×
Traducido por
Hernandez Sebastian
Publicado el
28 ago. 2017
Tiempo de lectura
2 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Chanel cierra 2016 con cifras a la baja

Traducido por
Hernandez Sebastian
Publicado el
28 ago. 2017

Mientras sus principales competidores, LVMH y Kering, cerraron el año con niveles récord de crecimiento, Chanel registró un retroceso en sus ventas y beneficio en 2016, según cifras anunciadas por Chanel International BV, el ente holandés que controla la empresa y sus filiales, ante la cámara de comercio de Ámsterdam y adquiridas por el diario suizo Bilan y el francés Le Monde.


Desfile de alta costura de Chanel, invierno 2017 - © PixelFormula


Tras años de progreso continuo, la emblemática marca de las dos C no para de caer. Siguiendo los pasos de 2015, el año pasado la casa francesa, dirigida desde 1983 por el director artístico Karl Lagerfeld, sufrió una caída del 34,8% en su beneficio neto, que se fijó en 874 millones de dólares (736 millones de euros), mientras que su volumen de facturación retrocedió un 9% hasta los 6.570 millones de dólares (4.770 millones de euros).

La caída se explica principalmente, según el grupo, por la cesión de la filial Chanel Limited UK, que representaba cerca del 11% de sus ventas, a otra filial de su propiedad. “Sobre una base equivalente, a tasa de cambio constante, el resultado es estable en comparación con 2015”, precisó el grupo en su informe.

En la primera mitad del año, Chanel se vio afectada, entre otras cosas, por los ataques terroristas en Europa, que “influyeron negativamente en los flujos turísticos y, por ende, en las ventas”, dice el informe.

El resultado operativo también cayó en 2016, un 20%, hasta los 1.280 millones de dólares (1.070 millones de euros). Por su parte, la rentabilidad neta de Chanel cayó al 15,4%, frente al 21,5% de 2015.

Aunque no hay duda de que la marca es menos rentable, esto no significa que produzca menos ganancias para sus dos accionistas de referencia, los hermanos Alain y Gérard Wertheimer, quienes han logrado doblar sus dividendos, pasando de 1.643 millones de dólares (1.390 millones de euros) en 2015 a 3.400 millones de dólares (2.800 millones de euros) un año más tarde. Como consecuencia, la tesorería de la empresa se redujo de 1.300 a 980 millones de dólares.

La marca se ha mostrado confiada para el año en curso, en el que espera recuperar el terreno perdido gracias al fuerte crecimiento de la industria del lujo. Para lograrlo, se apoyará en su nueva fragancia y su nuevo modelo de bolso, ambos llamados Gabrielle, en honor al primer nombre de su célebre fundadora.

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Tags :
Negocios