×
Traducido por
Diana León Banda
Publicado el
9 jun. 2022
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

El BFC pide financiación al Gobierno británico para impulsar la sostenibilidad

Traducido por
Diana León Banda
Publicado el
9 jun. 2022

El primer ministro británico, Boris Johnson, ofreció esta semana una recepción en Downing Street en la que el Consejo Británico de la Moda (BFC, por sus siglas en inglés) expuso su trabajo para impulsar la moda hacia un futuro más ecológico y pidió al Gobierno que se implicara más en un nuevo programa de sostenibilidad que requerirá 80 millones de libras de financiación.


Stephanie Phair, presidenta del BFC


Johnson indicó el apoyo del Gobierno y sugirió que la financiación estaría próxima.
 
Entre los invitados al evento se encontraban Anya Hindmarch, Holli Rogers de Farfetch, Jamie Gill de Roksanda, el nuevo CEO de Burberry, Jonathan Akeroyd, Justin Thornton y Thea Bregazzi, Stephen Jones y muchos más.

"Tenemos el poder de abordar la necesidad de cambio en el comportamiento de los consumidores y la transformación industrial necesaria a través de intervenciones empresariales y sociales críticas para cumplir con la agenda de nivelación, regeneración y habilidades”, comentó la presidenta del BFC, Stephanie Phair.
 
"En los últimos años, nos hemos centrado en el desarrollo de un proyecto de ecosistema de moda circular para Reino Unido que reducirá significativamente nuestro impacto en el planeta, preparará a nuestra industria para el futuro y desarrollará la propiedad intelectual de Reino Unido a través del diseño y la innovación. Estamos hoy aquí para pedirles que apoyen este programa para pasar de la teoría a la práctica, de la investigación a la realidad”, argumentó.
 
"Hasta la fecha, la industria de la moda no ha dependido de la intervención del Gobierno, pero hoy, la industria y el Gobierno -a través de una regulación y financiación específicas- necesitan asociarse para el futuro, y pasar de ver la crisis climática como una gestión de riesgos a una oportunidad para el desarrollo y la prosperidad en todo Reino Unido", añadió.
 
Ella citó las cifras que demuestran lo difícil que será alcanzar el objetivo de reducir en 51 % las emisiones totales de gases de efecto invernadero para 2030 y las emisiones netas cero a más tardar en 2050.
 
Phair  dijo que solo en Reino Unido se compraron 4000 millones de prendas de vestir en 2019 y aproximadamente 80 000 millones en todo el mundo, y "al menos el 60 % nunca se reciclará".
 
La producción de ropa se ha duplicado en los últimos 15 años y la moda es la tercera industria más contaminante del planeta.
 
Phair habló del Programa de Cambio Sostenible de la Industria de la Moda del BFC, de 10 años de duración, "centrado en la creación de un ecosistema de moda circular líder en el mundo en Reino Unido, con la innovación y la creatividad como protagonistas".
 
Ella indicó que el programa "subraya la necesidad del primer Centro de Excelencia dirigido por la industria", alojado en el Instituto de la Moda Positiva "para convocar a la industria, incluyendo a los diseñadores, los minoristas, los fabricantes, el mundo académico y otras partes interesadas".
 
Phair citó la investigación realizada por el BFC y los organismos asociados, que ha aportado pruebas para "un programa de cambio industrial de 10 años con la innovación como eje central" que requerirá una financiación estimada en 80 millones de libras.
 
"La industria de la moda es una gran parte del problema, por lo que debemos ser una gran parte de la solución y las soluciones deben ser audaces y de gran alcance. Creemos que tenemos un camino para ello. Tenemos que abordar cómo diseñamos, cómo nos abastecemos, cómo producimos, cómo enviamos, cómo comercializamos el producto, cómo compramos y cómo tratamos los residuos que actualmente van a parar al vertedero. No podemos hacerlo con las estructuras y prácticas actuales de nuestra industria", concluyó Phair.
 
 

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.