×
178
Fashion Jobs
keyboard_arrow_left
keyboard_arrow_right

El CEO de Kering quiere federar a los dirigentes de la moda y el lujo

Traducido por
Diana León Banda
Publicado el
today 15 may. 2019
Tiempo de lectura
access_time 3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

La presencia del CEO de Kering, François Henri Pinault, en la Cumbre de la Moda de Copenhague, que tiene lugar este 15 y 16 de mayo en la capital danesa, representa un fuerte símbolo de la importancia que han tomado las cuestiones medioambientales y societales en el sector de la moda y el lujo. Sin embargo, durante su intervención de Pinault este miércoles por la mañana, el empresario ha hecho mucho más que presentar las acciones del gigante del lujo propietario de Gucci, Saint Laurent y Balenciaga. Frente a un auditorio repleto, el dirigente hizo un llamado a los actores de grandes grupos de moda mundial para que se federen.


François-Henri Pinault en la 10ª Cumbre de la Moda, el 15 de mayo - DR


“No es verdad que los grandes grupos no se mueven. Cada uno emprende individualmente muchas cosas, pero el hecho es que no lo hacemos colectivamente. Tenemos que pensar en la inteligencia colectiva porque estamos en una situación de emergencia. El sector privado no está acostumbrado, pero requiere cambiar y trabajar más allá de lo que hacemos en nuestras sociedades. Esto significa trabajar juntos y tener metas comunes", afirmó Pinault.

El hombre de negocios francés tiene la ambición de poner en práctica este deseo de unir al sector. Pinault ha aceptado una misión encomendada por el presidente francés, Emmanuel Macron, en el marco de la próxima Cumbre del G7 que se celebrará en Biarritz, en el sur de Francia, del 24 al 26 de agosto de 2019.

"Es un mandato oficial. Debemos crear una coalición. Quiero invitar a los CEO a unirse a este movimiento y hacer compromisos a través del ‘Fashion Pact’", continuó.

Brune Poirson, Secretario de Estado para la Transición Ecológica, también hizo el viaje a Copenhague y explicó que para este G7, la presidencia ha optado por centrarse en ciertos temas para mostrar al público en general que esta cita es útil. La moda es considerada como un eje fuerte para crear conciencia entre los ciudadanos.

Según el CEO de Kering, esto pasa por un análisis sin concesiones de los impactos de su actividad por parte de los actores del sector... especialmente en toda su cadena logística. Una vez en la mesa, las empresas deben anunciar sus objetivos.

"La cuenta regresiva está encendida. No quiero que las empresas se involucren solo cuando saben que tienen una solución. Quiero convencer a mis compañeros de que debemos comenzar, incluso si no tenemos todas las respuestas. Debemos aceptar estar incómodos, nos obligará a seguir adelante. Hemos anunciado que queremos reducir nuestro impacto un 40 % para 2025. Ya tenemos una solución para el 20 %. Para el otro 20 %, tenemos que encontrarla. Pero ese debe ser el camino a seguir. Y las soluciones encontradas deben estar en código abierto. Es un nuevo estado de ánimo", enfatizó.

El dirigente, cuyo grupo cotiza en el mercado de valores, lanzó otro llamado importante: quiere abrir la discusión a las principales instituciones financieras. "Si las instituciones financieras cambian los criterios sobre los cuales se detienen para cuantificar el valor de la empresa, cambiará la dinámica. Trimestre tras trimestre, las empresas son juzgadas por su desempeño financiero. Tener en cuenta el desempeño ambiental y social cambiaría la regla de ganancias a corto plazo. Espero convencer a los líderes de estas importantes organizaciones financieras. Son 10 personas a convencer y eso rompería el principio de ‘business as usual’ (negocios como de costumbre)", concluyó.
 
El reto es mayor. Para convencer a estos tomadores de decisiones, François-Henri Pinault claramente necesitará el apoyo de la coalición de CEO que quiere construir. El marco del G7 está a la altura del desafío.

Copyright © 2019 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.