×
Por
EFE
Publicado el
8 sept. 2013
Tiempo de lectura
4 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Argentinos retornan a la pasarela de Nueva York con creativas colecciones

Por
EFE
Publicado el
8 sept. 2013

Nueva York - Argentina retornó el viernes a la Semana de la Moda en Nueva York con diseñadores que llevaron a la pasarela propuestas para la primavera-verano 2014 que van desde tejidos artesanales, piezas con influencia oriental, inspiradas en el sari de Bangladesh hasta elegantes vestidos cortos y largos.

Los diseñadores Agostina Bianchi, Daniela Sartori, Marcelo Giacobbe, Tenaz, Vivana Uchitel así como Mariana Dappiano y Fabián Zitta, que muestran por segunda ocasión, se presentaron en grupo como Marca País, cada uno con cinco "looks" en una las principales sedes de la Mercedes-Benz Fashion Week en el Lincoln Center.

Argentina debutó en la pasarela neoyorquina en 2009, continuó su participación en 2010, 2011 y hasta el presente año regresó con los diseñadores elegidos basado en el criterio de creatividad, progreso de sus carreras y su habilidad para mostrar sus creaciones y venderlas internacionalmente.

Desfile de Tenaz en la Semana de la Moda de Nueva York | Foto: Tenaz


La primera en tomarse la pasarela fue Romina Reinoso con su marca Tenaz, que nació en 2012, y quien optó por piezas que se pueden intercambiar fácilmente, que acentúan la figura, confeccionadas en seda y algodón, con cortes asimétricos, inspirada en el movimiento de afroamericanos de los años 60, y dirigidas "a una mujer súper elegante, divertida y muy feliz", según dijo a Efe.

Reinoso trajo a esta pasarela un pantalón blanco de pata ancha y en cada una se distingue una tableta a lo largo de la pieza, ideal para el día o llevar a una fiesta, acompañada por una blusa de lunares rosa pálido sobre blanco, la siempre cómoda falda-pantalón corta, y un elegante mono de varios colores pintado a mano.

Dappiano, que muestra sus diseños por segunda ocasión en Nueva York, se decantó por piezas livianas como el nombre que las inspiró, "Pluma", con influencia oriental y confeccionadas en brillantes estampados diseñados por la propia modista, que mostró vestidos largos que muestran los hombros así túnica tipo kimono que se destacan por las pinzas a los lados para provocar volumen.

También por pantalón pitillo, blusas y chaquetas con estampado, en seda y gasa en dos paletas de colores, negro y nude con acentos de azul y verde aguamarina, así como el anaranjado y verde limón.

"Estar en Nueva York es una experiencia. La mirada está puesta ahí, con lo cual es un buen momento para nosotros", dijo Dappiano sobre su regreso a la pasarela neoyorquina.

Bianchi, quien lanzó su propia marca en 2001, trajo a la pasarela lo que denomina como "tejidos de diseño de onda slow" que le han dado a conocer más allá de Argentina.

Esta colección, compuesta de un traje de baño, pantalón, vestidos, falda larga y blusas, confeccionados en tejidos de croché, dos agujas, macramé, máquina manual o semi-industrial pero con terminaciones artesanales en las que predominó el nude, verde, anaranjado.

Determinadas partes de esas piezas así como los cinturones fueron tejidos por mujeres de la comunidad indígena Toba, de la provincia del Chaco, con las que trabaja hace más de siete años, destacó con satisfacción.

Bianchi explicó a Efe cómo sus creaciones buscan "despertar conciencia en el consumidor para que sea cada vez más consciente a la hora de comprar" eligiendo productos como éstos que apoyan "a comunidades relegadas de la sociedad".

Uchitel, una veterana de la moda, se destacó por vestidos de seda largos y cortos de cuello uve en gris y crema, inspirada en la obra del pintor Mark Rothko (1903-1976) mientras, Sartori encontró su inspiración en el sari y las 112 costureras que murieron en enero de este año en un incendio en una fábrica en Bangladesh.

Con el sari como punto de partida y bajo el nombre precisamente de Bangladesh, presentó una elegante y femenina colección en blanco y negro, de túnica larga, pantalón corto y largo, chaqueta, falda y blusa corta con atención en el plisado al frente formando una tableta, para las que eligió lino, algodón orgánico y lana fría, que se destacaron además por sus terminaciones de sastrería.

"Me gusta llevar la sastrería a todo", indicó a Efe la modista.

Giacobbe cerró la noche argentina con una elegante y sofisticada colección inspirada en la famosa fuente Las Nereidas en Buenos Aires, que representa el nacimiento de la diosa Venus.

El diseñador trajo a la pasarela una propuesta que se destaca por las transparencias y volantes. Su primer vestido fue uno corto adornado en cristales como si fuera el agua de la fuente, contrastando con otro largo y de volantes que envuelven el cuerpo.

"Quería lograr el efecto de la caída del agua con las terminaciones, los volantes y al mismo tiempo trabajar lo escultórico imaginándome qué pasaría si Venus emergiera del agua y uno pudiera ver el cuerpo de la mujer a través de las prendas", dijo Giacobbe, quien también vestido plateado de piel, con mariposas.

© EFE 2022. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.

Tags :
Desfiles