×
Publicado el
5 jul. 2022
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Giambattista Valli celebra una década en la Alta Costura

Publicado el
5 jul. 2022

Se dice que lo bueno se hace esperar. Y Giambattista Valli lo cumplió con sofisticación. El último show de la primera jornada de la Alta Costura parisina, protagonizada igualmente por firmas como Schiaparelli, Iris van Herpen y Christian Dior, dio comienzo con 40 minutos de retraso. La ocasión merecía cuidar hasta el más mínimo detalle. La maison Giambattista Valli conmemoraba sus 10 años de Alta Costura con un exclusivo desfile celebrado en la lujosa Place Vendôme.


Giambattista Valli - Fall-Winter2022 - Haute Couture - Paris - © PixelFormula


Para la ocasión, decenas de globos metalizados y de formas infantiles, que incluyeron simpáticos pulpos, cangrejos o delfines, decoraron el fondo de un espacio rectangular negro con columnas recubiertas de espejos. A medio camino entre la sala de fiestas y la discoteca de aires naïf con reminiscencias del neoyorquino Studio 54, el lugar rápidamente se tiñó de la alegría risueña que siempre caracteriza los diseños del modisto italiano. Un homenaje a su trayectoria de volúmenes y looks pop que fue fiel a sus conocidas siluetas de alfombra roja que tanto seducen a portadas de revistas o sugerentes editoriales de moda.

Más de 50 looks reconocibles con el sello de la casa desfilaron en todas las direcciones de la sala. Diseños de seda bordados, aplicaciones de cristal, detalles de plumas de avestruz o de lentejuelas metalizadas con efecto de espejo envolvieron la primera parte del desfile, en la que no faltaron amplias gafas de sol como detalle retro futurista. Por su parte, los cortes viajaron desde las siluetas largas más clásicas hasta los minivestidos brocados de aires sixties, conjuntados con medias blancas y zapatos de plataformas de purpurina plateada. Algunas maniquíes tomaron formas formas extralargas de piernas infinitas, mientras que otras parecieron casi convertidas en elegantes cisnes.

La paleta de color se abrió a un sorprendente marrón chocolate, en un voluptuoso vestido de baile y otro de mangas abullonadas; así como al verde esmeralda de un espectacular abrigo de plumas a juego con un pantalón amplio y cinturón de lazo. También hubo espacio para los tules habituales, que aportaron volúmenes, en piezas de estilo tutú o de imponentes volantes, además de texturas con efectos drapeados. Valli desplegó sus diversas interpretaciones de las siluetas de fiesta en una imponente serie de tonalidades intensas, como el naranja, el turquesa o el amarillo.


Giambattista Valli - Fall-Winter2022 - Haute Couture - Paris - © PixelFormula



Asimismo, el italiano apostó por la creación de un efecto de flores, en mangas, capas o un par de minivestidos, en tono coral y fucsia, que conquistaron todos los flashes. Para cerrar el show aniversario, la casa desplegó 6 looks blancos finales, con diferentes revisiones de la falda de tul combinadas con las batas propias de trabajo en el 'atelier', en esta ocasión remangadas y escotadas. Propuestas impolutas solo decoradas con el logo de la casa en el bolsillo delantero y cinturones negros en forma de lazo.

No se perdieron la cita algunos de los pesos pesados de la moda. En la primera fila, la todopoderosa Anna Wintour o el director general de Kering, François-Henri Pinault, quien ostenta una participación en la firma Giambattista Valli a través de la sociedad de inversión Artemis. Tampoco faltaron las macro influencers Olivia Palermo o Leonnie Hanne, el humorista Gad Elmaleh, representantes de la aristocracia española como Jaime de Marichalar o Naty Abascal o incluso el cantante británico Robbie Williams, enfundado en una sobria capa negra con capucha.

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.