Louis Vuitton, Ralph Lauren y Luxottica: líderes del mercado del lujo en México

Ralph Lauren, Luxottica México, Richemont de México y Louis Vuitton están entre los líderes del mercado del lujo en el país, de acuerdo con el último reporte de Euromonitor International. 

Para su campaña pre-fall 2016 protagonizada por Léa Seydoux, Louis Vuitton escogió como escenario los colores saturados de El Rancho del famoso y reconocido arquitecto mexicano Luis Barragán. - Louis Vuitton

Según la consultora, estas cuatro marcas se ubican en el top del sector ya que están presentes en distintas categorías, incluyendo gafas de lujo, instrumentos de escritura y papelería, joyas y artículos de cuero.

En su reporte "Los artículos de lujo en México", la empresa británica asegura que aunque el entorno competitivo del sector del lujo en el país está muy fragmentado, en 2015 las diez principales empresas tuvieron un crecimiento favorable y representaron alrededor de un tercio de las ventas de valor del mercado. 

"Las marcas de lujo más exitosas tienen propias tiendas a través de las cuales venden exclusivamente sus propias marcas y cuya distribución es limitada", detalla el informe.

En 2015, Louis Vuitton tuvo una gran apertura en el renovado Palacio de Hierro Polanco, considerado la meca del lujo en México. Después de la reinauguración en la Ciudad de México, la casa francesa, que está presente en el ranking del lujo en México por segundo año consecutivo, abrió establecimientos y pop-up stores en Palacio de Hierro Querétaro y Puebla, además de contar con su emblemática boutique en Avenida Masaryk, en la capital mexicana; y C.C. La Isla, en Cancún.

Por otro lado, Richemont de México representa en el país a marcas como Cartier, Montblanc, Jaeger-Le Coultre, Piaget, entre otras, mientras que el gigante italiano de lentes y gafas de sol Luxottica tiene una importante presencia en el mercado mexicano, con un crecimiento de su facturación a doble dígito en el tercer trimestre de 2016.

En el caso de Ralph Lauren, aunque la compañía ha estado en un vaivén de cambios con la reciente salida de su CEO, Stefan Larsson, y la clausura de su tienda insignia en Nueva York como parte de su plan de reestructuración ‘Way Forward’, la firma estadounidense es una de las marcas preferidas de los mexicanos. En 2014, Ralph Lauren contó con la mayor participación del mercado nacional del lujo, con un 6.6% equivalente a ventas de 282.88 millones de dólares.

El gigante italiano Luxottica es la compañía detrás de las fabricación y distribución de las gafas de firmas de lujo como Chanel, Prada, Versace, entre otras. - Lily-Rose Depp para la campaña de Chanel Eyewear

En su reporte Euromonitor también asegura que a pesar de los efectos de la reforma tributaria, el deterioro de la confianza empresarial, la fuerte depreciación del peso y la gran preocupación por la renegociación del TLCAN entre México y Estados Unidos, los mexicanos se sienten muy atraídos por los artículos de lujo, particularmente por las marcas conocidas. Esto, combinado con el crecimiento de la clase media del país, cuyo concepto de valor es la calidad al precio justo, está dando lugar a la demanda de artículos de lujo,

No obstante, las firmas de alta gama en territorio mexicano aún tienen un gran camino por recorrer en cuanto a sus plataformas y oferta e-commerce. En 2016, la venta por internet continuó como un canal pequeño y no registró crecimiento en términos de cuota de mercado.

"La mayoría de los principales jugadores no ha invertido en versiones locales de sus sitios web internacionales y los consumidores mexicanos no tienen la oportunidad de hacer compras en línea", puntualizó la empresa londinense.

En sus previsiones, Euromonitor ve al mercado de artículos de lujo en México como un escenario mucho más "desafiante": "El crecimiento económico por debajo de las expectativas, la caída de los precios del petróleo, los recortes presupuestarios y un escenario preelectoral (las elecciones federales en 2018) son factores que pueden afectar la confianza del consumidor y los niveles de consumo durante los primeros años del período de pronóstico".

Además, la creciente presión inflacionaria debida a la fuerte devaluación del peso mexicano frente al dólar estadounidense a lo largo de 2016 también comenzará a erosionar el poder adquisitivo de los consumidores, lo que podría hacerlos más moderados en sus gastos.

Euromonitor International advierte que a pesar de que muchas minoristas y marcas de lujo en México optaron por absorber los efectos del tipo de cambio en 2016, esta táctica no será sostenible a largo plazo, obligando a muchos jugadores de la industria a convertir estos efectos en aumentos de precios a los consumidores finales.

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Industria
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER