London Collections: Men, el reino de los más unidos

La unión hace la fuerza. La cruzada de los británicos para valorizar la industria de moda masculina acaba de superar una nueva etapa. Del 16 al 18 de junio tuvo lugar la tercera edición de London Collections: Men, que ha visto emerger la solidaridad entre una constelación de actores de orígenes diversos. Gracias a los cerca de 30 desfiles y otras tantas presentaciones, Londres rivaliza con París, aunque sobre todo con Milán que cuenta para esta misma temporada con un total de 37 desfiles en su programa oficial.
El alcalde de Londres, Boris Johnson, apoya el proyecto desde el principio (DR)


"Desde Savile Row a los punks, lo hemos inventado todo"

Con nombres tan importantes como Burberry, Alexander McQueen o Paul Smith, Londres envía al mundo un mensaje claro y convincente. “Desde los trajes sastre de Savile Row hasta los punks: ¡lo hemos inventado todo!, estima Dylan Jones, director de la redacción de la versión británica de GQ y padrino del evento desde sus inicios. Numerosas marcas, como Burberry, Rag & Bone y Jimmy Choo han relocalizado sus presentaciones esta temporada para volver a su tierra natal y disfrutar de la emulación mediática de “LC:M” (abreviación de London Collections: Men) . Por su lado, las celebrities apoyan el evento con su presencia: Serena Williams (vista en Burberry), el modelo David Gandy (visto en varios desfiles) o los artistas de hip-hop Tinnie Tempah, Zebra Katz y Brooke Candy.

¿Mediático hoy en día, comercial mañana? “Londres es la capital financiera de Europa, recuerda Caroline Rush, la elegante directora ejecutiva del British Fashion Council. Así, puede que un día se convierta en lugar de negocios de la moda a nivel internacional”, añade.

Sin embargo, hoy en día no es motivo de dejar de acudir a las ventas de las colecciones en París, como demuestra cada temporada el showroom de jóvenes diseñadores del BFC, “London Showrooms”, que centraliza lo más esencial de las ventas internacionales de los diseñadores emergentes que el Council apadrina. “Adoramos París, confirma Caroline Rush, y tener una buena excusa para desplazarnos a la capital gala nos resulta práctico y agradable a la vez”, añade con una sonrisa, absteniéndose de compartir su opinión sobre Milán. "London Collections: Men tiene todavía que crecer, preconiza Dylan Jones, y es lo que esperamos que ocurra”.

La presentación de los trajes sastre de Savile Row con 100 modelos (DR)



En las pasarelas, la diversidad

En cuanto al estilo, Londres ha sido fiel a su reputación de laboratorio. Se han desprendido dos movimientos, a primera vista opuestos entre ellos, pero en perfecta simbiosis con el clasicismo británico formal y experimental a la vez. Las marcas de Savile Row se unieron en una espectacular presentación en un famoso campo de cricket, Lord’s, con el apoyo de Woolmark, proveedor de lanas tanto para las firmas consolidadas como para jóvenes diseñadores de Saint Martins. La más antigua de ellas, Gieves & Hawkes, presentó una colección casual, rica en accesorios para un gentleman moderno, con el objetivo de sacar a la marca de su flagship histórico, que sigue siendo su principal punto de venta.

El sportwear y la logomanía son otras de las tendencias que vienen pisando fuerte de manos de los jóvenes creadores, la mayoría de ellos contando con el apoyo de Topman, eBay o la asociación Fashioineast. Destaca la ferviente ola de sportswear en los pódiums, donde sneakers, joggins y tejidos técnicos se mezclan con encajes (Astrid Andersen), materias transparentes (Shaun Samson,Sibling) y complementos deportivos imaginarios siglés (Nasir Mazhar). Estos jóvenes, a menudo basados en los barrios del este de la capital británica, cuentan con el apoyo incondicional de la prensa de moda londinense, que actúa como prescriptora: i-D magazine, Dazed & Confused, 10 magazine y sus numerosos descendientes.

Este corriente fresco, protagonista del escenario creativo local, no goza de la misma visibilidad en los programas italianos o franceses de la moda masculina, con excepción de Riccardo Tisci para Givenchy o 3.1 Phillip Lim en Paris, que mantienen sus colecciones street desde hace algunas temporadas.

Según un comprador parisino que se encontraba en el evento, uno de los desfiles NewGen delataba “la visión burguesa de la masculinidad en desfase total con la realidad”. Existe por lo tanto un mercado para este escenario, e incluso una nueva tienda multimarca dirigida a estas marcas: Machine-A en el corazón del Soho. Un grupo de compradores japoneses fundadores de la boutique tokiota “GR8” aplaudieron todas las presentaciones desde la primera fila de los desfiles. Dentro de pocos días volverán a encontrarse con sus jóvenes diseñadores preferidos para realizar sus pedidos… en París.

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Desfiles