con las palabras: “Unas horas antes del show, pensé: ¿qué puedo hacer con lo que está pasando? No se trataba de enviar dinero o ropa. Nada de eso. De informar cómo me latía el corazón por sus hijos…”. Giorgio Armani dejó de hablar por un momento, abrumado por la emoción. “Lo mejor que podemos hacer es mandar una señal de que no estamos contentos, que no queremos celebrar la vuelta a los desfiles porque hay algo a nuestro alrededor que nos inquieta mucho”, continuó.


Un poco más tarde, ese mismo domingo, en la antigua iglesia de San Carpoforo, donde acababa de presentar su colección, Francesca Liberatore subió a la pasarela. Tomando de la mano a dos modelos, una ucraniana y otra rusa, invitó al público a realizar un minuto de silencio. Una vez más, este breve minuto, como muestra de apoyo a todos los afectados por este conflicto, fue muy emotivo.

Aparte de estos dos momentos especiales, la Semana de la Moda de Milán transcurrió como si nada, en total euforia, con multitudes compactas de fans que buscaban a estrellas e influencers a la entrada y salida de los desfiles. Poco preocupados por los pocos manifestantes que acudieron a mostrar su solidaridad con los ucranianos cerca de los desfiles más populares, como los de Versace, Max Mara y Prada, donde algunos invitados se habían pintado la bandera ucraniana amarilla y azul en las mejillas.


El post de Alessandro Michele en su cuenta - Instagram


Algunos diseñadores se pronunciaron en contra de la guerra, pero de forma muy discreta. Como Elisabetta Franchi, que se hizo una foto rodeada de sus modelos, acompañada de este mensaje: "En este backstage, hay mujeres de todo el mundo, todas juntas sin fronteras. Este es el mundo que me gustaría tener. No a la guerra".

Entre ellos, algunos otros se oponen a la guerra en las redes sociales. Pero lo hacen de forma genérica, hablando en su cuenta personal y no en la de su marca, como el jefe de Moncler, Remo Ruffini, o Alessandro Michele, director artístico de Gucci, que publicó un poema de Gianni Rodari en Instagram. "Hay cosas que nunca se deben hacer, ni de día ni de noche, ni por mar ni por tierra: por ejemplo, la guerra", indicó.


El grupo Kering publicó un cuadrado blanco en Instagram. Balenciaga destacó por su parte al eliminar todas sus imágenes anteriores de su cuenta. Si se hace clic en esta página en blanco, aparece de repente una pequeña paloma. Originario de Georgia, el diseñador Demna Gvasalia es probablemente más sensible que otros diseñadores con respecto a los ucranianos. Georgia sufrió en 2008 en sus regiones de Osetia del Sur y Abjasia una invasión similar por parte de los rusos.

Cuestionado en el backstage, justo antes de su desfile, el diseñador fundador de MSGM, Massimo Giorgetti, explicó: "tuve muchos problemas para expresarme en las redes sociales durante unos días, pero después entendí que tenía que seguir adelante. La moda debe continuar".

Esto refleja bastante la opinión de la mayoría de la industria de la moda, que comienza ahora a levantar cabeza después de dos años de pandemia y no quiere, ni puede, permitirse el lujo de dar marcha atrás.

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.