×
185
Fashion Jobs
keyboard_arrow_left
keyboard_arrow_right

El eterno resplandor de Karl Lagerfeld en La Habana

Publicado el
today 21 feb. 2019
Tiempo de lectura
access_time 3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

A escasos metros del mar, el emblemático Paseo del Prado en La Habana se convirtió durante una puesta de sol en el escenario elegido por el recientemente desaparecido diseñador alemán Karl Lagerfeld para mostrar su colección Crucero 2017. Un aire de apertura se respiraba ya en una Cuba que estaba dejando atrás su encierro comercial y que se aproximaba, tras largos diálogos, a mejorar sus relaciones con Estados Unidos.

El desfile Crucero 2017 de Chanel en Cuba


Fue durante una cálida tarde de mayo en 2016 que el director creativo de la maison francesa Chanel tomó esta concurrida zona de La Habana Vieja junto a sus modelos, entre mujeres, hombres y su pequeño ahijado, Hudson Kroening.

Tan solo un mes y medio antes de este show, el entonces presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se convertía en el primer mandatario de su país en pisar territorio cubano desde 1928. Esta visita histórica a la isla fue sellada días después con un concierto del grupo británico Rolling Stones y luego por el “káiser” de la moda.

Chanel fue el precursor de los viajes paradisiacos para presentar su colección Crucero, algo que marcó la pauta para casas como Louis Vuitton, Dior, y Gucci. Fue justamente el buque insignia del grupo francés LVMH que también se aventuró a visitar América Latina con su desfile Crucero 2017 en Río de Janeiro.

La magia de la pasarela cubana de Chanel se prolongó por una sección de 160 metros de la alameda, entre casas coloniales y balcones repletos de curiosos que presenciaban por primera vez un evento de esta envergadura.

La sofisticación característica de Chanel se vio en la pulcritud de sus chaquetas y faldas en tweed y la limpieza de sus cortes, aunque, en esta ocasión una brisa latina se apoderó de la colección con tonos cálidos y estampados multicolores. Esto sin dejar de lado las delicadas piezas en blanco y negro como las blusas transparentes con grandes lazos, las faldas con volantes y un exquisito trabajo de pedrería.

Lagerfeld también le hizo un guiño a la revolución con sus boinas de lentejuelas negras brillantes y con el color caqui, presente en chaquetas con varios bolsillos, en bolsos y sandalias.


Chanel - Cruise Collection 2017 - Womenswear - La Habana - © PixelFormula


Unos 700 invitados a esta celebración de la alta moda se ubicaron en bancas y sillas a lo largo de la alameda, mientras que los curiosos sin tarjeta de invitación se acomodaron en las calles y casas aledañas.

Chanel se sirvió de más de un centenar de “almendrones”, viejos y coloridos coches que circulan por la capital cubana, para trasladar a personalidades que viajaron expresamente para presenciar esta pasarela como la modelo brasileña Gisele Bundchen, las actrices Vanessa Paradis y Tilda Swinton y el actor estadounidense Vin Diesel.

La atmósfera del desfile estuvo asegurada por el pianista cubano Aldo Lopez Gavilán junto a una orquesta en vivo y al dúo francés de origen venezolano, cubano y tunecino, Ibeyi. Este último, conformado por las hermanas gemelas Lisa y Naomi Díaz, expresó unas palabras en las redes sociales por la partida del diseñador.

“Adiós señor Karl. Guardaremos los recuerdos de ese maravilloso desfile en La Habana, el matrimonio de la más bella maison de costura francesa y de la música negra, como uno de los momentos mágicos de nuestras vidas”, señaló Ibeyi, que significa “gemelas” en la lengua yoruba.

Al final del show, Karl Lagerfeld salió a saludar entre aplausos ataviado de una chaqueta de lentejuelas, sus infaltables lentes de sol y su coleta blanca junto al pequeño Hudson Kroening, a quien llevaba de la mano por el Paseo del Prado.

De fondo, se podía escuchar a Los Rumberos de Cuba, todos de blanco, que entonaban ritmos con sabor local marcados por las percusiones, mientras un equipo de seguridad protegía al creativo de Chanel. Las modelos, en un gesto inédito, bailaron al son de la música y cerraron el desfile con una última pasada entre la multitud. Un digno fin de fiesta que marcó un hito en el acercamiento de América Latina con la industria de la alta moda.

Copyright © 2019 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.