Los beneficios del propietario de Topshop se desploman

El grupo Arcadia, gigante británico de la distribución de moda que controla, entre otras, Topshop y Dorothy Perkins, anunciaba el martes unos beneficios anuales con una caída libre del 42 %. Su propietario, Philip Green, lo atribuye a la dura competencia en Reino Unido.


Topshop

El beneficio operativo recurrente de Taveta Investments Limited, el holding de Philip Green que controla Arcadia, ha alcanzado los 124,1 millones de libras esterlinas (141,6 millones de euros) a lo largo del ejercicio concluido el pasado 26 de agosto, frente a los 215,2 millones de libras (245,6 millones de euros) del ejercicio anterior; en cuanto a las ventas, se han desplomado un 5,6 % hasta los 1910 millones de libras (2200 millones de euros).

En el seno de Arcadia están las marcas Topshop, Topman, Wallis, Miss Selfridge, Dorothy Perkins, Evans, Burton y Outfit. El año en cuestión ha sido particularmente complicado para la empresa: la marca quebró en Australia y tuvo que alcanzar un acuerdo de rescate con un tercero, además de retirarse del mercado español.

Pero ha sido el mercado nacional de la empresa, Reino Unido, el que más problemas ha planteado. Aunque es difícil de determinar, a la luz de los resultados publicados, qué filiales han sufrido más dificultades. Taveta/Arcadia es una empresa privada y, por tanto, no está legalmente obligada a desvelar sus resultados en detalle.

Lo que sabemos es que la compañía está cerrando tiendas y su marca principal, Topshop, se está viendo afectada por estos cierres además de sufrir las dificultades a las que se enfrenta el sector de la distribución de moda británico.

"El panorama sigue siendo extremadamente difícil y competitivo", explica Ian Grabiner, CEO de Taveta. "Aunque los resultados de ventas y beneficios han sido decepcionantes, seguimos generando mucho dinero y hemos obtenido un saldo de tesorería positivo al final del ejercicio: 157,2 millones de libras (179,4 millones de euros)".

Siempre es importante alcanzar el equilibrio: muchas empresas de distribución viables sobre el papel han ido a la quiebra por problemas de tesorería.

La empresa siempre ha tenido dinero para invertir y ha continuado sus inversiones para garantizar el crecimiento en el futuro. Durante el ejercicio, la compañía invirtió 214, 9 millones de libras (245,2 millones de euros), frente a los 97,8 millones de libras (111,6 millones de euros) del año anterior.

Según Ian Grabiner, la compañía continuará invirtiendo este año y prevé gastar 81,5 millones de libras (93 millones de euros). Arcadia trabaja actualmente en un nuevo centro de distribución de última tecnología de 100 000 metros cuadrados de superficie que se inaugurará el año que viene en Daventry.
 

copyright_reutersapi

Moda - Prêt-à-porterModa - OtroBusiness