Londres celebra la moda british, desde el streetwear a Savile Row

La London Fashion Week masculina ha cerrado este lunes una espléndida semana de moda. Privada de los nombres más importantes, como Vivienne Westwood, Grace Wales Bonner o Craig Green, que han optado por Pitti Uomo, Londres ha compensado sus ausencias con los excepcionales desfiles de Iceberg, así como las nuevas estrellas británicas A-Cold-Wall y Charles Jeffrey, encargado de cerrar la semana dedicada a las colecciones masculinas para la primavera-verano 2019.


Ver desfile
La gabardina británica revisada por Chalayan - © PixelFormula
 
“Es cierto que hemos contado con menos grandes nombres esta temporada. Aunque esto ha sido una ventaja para nuestros jóvenes creadores, absolutamente excelentes”, ha indicado a FashionNetwork.com Caroline Rush, la directora ejecutiva del British Fashion Council (BFC). El órgano encargado de dirigir la moda británica ha contado con el apoyo de David Beckham, nombrado desde hace poco “embajador de embajadores” (presidente embajador).

Además del desfile que el futbolista ha organizado con la histórica firma Kent & Curwen, de la que es copropietario (uno de los desfiles más exclusivo de la semana de la moda londinense), Beckham ha apoyado a los jóvenes creadores este lunes, durante un desayuno con la prensa. “Aquí, las instituciones aportan una gran ayuda a los jóvenes diseñadores. Hay que admitir que su creatividad es increíble. Adoro lo que han hecho y la manera en la que se presentan”, ha declarado en este encuentro.

Entre los talentos emergentes presentes, el italiano Luca Marchetto, residente en Londres desde hace once años y que lanzó el pasado año su marca JordanLuca junto al inglés Jordan Bowen, con el apoyo de la BFC desde esta temporada. “Es fantástico, te sientes verdadera apoyado. El BFC nos ayuda incluyéndonos en showrooms, pero también al ponernos en contacto con la prensa y los compradores”, afirma entusiasmado el diseñador.

Entre el streetwear, el sportwear y la confección, esta 12ª edición de la London Fashion Week Men’s ha ofrecido un panorama completo de lo mejor de la moda británica. Puede que con algo menos de excentricidad que habitualmente, esta temporada, en un periodo económico más complicado, han destacado prendas más comerciales.


David Beckham y la directora ejecutiva del BFC Caroline Rush - Foto Darren Gerrish/BFC/Getty Images
 
La herencia del saber hacer de los costureros de Savile Row se dejó sentir en la semana. Sobre todo en la colección de Olivier Spencer, que cuenta con 7 tiendas monomarca y presente en 120 minoristas, en sus trajes a cuadros, sus conjuntos de bermudas y chaqueta, sin olvidar el estampado príncipe de Gales, utilizado en un algodón gofrado orgánico, y la pata de gallo en una pequeña blusa. Diseños ligeros y despreocupados, con collares de flores y fulares en torno al cuello o una camisa suelta y abierta hasta el pantalón, aunque sin separarse nunca del aplomo típicamente británico, con impecables mocasines sin calcetines.

Con la misma perfección de corte aunque con una mayor búsqueda de construcción, encontramos a Chalayan. El costurero de origen turco chipriota ha maravillado al público de la temporada con una colección de estilo minimalista repleto de detalles innovadores, como una gabardina con largas solapas cruzadas, o los bolsos que se fusionan con las prendas como grandes bolsillos, en bermudas, pantalones, chaquetas… con una cinta a modo de bandolera o tirante en diagonal. Además de grandes cinturones o cordones que se infiltran en la chaqueta para atarla o fruncirla.

En esta línea de costura, los nuevos nombres toman el relevo, ofreciendo una relectura radical del armario masculino. Es el caso de Alex Mullins, que retoma el traje masculino en un contexto verdaderamente creativo; o Edward Crutchley, cuyas colecciones están repletas de inspiraciones orientales e históricas. El diseñador de 32 años cuenta con una quincena de tiendas multimarca.

Bajo su mano, las prendas, realizadas en lujosos materiales (lana de mohair de Yorkshire, seda japonesa…), se transforman en tejidos fluidos y ligeros. La clásica chaqueta de hombre, en proporciones oversized, sin mangas y anudada por un cinturón, resurge con estilo de kimono. En esta misma línea, pero con un pequeño toque de humor, Daniel W. Fletcher se adentra a la perfección en el armario masculino del tercer milenio.
 
Ver desfile
Un look de Cottweiler para el verano 2019 - © PixelFormula

La costura sportwear y streetwear han sido los otros dos estilos destacados de esta semana de la moda. Con A-Cold-Wall, Matthew Miller, ganador del premio Woolmark el pasado año, y Christopher Raeburn a la cabeza. Sin olvidar a Cottweiler, con Ben Cottrel y Matthew Dainty a la dirección creativa, la firma ha presentado una sumptuosa colección que desprende una buena dosis de espiritualidad en un vestuario deportivo, partiendo de una paleta más bien oscura para llegar a diseños diáfanos de colores luminosos en tejidos translúcidos.

Mezclando los clásicos masculinos en un universo hip hop, Liam Hodges propone esta temporada una colección fresca inspirada en Las Vegas, con motivos hawaianos, trajes pijama a cuadros, pantalones bicolor, bermudas de leopardo y pantalones patchwork. Encontramos el mismo estilo relajado “mix and match” en Martine Rose, presentado en un desfile al aire libre en el barrio alternativo de Candem.
 
 
 

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Moda - Prêt-à-porterDeporteLujo - Prêt-à-porterDesfiles
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER