Amazon preselecciona 20 áreas metropolitanas para su segunda sede central

Amazon.com Inc ha preseleccionado 20 áreas metropolitanas, incluyendo una en Toronto, para construir su segunda sede central tras revisar 238 propuestas. Sin embargo, la inclusión de Toronto podría tensar las relaciones con el presidente estadounidense Trump.


Amazon ya está expandiéndose en una de las principales ciudades canadiense. En noviembre anunció su plan de abrir una segunda oficina Vancouver, alcanzando los 2000 empleados a principios de 2020 - Reuters

Amazon anunció este jueves que Toronto y 19 ciudades estadounidenses habían pasado el primer corte para convertirse en su segunda sede central, lo que supondría una inversión de 5000 millones de dólares (unos 4075 millones de euros) y la creación de 50 000 puestos de trabajo.

Mientras baraja Toronto como opción, Amazon tendrá que sopesar las ventajas, como la política de inmigración abierta de Canadá, las buenas escuelas técnicas y el servicio de salud universal pesan más que un posible contraataque de Trump, que ha presionado con fuerza a las empresas estadounidenses para invertir en el mercado nacional.

"Podría haber consecuencias políticas por invertir fuera de Estados Unidos", explica Shauna Brail, directora del programa de estudios urbanos de la Universidad de Toronto.

Trump ya ha criticado a Amazon y a su fundador, Jeff Bezos, dueño del Washington Post, en algunos tweets sugiriendo que el servicio postal estadounidense debería incrementar sus tarifas al comercio online y describiendo al periódico como una fuente de noticias falsas.

No está claro en qué medida la elección de Toronto podría afectar a las cada vez peores relaciones comerciales entre Ottawa y Washington. Otras de los candidatas son Washington y dos comunidades cercanas: el Condado de Montgomery, en Maryland y Virginia del Norte.

“Amazon tiene que lidiar con la política internacional", explica Toby Lennox, CEO de Toronto Global, quien presentó la candidatura de Toronto y de otras ciudades cercanas con el apoyo de los gobiernos federal y provinciales. “Nosotros vamos a hacer la mejor oferta posible".

Los oficiales federales canadienses no quisieron explicar qué pasos podría dar el gobierno para hacer campaña a favor de Toronto ni comentar cómo podría afectar estos a las relaciones entre Canadá y Estados Unidos.

“Canadá es un ejemplo de estabilidad, fiabilidad y amplitud de miras", declaró el ministro de Economía a través de un correo electrónico. “Ofrecemos un entorno favorable para los negocios y de bajo riesgo con los costes e impuestos empresariales más bajos del G7".

Amazon ya está expandiéndose en una de las principales ciudades canadiense. En noviembre, hizo públicos sus planes de abrir una segunda oficina corporativa en Vancouver, lo que implicaría duplicar sus empleados hasta alcanzar la cifra de los 2000 a principios de 2020.

La empresa reveló que estaba considerando aumentar su inversión en Canadá justo un día después de que Apple anunciase que iba a aumentar la inversión en Estados Unidos. El fabricante del iPhone prometió abrir un nuevo campus en Estados Unidos, contratar a 20 000 personas y gastar 30 000 millones de dólares (algo menos de 24 500 millones de euros) en un plan de inversión en el país de 5 años.

La búsqueda de una segunda sede central en América del Norte (la primera es Seattle) desencadenó una frenética competición, con 238 candidaturas iniciales que incluían incentivos como importantes beneficios fiscales.

La oferta de Toronto evitaba promesas de beneficios fiscales, mientras que Nueva Jersey ofrecía 7000 millones de dólares (5700 millones de euros) de incentivos si Amazon escogía Newark como nueva sede. La ciudad de Stonecrest, en la periferia de Atlanta, ofrecía 345 acres de terreno industrial para crear una nueva ciudad llamada Amazon y convertir a Bezos en alcalde vitalicio.

Amazon declaró este jueves que espera tomar una decisión a lo largo de este año. La compañía explicó también que trabajaría con cada candidata para obtener más información y evaluar la viabilidad de una colaboración futura.
 

Traducido por Ana Ibáñez

© Thomson Reuters 2018 All rights reserved.

Moda - OtroBusiness
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER