El lujo toma un nuevo aire con el inesperado aumento de la demanda china

Gracias al inesperado aumento de la demanda china, varias marcas de lujo han sorprendido a los inversores con cifras trimestrales que superan las expectativas y que permiten predecir un prometedor periodo navideño.

Louis Vuitton – Primavera-Verano 2017 – Womenswear – París - © PixelFormula

Después de un primer semestre afectado por la desaceleración china, la caída en Hong Kong, el descenso en el número de turistas en Europa y el estancamiento en el mercado estadounidense, LVMH, Kering , Dior y Hermès superaron las expectativas principalmente gracias a la clientela china, que representa más del 30% del mercado global del lujo.

También registraron compras masivas de turistas internacionales en el Reino Unido, impulsadas por la caída de la libra esterlina, lo que ayudó a compensar la caída en el turismo en Francia a causa de los atentados.

"Lo que es realmente sorprende es la increíble mejora en la demanda china", dijo Rogerio Fujimori, analista de RBC Capital Markets. Sin embargo, añadió que "es algo alentador para el final del año, pero no significa que sea una tendencia".

Esta recuperación se explica por el favorable referente de comparación. El verano de 2015 se vio lastrado por la caída de la bolsa de Shanghái y la devaluación del yuan, por un mayor control de la economía china, por la reducción de la brecha de precio entre Europa y Asia y por las medidas tomadas por Pekín para desarrollar el consumo interno.

"Hay una aceleración de las ventas en China, impulsada por un fuerte apetito por el consumo y la política para fomentar las compras locales", dijo el jueves Axel Dumas, gerente de Hermès, durante una conferencia telefónica. Sin embargo, agregó que aún es "demasiado pronto para cantar victoria".

Factores psicológicos

Erwan Rambourg, analista de HSBC, opina que "hay varios factores psicológicos que eran una carga para la industria y ahora han sido superados, como la devaluación del yuan o los efectos de los ataques de noviembre de 2015 en Paris". Una vez haya pasado la elección presidencial en Estados Unidos y el aniversario de los ataques de noviembre en París, las tendencias podrían mejorar aún más, añadió.

En un mercado en el que los aumentos de precio son limitados, las redes de distribución han sido desarrolladas y la demanda de las nuevas generaciones está cambiando, las cifras trimestrales de dos "megamarcas" de la talla de Louis Vuitton y Gucci fueron más que bienvenidas.

Según los analistas, las cifras evidencian el atractivo de estas marcas y su capacidad para ganar cuotas de mercado. También son un buen presagio para los márgenes de los grupos respectivos.

No obstante, no todos los actores están en sintonía, especialmente los grupos suizos Richemont (Cartier, Van Cleef & Arpels) y Swatch (Omega, Longines), que siguen sintiendo el efecto de las dificultades de la industria relojera.

Algunos títulos fueron vendidos en corto por los fondos de cobertura debido a las incertidumbres geopolíticas, pero con las cifras de Louis Vuitton, Gucci y Saint Laurent, los precios se recuperaron rápidamente.

El valor de la acción de LVMH aumentó cerca del 13% desde principios de enero y el de Kering un 26%, mientras que el índice Stoxx600 cayó 9% durante el período.

Louis Vuitton, que es la principal fuente de ingresos de LVMH y la marca de lujo más importantes del mundo, fue la primera en sorprender a principios de octubre con un crecimiento orgánico de más del 7% gracias a la recuperación china. Después le siguieron Dior y Kering, impulsado por la reaparición de Gucci y Hermès.

Por su parte, la acción de Richemont sigue siendo la más vendida en corto según los datos de Astec Analytics, con aproximadamente el 15,4% de los valores disponibles para crédito. El título ha caído un 12% desde enero y sigue siendo uno de los títulos de la industria que han estado a la baja desde el comienzo del año, al igual que Swatch (-17%) y Hugo Boss (-22%).

© Thomson Reuters 2019 All rights reserved.

Business
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER