New Look sigue bajo presión en el tercer trimestre

No corren buenos tiempos para la cadena británica New Look, entre el proyecto de reducción de efectivos y el ansia de los fondos buitres. Y parece que la tendencia no tiene visos de cambiar; las condiciones siguen siendo difíciles para la empresa a juzgar por las cifras que acaba de publicar para los nueve primeros meses de su ejercicio.


New Look

Los ingresos del grupo durante las 39 semanas hasta el 23 de diciembre han caído un 6,3% hasta alcanzar los 1069 millones de libras (1200 millones de euros), y las ventas comparables han disminuido un 1,6%. Las ventas en Reino Unido han caído un 10,7% y las ventas en su página web han bajado un 15%. Al menos, las ventas en línea en páginas de terceros han aumentado un 21,9%.

Todo esto trae consigo una pérdida operativa de 5,1 millones de libras (5,7 millones de euros), un beneficio ajustado sobre una base del Ebitda de 43,8 millones de libras (49 millones de euros) y una pérdida antes de impuestos de 123,5 millones de libras (139 millones de euros).

El tercer trimestre ha sido difícil, agravando aún más la tendencia a la baja constatada en el primer semestre. La debilidad de los meses de octubre y diciembre también ha afectado a la competencia más dinámica y New Look parece haber sufrido junto al resto del mercado.

El presidente ejecutivo, Alistair McGeorge (que acaba de recuperar la presidencia de la cadena), no ha intentado dar una imagen positiva de las cifras. Pero se ha centrado en el futuro y en los próximos pasos de la empresa, en respuesta a las especulaciones de las últimas semanas en torno a su futuro.
 
"Tal y como esperábamos, las transacciones del tercer trimestre han sido difíciles, las ventas y los márgenes se han visto afectados por el nivel elevado de descuentos", ha declarado. "Nuestra prioridad inmediata es acabar el ejercicio en curso sin excedentes de stock. Si comenzamos el ejercicio 2018-19 con los niveles correctos de stock, estaremos en una buena posición para ofrecer una oferta fuerte y a tarifa completa para la temporada primavera-verano", añade.

Ha mostrado su confianza en la capacidad de la empresa para "llevar a cabo los cambios necesarios para encarrilar su camino" y mantener un nivel suficiente de liquidez para poner en marcha la estrategia. Esta se concentra particularmente en la reducción de costes, "la recuperación de la deseabilidad del producto y la reconexión con los clientes".
 
New Look ya está trabajando en "realinear" sus precios para ofrecer "un valor netamente mejor, añadiendo flexibilidad a nuestro modelo de compra y mejorando nuestra rapidez de puesta en el mercado" ha declarado. Hay que "trabajar duro para conseguir una mejor alineación entre el comercio electrónico y en tienda". "Todo esto junto ayudará a generar futuras ventas a tarifa completa".

La cadena explota actualmente 907 tiendas, de las cuales 594 se encuentran en Reino Unido, pero en breve debería anunciarse el cierre de varias de ellas. La actividad electrónica de la empresa funciona en más de 120 países.

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Moda - OtroBusiness
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER