Gucci: llega la revolución de Alessandro Michele

La colección de Gucci del pasado enero no fue más que un anticipo de los que estaba por llegar. Diseñada por su nuevo director creativo Alessandro Michele, tras la marcha de Frida Giannini, la colección invernal echó de menos una ruptura radical y un adiós al Gucci de la década precedente.
 
Así, el nuevo director creativo de la marca que hace las veces de buque insignia del grupo Kering, confirma su propósito con esta nueva colección primavera-verano 2016, esta vez de forma mucho más valiente.

Estampados de flores y estilo tapizado en el nuevo hombre de Gucci
La colección retoma los elementos claves de la temporada precedente, destinados a convertirse en “las nuevas prendas icónicas de Gucci”. De las boinas a los mocasines de chinela, esta vez en su versión dorada, pasando por el cinturón de cuero con las GG metálicas o las bailarinas de lazos, reinterpretadas en su versión masculina.
 
Para la ocasión, Gucci lanza sus gafas de sol con cristales amarillos que seguramente se convertirán en uno de los éxitos del próximo verano. De la colección invernal, Gucci retoma el top y las camisetas de encaje que han causado sensación desde enero y que han sido reinterpretadas en varias colecciones de la temporada, de Moschino a Nº21.

Las siluetas toman unos aires ligeramente seventies, con pantalones de campana extra largos y camisetas de manga corta, transportándonos a un pasado imaginario que es evocado a través de bordados, conjuntos de crochet y cintas anudadas alrededor del cuello. No puede faltar tampoco el estilo de tapicería exótica, con colores y estampados cargados de reminiscencias a la aristocracia de antaño.

Las flores en el hombre Gucci de la próxima temporada
Cada detalle endulza más a este nuevo hombre de Gucci. De flores en los cuellos de las camisas hasta los cuellos de encaje o tul, pasando por los bordados de flores en los bolsillos.
 
Albornoces de seda y trajes de estilo pijama completan este armario de toques femeninos. Así, Alessandro Michele va un paso más allá, llegando a proponer la falda-pantalón, combinada con camisas o cardigans de color azul celeste.

“Está dirigido a un público muy segmentado. Para lucir esta colección es preciso tener el físico adecuado, la actitud justa, mucho dinero y ser homosexual. Demasiados criterios selectivos”, apunta un observador.

De esta forma, ¿conseguirá la maison relanzar las ventas, fuertemente estancadas en los últimos años? La mayor parte de los compradores están de acuerdo en algo: era necesario volver a empezar de cero, las últimas colecciones ya no se siguen vendiendo.

Alessandro Michele se atreve con la falda para el hombre de Gucci
A juzgar por los aplausos que acogieron al desfile, y por el éxito de la última colección crucero de la firma, recientemente presentada en Nueva York, Gucci parece abocada a retener la atención de todo el mundo de la moda en los próximos meses.
 
“Alessandro Michele ha retomado los códigos clásicos de la firma, reinterpretándolos de forma contemporánea. Las primeras prendas de la colección invernal, que acaban de llegar a las tiendas, han recibido una buena acogida. Sobre todo, por parte de los clientes más jóvenes”, indica el CEO de Gucci, Marco Bizzarri.

La metamorfosis de la marca seguirá en esta línea a lo largo del año, con la apertura de una nueva concept store, que actualmente se está probando en la tienda milanesa de la calle Montenapoleone. Adiós al dorado, Gucci da la bienvenida a las paredes blancas y a la moqueta roja.

Copyright © 2019 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Desfiles
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER