Tommy Hilfiger y Lewis Hamilton animan Shanghái con su desfile "see now-buy-now"

Un día antes de que la temporada internacional de desfiles de moda inicie en Nueva York su gira por cuatro ciudades, Tommy Hilfiger celebró un desfile descomunal el martes por la tarde en el malecón de Shanghái.

El desfile se celebró en el histórico malecón de Shanghái

El evento marcó el quinto desfile bajo el concepto más exitoso de moda "see now buy now" además del debut del campeón mundial de Fórmula Uno Lewis Hamilton como diseñador de moda. Su colaboración con Tommy, acentuada con logos góticos LH y LWTH, llega cuatro temporadas después de que Hilfiger se asociase con la supermodelo Gigi Hadid.
 
Un bautismo como diseñador sobre la pasarela con una gran puesta en escena y 113 estilismos presentados a las orillas del río Huangpú, con los altos rascacielos multicolores y la legendaria Torre Perla Oriental de Pudong como telón de fondo. Además uno de los edificios estaba decorado a lo largo de 12 plantas con una versión en neón del emblemático logo rojo, blanco y azul de Hilfiger:
 
Los diseños de Hamilton abrieron el desfile dando paso después a la colección principal de Tommy Hilfiger para mujer, que estuvo seguida de un nuevo lanzamiento de la marca, la colección  Icons of Tomorrow con estrellas como Hailey Baldwin, Winnie Harlow y Maggie Jiang.
 
Baldwin abrió el desfile con un conjunto de rayas blanco y rojo cabina londinense, compuesto por pantalón de chándal, sujetador deportivo y sudadera. Era el primero de 29 estilismos puramente "athleisure": chaquetas de color naranja intenso, jerkins con cremallera de terciopelo rojo y negro, camisetas verde esmeralda, y chaquetas de béisbol. Las modelos desfilaban junto al ría ataviadas con grandes botas de plataforma. Los pasajeros de barcazas, barcos de recreo intensamente iluminados y lanchas motoras aplaudían a los modelos a su paso. 
 
Antes del desfile, Hamilton ya había publicado fotos de su lookbook (en el que aparece como modelo) y un vídeo completo. Una selección de prendas bien escogida, disponible desde el mismo momento en que los modelos salieron a la pasarela de 120 metros de largo. 
                            
Para los días más fríos, la propuesta incluye plumíferos de cuadros y parkas; camisas de cuadros en patchwork y chaquetas universitarias de piel en color rojo; todo combinado con prendas de punto, mochilas y gorras como el logotipo gótico LH.


Tommy x Lewis

Hamilton lleva casi una década siendo un habitual en los principales desfiles europeos, y las ideas atléticas de Riccardo Tisci; la pata de gallo Thom Browne y la obsesión por las zapatillas deportivas de la marca Off-White de Virgil Abloh estuvieron presentes en la colección. Dicho esto, fue una declaración clara y coherente del estilo preppy americano, con un cierto toque urbano. Si bien Hamilton podría ser un neófito en el estudio de diseño, es evidente que tenía una idea muy clara de lo que iba a hacer desde el primer día que conoció al equipo de diseño de Hilfiger.
 
"Sinceramente, es un honor formar parte de la familia Tommy Hilfiger. Acepté el reto de hacer prácticas en Tommy porque es un icono", declaró Hamilton modestamente.
 
En un intento por avanzar en las nuevas tecnologías, Tommy se asoció con Tmall.com de Alibaba, la plataforma de comercio electrónico más grande del mundo. Antes del desfile, los invitados pudieron calcular sus medidas exactas en espejos de realidad aumentada, probarse distintos estilismos sobre su avatar en grandes pantallas y hacer un pedido con entrega inmediata.
 
Tommy y Lewis recibieron una gran ovación al final del desfile. Hamilton tiene una gran horda de seguidores en China. Desde que se inauguró el Gran Premio de China en 2004, ha conseguido cinco victorias en el Circuito Internacional de Shanghái, famoso por sus sucesiones de curvas complicadas. El mundo de la moda, parece mucho más sencillo en comparación.
 
La pasarela y las primeras filas estaban llenas de influencers, desde la estrella de Instagram Lucky Blue, el director Christian Coppola y la presentadora Laura Tobon a la estilista Mia Kong, y la bióloga y modelo Ninouk Akkerman.


Las prendas salieron a la venta en cuanto los modelos pusieron el pie en la pasarela de 120 metros de largo

"Prefiero gastarme el presupuesto en influencers, grandes y pequeños, que en otro montón de anuncios en revistas" sentenció.
 
La ubicación fue otro ejemplo del creciente poder económico de China. Hace una década, el malecón de Huangpú no era más que un montón de muelles viejos, edificios en ruinas y  mansiones decadentes. Ahora es una orilla impoluta de 45 kilómetros de largo con pistas para correr, puentes y parques encantadores.  
 
Hilfiger no hace públicas cifras exactas, pero China debe de representar en torno a 700 millones de dólares en las cifras de ventas anuales de la empresa. No está nada mal para un diseñador que comenzó hace cuarenta años con una diminuta tienda en un bajo de una ciudad perdida al norte de Nueva York. El sueño americano en China.

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Moda - Prêt-à-porterDesfiles
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER