×
225
Fashion Jobs
Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
28 sept. 2022
Tiempo de lectura
5 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Dior evoca a Catalina de Médici en su propuesta de moda

Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
28 sept. 2022

Dior ofreció el martes un momento barroco, con Maria Grazia Chiuri inspirándose en la única mujer que gobernó Francia, la italiana Catalina de Médici, pocos días después de que su Italia natal eligiera a la primera mujer en convertirse en primera ministra.


 


Una hazaña de moda que recordaba los "avances" de Médici en Francia, una reina que reforzaba el poder de la monarquía con espectáculos, bailes opulentos y marchas majestuosas por todo el país.

La colección se elaboró en una paleta restringida a blanco, oro y mucho negro. Aunque consiguió dar a luz a diez hijos, tres de los cuales fueron reyes de Francia, Catalina estuvo viuda durante 30 años, en los que casi siempre vestía de negro. De ahí que se la conozca como la Reina Negra.

"Mi idea era encontrar un terreno común entre Italia y Francia, como suele hacer mi trabajo en Dior", ha explicado Chiuri, de origen romano y la única mujer que ha sido directora creativa de esta gran maison francesa.

"Una exposición sobre Catalina hizo despertar mi imaginación y me hizo pensar en su influencia sobre Francia y su cultura. Para mí fue la primera persona que comprendió la importancia de la moda para representar su papel", ha dicho Chiuri, refiriéndose a una exposición celebrada en 2008 en Florencia en la que se comparaba a Catalina y María, las dos reinas de Francia de la familia Médici.

Sus ideas se volcaron en una colección de prêt-à-porter realizada en colaboración con varios artistas, cada uno de ellos teniendo en cuenta el renacimiento artístico que Catalina trajo a Francia.

De ahí que Chiuri trabajara con la artista Eva Jospin, que construyó una impresionante gruta y un pórtico de cartón reciclado. Su maravilloso elenco desfiló alrededor de la obra de arte acompañado por una banda sonora de Bjork que transmitía fuertes emociones a través de su melodía
 
Las actuaciones de la compañía de Imre y Marne van Opstal teatralizaron los bailes que Catalina solía organizar para mostrar su poder y posición de forma elegante.

Aunque todos reimaginaron a Catalina en materiales mucho más ligeros, de forma que un pichi de guipur semitransparente iba rematado con una sencilla camiseta de algodón beige. Chiuri es una apasionada de los mapas antiguos y encontró uno de los años 50 que ofrecía una vista general de París con la sede de Dior de la avenida Montaigne en el centro. El mapa se ha convertido en una gabardina magnífica, en un bonito vestido recortado, un mono y en un nuevo corsé ligero, uno de los muchos que vimos en esta colección. También hubo multitud de pololos en un desfile largo, al que quizás le hubiera venido bien una edición más estricta.

Tras llegar a la corte francesa en 1533, pasó a gobernar Francia como regente, ya que sus hijos eran aún demasiado jóvenes, y encargó construir los Jardines de las Tullerías, donde se celebró el desfile de hoy. Muy pocos de los edificios que encargó Catalina han sobrevivido, excepto uno, una torre de columnas estriadas construida para contemplar las estrellas, situada justo detrás de la actual Fundación Pinault. 

Catalina se quedó huérfana cuando tenía un mes y pasó varios años de formación en conventos, donde aprendió a bordar; una habilidad que llevaría años más tarde a Francia. Y fueron esos elementos de punto de aguja y los bordados delicados los que impartieron un refinado sentido de la delicadeza a muchas de las propuestas. 

Pero la Catalina de Chiuri no es una monarca lejana, regia sí, pero a veces también desenfrenada. Los miriñaques eran de encaje semitransparente y se combinaban tan solo con un sujetador; las faldas campesinas y grandes blusas eran de estilo hippie con volantes. Los vestidos de lana eran ligeramente atrevidos, y las braguitas y sujetadores de seda eran más propias de una viuda atrevida que de una dama de luto.

La Médici de Dior desfila con botas punkies con múltiples tiras acabadas con cuerdas de alpinista o con plataformas de pinchos. A Catalina, de baja estatura, le gustaban las plataformas. Y, como ya sabemos, las dos versiones de Chiuri harán que las cajas registradoras no dejen de funcionar en Dior, ya que Maria Grazia cuenta con una extraordinaria habilidad para combinar clase y comercialización, moda y mercancía, que no se puede comparar a la de ningún otro diseñador actual.

Apenas vimos un traje o una chaqueta, algo poco habitual en un desfile de prêt-à-porter. Sin embargo, al final fue una colección coherente de una diseñadora muy dueña de su destino. Una mujer romana que conquista la alta costura y la moda en Francia. A la florentina Catalina seguramente le habría gustado.

Esta temporada, Dior también ha trabajado con un notable proveedor de jacquard, Tassinari & Chatel de Lelievre. Fundada en 1680, se convertirá en el proveedor oficial de las más grandes cortes de Europa, desde el rey Luis XV hasta Napoleón I, produciendo sublimes creaciones para María Antonieta en Versalles. Irónicamente, uno de los retratos más célebres de otra reina de la moda, Coco Chanel, la mayor rival de la casa Dior, es el de ella vestida como De Médicis, con una túnica negra barroca y una camisa blanca con volantes.

El desfile fue, sin duda, una reflexión sobre el poder de la moda y el vestido, escenificada solo 48 horas después de que los italianos subieran al poder al primer gobierno de extrema derecha desde la Segunda Guerra Mundial, y dirigido por una mujer, Giorgia Meloni.

Cuando Fashion Network preguntó a Chiuri su opinión sobre Meloni, respondió: “Evidentemente, su victoria nos ha hecho reflexionar. Pero más que una victoria, creo que es una derrota de la izquierda. Todavía me deja estupefacta que solo la derecha tenga mujeres líderes, y que en cambio la izquierda tenga pocas mujeres en este puesto. Además, personalmente creo en ciertos valores como el derecho al aborto, los derechos de los homosexuales y el divorcio, y me disgusta mucho que no haya una mujer con la notoriedad en el otro bando para liderar la lucha por esos derechos. Muy, muy decepcionada".

Qué opina sobre la forma de Meloni de expresar poder con su modesta forma de vestir, con vaqueros y sencillos jerséis de lana.

"No creo que su look siga ninguna estrategia... Pero también creo que la generación anterior de mujeres que entraron en política, se vieron obligadas a tomar una decisión casi totalitaria: tenían que aceptar un código visual que era completamente masculino. Y yo incluiría a la reina Isabel. Tuvo que pagar un precio para encarnar su papel visualmente", filosofó para concluir el preestreno del desfile.  

 

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Tags :
Lujo
Otro
Desfiles