Tom Ford sobre mantenerse fresco y clásico; en Nueva York y por qué no está a la venta

“Hago ropa clásica, y, por supuesto, nos actualizamos cada temporada, lo que no es tan fácil como parece", dice Tom Ford al presentar su colección masculina de primavera en un salón privado en Milán.

Tom Ford primavera-verano 2018 - Photo: Tom Ford

"La temporada pasada fue muy sombría, así que esta temporada queríamos mucho color. Pero de una manera setentera. Con capas, capas y capas de color", dice entusiasmado el diseñador tejano mientras hombres jóvenes se deslizan en espectaculares esmoquins jacquard marmolados.

Los modelos desfilaron alrededor de su sede en vía Borgonuovo con elegantes trajes de dos botones, jeans y pantalones cargo "para hacerlos un poco más desaliñados", ríe el siempre impecablemente vestido Ford.

Efectivamente esta temporada marca el décimo aniversario de Ford como casa de moda independiente, desde que abrió su primera tienda en 2007. Hoy cuenta con una impresionante red de 128 tiendas en todo el mundo, 26 de propiedad completa.

La casa de Ford comenzó su vida ofreciendo opulencia clásica y desarrollando sus propias telas desde cero. Sin embargo, gradualmente ha añadido toques posh edge, chaquetas de camuflaje de safari o de jean hechas en ante con un estampado falso de leopardo. Él también ha transmitido exitosamente su ADN a los accesorios, como las cadenas de oro que coloca en todos sus mocasines. Además, sigue siendo un gran sastre, ofreciendo cuatro tipos distintos de solapas con sus chaquetas.

"Realmente nunca me encantaron las solapas estrechas, incluso cuando todo mundo las estaba haciendo. Te hacen ver como si no pudieras pagar suficiente tela. Y mi cabeza no es pequeña. Así que una pequeña solapa, hace que mi cabeza se vea muy grande. Puedes divertirte con eso", ríe Ford, con su voz de ídolo, vestido en un esbelto traje negro y fina corbata de seda también negra.

Tom Ford primavera-verano 2018 - Photo: Tom Ford

Ford divide su vida entre LA y Londres, donde recientemente se ha mudado a Regent’s Park, a lo que él llama "una de esas casas propiedades de herencia inglesa de la Corona". Sin embargo, su carrera de moda se divide entre el Reino Unido e Italia, donde mucho de lo que diseña es manufacturado. No obstante, su vida en la pasarela ha sido itinerante, ya que pasó la última media década cambiando sus shows, formato y casting —una combinación de increíbles actrices, hermosos amigos y modelos profesionales, lugares, y desfiles diversos en Londres, Nueva York y Los Ángeles.
 
"Pero está vez voy a presentar en septiembre en Nueva York. Un desfile apropiado, una pasarela apropiada. Todo apropiado. Me voy a quedar allí  unas cuantas temporadas. Probé muchas ideas distintas. Traté de luchar contra todo pero no funcionó.  El problema es que la temporada de la moda no está en el mismo calendario que la temporada de pasarela. Cuando hice "buy-now-wear-now" en septiembre, normalmente esas prendas hubieran estado en las tiendas en junio o julio, pero tenía que retenerlas y perder seis u ocho semanas de ventas. Y ya en octubre teníamos que empezar las rebajas, lo que significaba reducir los precios cuando mis prendas apenas habían estado en las tiendas seis semanas. Así que perdíamos mucho tiempo y fue un problema", apuntó encogiéndose de hombros.
 
Ford renunció muy amargamente a Gucci, una marca que había llevado a estatus de super estrella, en 2004 después de una discusión con los nuevos dueños franceses de la compañía. Sin embargo, en una notable vuelta de hoja, Ford creó su propia marca, con aproximadamente mil millones de euros en ventas anuales.
 
El año pasado, el negocio de belleza de Ford logró ventas por valor de 750 millones al año al por menor, un incremento de 52% en un año. Sin embargo, Ford advirtió: "Tenemos una distribución muy ajustada. Sí, nuestro precio de venta al público es alto. Sin embargo, vendemos 1,5 millones de monturas al año. Estamos creciendo rápidamente pero de una manera muy controlada".
 
Él se negó a hablar sobre resultados precisos, pero insistió "tenemos una muy buena compañía, pero no voy a hablar ahora de dinero". Aún así, es sabido que fondos de cobertura han mirado al negocio de Ford dado su impresionante crecimiento de ventas, talento de diseñador y reputación de rock star.

"Yo construí mi propio negocio para que pudiera poseer mi propia esencia. Y hacer películas y pasarelas cuando yo quiera. Dejé Gucci con suficiente dinero para no trabajar el resto de mi vida. Así que me gusta hacer lo que hago. Así que no estoy a la venta."

Traducido por Francelia Rodriguez Ceballos

Copyright © 2017 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

ModaLujoDiseñoColección