×
Por
EFE
Publicado el
6 jul. 2011
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

El lujo máximo de Chanel borda la Plaza Vendôme en el Grand Palais

Por
EFE
Publicado el
6 jul. 2011

París, 6 jul - El lujo máximo funciona y Chanel lo recordó el martes con un desfile nocturno de alta costura para el próximo invierno en el que trajo al Grand Palais la plaza Vendôme y evocó sus más prestigiosos establecimientos, entre ellos, por supuesto, la joyería Chanel.

Chanel
Karl Lagerfeld presentó la colección de Chanel Haute Couture otoño-inviero 2011 en el Grand Palais de París este martes.

Abundancia de negro y de blanco, de bordados en conjuntos monocolores a veces azules, fucsias o plateados, y juegos de transparencias fueron algunas de las constantes de este desfile, junto con trajes de chaqueta entallados en la cintura y adornados con doble botonadura de lejana inspiración militar, hasta ensancharse sobre las caderas, casi como un volante.

Para las grandes ocasiones, el vestido de noche podrá ceñirse también a la altura de las rodillas, obligando a su portadora a caminar lentamente, antes de volverse a abrir en una forma evasé.

Chanel
Chanel Alta Costura OI 2011 - Foto: Pixel Formula

Homenaje directo a Coco Chanel, fundadora de la firma, los primeros conjuntos fueron negros con ribetes blancos y viceversa, seguidos de trajes de chaqueta grises que pronto dejaron paso a intensos bordados, a veces plateados por completo.

La colección estuvo salpicada de muy raros colores entre los que más allá del negro y el blanco sobresalieron el azul y el fucsia de algunas prendas sueltas o en conjuntos monocolores.

La efigie de Mademoiselle Coco dominó el evento desde lo alto de la columna Vendôme, en el centro de esa plaza construida con neones blancos sobre fondo negro y adornada con farolas transparentes.

Chanel
Chanel Alta Costura OI 2011 - Foto: Pixel Formula

Onírica y estrellada, la metáfora de ese histórico espacio urbano donde tienen su sede las grandes joyerías de la capital francesa entre otros establecimientos de lujo supremo, se pobló de vestidos y trajes de chaqueta que eran en sí auténticos tesoros de pedrería.

Muchos de los modelos presentados aparecieron entera o parcialmente bordados, en algunos casos de la cabeza a los pies, a veces sobre el característico tweed de la casa.

Las botas, hasta más allá de las rodillas, generalmente transparentes, aparecieron también en ocasiones enteramente bordadas como el resto del modelo que acompañaban.

Tenían, además, una particularidad por la que el desfile comenzó bajo la bóveda acristalada del Grand Palais pasadas las 20h30 GMT, hora atípica y ciertamente muy tardía para el público francés.

Chanel
Chanel Alta Costura OI 2011 - Foto: Pixel Formula

En la punta de los pies eran linternas, lo que permitió a sus portadoras surgir al final sabiendo donde pisaban, aunque las luces estaban apagadas, mientras iban tomando posiciones alrededor de la columna Vendôme.

Las sacó de allí su modisto cuando tras recibir los aplausos del público y recorrer de principio a fin la pasarela bajo los focos desapareció seguido por esa increíble nube de mujeres de ensueño.

© EFE 2022. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.

Tags :
Desfiles