×
214
Fashion Jobs
keyboard_arrow_left
keyboard_arrow_right

La 16ª edición de Lima Fashion Week festeja a la cultura peruana y a la slow fashion

Publicado el
today 29 mar. 2019
Tiempo de lectura
access_time 4 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Lima Fashion Week (LIF Week) concluyó este jueves su 16ª edición en la que presentó durante 2 jornadas las colecciones otoño- invierno 2019 - 2020 de 10 diseñadores y marcas locales. Noe Bernacelli fue el encargado de bajar el telón de esta cita imperdible en el Museo de Arte Contemporáneo de Barranco, con la presentación de su colección de alta moda, la misma que reveló por primera vez en el marco de la Fashion Week de París a principios de mes. 


Final de Noe Bernacelli, Cuentos de Invierno - Lima Fashion Week 2019


La segunda jornada de desfiles de LIF Week acogió las colecciones de Fátima Arrieta, Yahel Waisman, Ana María Guiulfo, José Clemente y Noe Bernacelli en dos bloques de desfiles que se llevaron a cabo la noche del jueves. 

Arrieta abrió el primer bloque de pasarelas con una colección de vestidos de noche con siluetas en corte imperio y corte princesa de escotes pronunciados, además de dejar la espalda al descubierto; esto fue una reinterpretación delicada de la moda de los años 80. La colección estuvo adornada de encajes, bordados manuales y lentejuelas sobre tules y transparencias. 

Con su marca homónima, Fátima Arrieta introdujo 20 trajes largos en tonos grises, plomos, verde esmeralda, azul, rosa y violeta en lugar de sus tradicionales colecciones nupciales, impulsando su línea de vestidos de cocktail. Acto seguido, Yahel Waisman abrió su pasarela con un vestido de noche en amarillo pastel cargado de volúmenes y boleros, seguido de un despampanante vestido de novia con una cola de más de 3 metros de tela, adornada de flores bordadas y reales. 


Segundo look de la colección de otoño invierno 2019 - 2020 de Yahel Waisman - LIF Lima Fashion Week 2019


Los protagonistas de la colección de Waisman fueron los colores pasteles, desde el amarillo pasando por el morado, verde, azul e incluso el blanco. También hubo lugar para las telas vaporosas, transparencias, sedas y chifones con bordados localizados en pedrería, enmarcados en boleros densos con cortes de tul. 

Por su parte, Ana María Guiulfo, con su marca Ana G, cerró el primer bloque de la noche, antecediendo su pasarela con una performance de moda. En el desfile la diseñadora peruana presentó una colección inspirada en las líneas de Nazca, patrimonio histórico, natural y cultural del país. Esto se evidenció en pespuntes, costuras, pliegues y algunos estampados. La diseñadora presentó una paleta alusiva a los colores del desierto peruano y la costa pacífica, con looks en blanco hueso, terracota, tierra, azul rey, ladrillo y amarillo, optando por composiciones monocromáticas y bloques de color. 

En la segunda parte de la velada, José Clemente mostró una colección masculina casual, de looks frescos y juveniles, con volúmenes básicos de sastrería en tonos vivos, de rojos, amarillos y violetas, acompañados de un degradé de grises. 

El cierre estuvo a cargo de Bernacelli, quien presentó por primera ver en su Perú natal la colección Cuentos de Invierno, que lo hizo merecedor de un espacio en la pasarela del Fashion Week Studio en el hotel Ritz de París, en el marco de la Semana de la Moda. Su colección estuvo inspirada en una historia de amor imposible. El diseñador presentó 12 looks masculinos con atuendos que sublimaron la sastrería con el streetwear y el sportswear. Sus elegantes trajes en paño con capas se complementaron con zapatillas blancas y chalecos de plumas sin mangas, en tonos negros, blancos y rojos con un solo estampado de monograma en los tres colores. 

Tras el final de la colección masculina, Bernacelli presentó una veintena de looks femeninos con vestidos cortos y largos de elegancia absoluta en tonos de rojo, nude y verde militar, con sedas vaporosas y tules rebordados en mostacillas y canutillos. Los encajes y volúmenes extravagantes estuvieron acompañados de piezas prestadas de la sastrería masculina, con inspiración en el trench coat y las capas de la realeza europea. Para el cierre de su pasarela, el diseñador presentó cinco looks de prendas exclusivas, en sedas negras estampadas con imágenes de soles, medallones y llaves antiguas, evocando el amor prohibido de su cuento de invierno.

Durante su 16ª edición, Lima Fashion Week presentó una baja en sus participantes, pasando de celebrar más de 15 pasarelas en 2018, a contar con 10 presentaciones en esta ocasión. Entre los diseñadores recurrentes del evento se encuentran Pat Sedano, Ana María Guiulfo y Yirko Sivirich. Cabe destacar que Noe Bernacelli ha desfilado ininterrumpidamente en LIF Week desde 2011, así como Fátima Arrieta y Claudia Jímenez, quienes han hecho de la Semana de la Moda su casa y el escenario predilecto para la presentación de sus colecciones.  

La edición otoño-invierno 2019 - 2020 de LIF Week estuvo marcada por un regreso a las raíces de los diseñadores, con propuestas románticas, minimalistas y de sastrería perfecta, enriquecidos con bordados extraordinarios, producto de la artesanía local. Esta cita de la moda peruana se ha revelado  como un homenaje al país y a su cultura, enalteciendo la slow fashion.

Copyright © 2019 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.