×
Por
Reuters API
Traducido por
Diana León Banda
Publicado el
26 jul. 2019
Tiempo de lectura
2 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Armani ve los primeros signos de recuperación tras la caída de las ventas en 2018

Por
Reuters API
Traducido por
Diana León Banda
Publicado el
26 jul. 2019

Las ventas del grupo italiano de moda Giorgio Armani cayeron por tercer año consecutivo en 2018, aunque la compañía dijo que su estrategia de reestructuración había comenzado a dar frutos este año.


Foto: Armani - Photo: Armani


El grupo ya había advertido el año pasado que sólo esperaba volver a crecer a partir de 2020, en gran parte debido a una reorganización interna destinada a racionalizar su red de tiendas y su cartera de marcas bajo tres firmas.
 
En 2018, los ingresos cayeron un 8 % a tipo de cambio constante (una baja del 10 % a tasa de cambio corriente) hasta los 2100 millones de euros (unos 2340 millones de dólares), mientras que los beneficios antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones (Ebitda) se redujeron hasta los 314 millones de euros frente a los 438 millones de euros registrados en 2017, según informó este viernes la compañía.

"Confío en que la dirección estratégica que hemos tomado sea la más adecuada para consolidar la posición de liderazgo del grupo Armani y sus marcas en el segmento de lujo/estilo de vida", afirmó Giorgio Armani, que acaba de cumplir 85 años y que todavía ocupa los cargos de presidente, CEO y gerente general.
 
Las señales positivas relacionadas con las ventas de la temporada primavera- verano 2019 en la primera parte del año confirmaron que la marca, fundada hace 44 años y que es la segunda más grande de Italia después de Prada, iba en la dirección correcta, aseguró el diseñador.
 
El grupo ha contado con una fuerte liquidez de 1300 millones de euros a finales del año pasado, lo que supone un incremento de 300 millones de euros respecto al año anterior. Armani dijo que esto le permitió al grupo, que no tiene deuda, permanecer independiente y aumentar las inversiones futuras basadas en sus propias arcas.
 
En 2018, las inversiones aumentaron un 28 % hasta los 106 millones de euros.
 
Los ingresos totales de la marca, incluyendo los de las licencias, se situaron en 3800 millones de euros, en línea con el año 2017, al eliminar los movimientos de moneda.
 
Aunque ha creado una fundación en su nombre y ha indicado que parte de su imperio de moda de alta gama deberá transferirse a la organización benéfica, el diseñador todavía no ha nombrado a su sucesor para cuando dé un paso al costado.
 
El grupo anunció este viernes el nombramiento de dos directores generales adjuntos: uno responsable de mercados y actividades comerciales, y otro a cargo de finanzas y operaciones.

© Thomson Reuters 2021 All rights reserved.