Las ventas de Hugo Boss se recuperan gracias a China y América

La casa de moda alemana Hugo Boss anunció que las ventas del primer trimestre crecieron un 5 %, impulsadas por un gran crecimiento en China y América, mientras que el beneficio operativo aumentó ligeramente hasta confirmar las previsiones para 2018.


Hugo Boss

Tras una serie de advertencias sobre beneficios por la caída de ventas en China y Estados Unidos, Boss revirtió los esfuerzos para hacer la marca más exclusiva y ampliar la línea femenina y se centró en la ropa de lujo masculina, pero con un toque moderno.

También está invirtiendo para integrar el comercio electrónico y las tiendas, consiguiendo que las ventas online crecieran un 43 % en el primer trimestre, gracias a las mejoras realizadas en la página web.

Las acciones de Boss, que subieron un 12% en el último año pero  todavía se negocian con descuento para actores del lujo como Kering y LVMH, estimaban una subida del 1,9 por ciento antes de la apertura del mercado.

Boss anunció unas ventas de 650 millones de euros, rozando la previsión media de los analistas de 654 millones, con un aumento del 13% con ajuste de divisa en Asia/Pacífico y del 7 % e América.

La recuperación del gasto de los compradores chinos durante los últimos 18 meses ha impulsado aumentos de beneficio en muchas marcas de lujo, aunque el sector aún se enfrenta a presiones; como la fuerza del euro y las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos.

Las ganancias antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones (EBITDA) antes de no recurrentes se elevó hasta los 99 millones, superando las previsiones medias de los analistas de 97 millones, teniendo en cuenta las depreciación de las divisas fuera de la zona euro.

La marca Boss fue testigo de un aumento de ventas del 7 % con ajuste de divisa, mientras que Hugo, dirigida a un público más joven, bajó un 6 %, algo que la empresa atribuye a que Boss está ganando terreno a Hugo, que además está reduciendo su presencia en tiendas outlet.

La venta de ropa masculina creció un 6 por ciento, mientras que la femenina cayó un 3%. Hugo Boss anunciaba en febrero el fin de su colaboración con el diseñador Jason Wu, quien desde 2013 dirigía sus esfuerzos a ampliar las colecciones femeninas.
 

Traducido por Ana Ibáñez

© Thomson Reuters 2018 All rights reserved.

Lujo - Prêt-à-porterBusiness