Las pérdidas de Safilo se agravan en 2016

Safilo cerró su año fiscal 2016 con una caída en las ventas y los ingresos. El fabricante italiano de gafas controlado por el fondo holandés Hal anunció ingresos por 1.250 millones de euros, una caída del 2% frente a 2015. En el comunicado de prensa en el que anunció sus resultados anuales, el grupo resaltó que su desempeño se vio afectado negativamente por la  salida de varias marcas de su cartera.

Polaroid, una de las marcas propias del grupo - Safilo

Las pérdidas financieras de Safilo aumentaron en 2016, después de caer a números rojos por primera vez en el año anterior. De hecho, en el último año fiscal el grupo sufrió pérdidas por 142,1 millones de euros, mientras que el año anterior se fijaron en 52,7 millones de euros.

Estas fueron causadas por una serie de factores excepcionales que sumaron 157,5 millones de euros, incluyendo la devaluación por el lanzamiento de las operaciones del grupo en Asia y los cargos de reestructuración no corriente, según el grupo.

En este contexto, Safilo ha publicado resultados ajustados que excluyen estos factores excepcionales: su beneficio neto ajustado se sitúa entonces en 15,4 millones de euros, frente a los 6,9 millones de 2015, y el EBITDA ajustado fue de 88,8 millones, frente a los 102,4 millones del año anterior (-13,3%).

Cabe señalar que en 2016 el fabricante de gafas redujo a casi la mitad sus pasivos, pasando de 89,9 millones de euros en 2015 a 48,4 millones el año pasado.

La decisión de Kering de rescindir sus contratos de licencia con Safilo en 2014, incluida la rentable licencia de Gucci que el fabricante de gafas operó durante 20 años, sigue teniendo un impacto negativo en los resultados de Safilo. A partir del 1 de enero, la licencia de Gucci, que tiene un valor de casi 350 millones de euros al año, se convirtió en un contrato de producción de cuatro años.

Por ello, Safilo quiere destacar el rendimiento de sus marcas de continuidad, que llevan siendo parte de la cartera del grupo durante mucho tiempo. En 2016 sus ventas crecieron un 3,6% a tipos de cambio constantes. "En 2016 Safilo gozó de crecimiento en las ventas y la rentabilidad de las marcas regulares de su cartera, y tratamos de manejar lo más satisfactoriamente posible el déficit de [las ventas] de Gucci al terminar la licencia", subrayó la CEO Luisa Delgado, quien señaló que las marcas propias de Safilo "aún no han demostrado su potencial".

El grupo también lamentó una serie de problemas logísticos recientes, que han afectado las entregas de productos. En la primera mitad de 2017, la alta dirección de Safilo espera un nuevo déficit en las ventas, que estarían entre 15% y 20% por debajo del mismo período del año anterior.

Los problemas del fabricante de gafas se reflejaron en su rendimiento bursátil, ya que las acciones de Safilo cayeron alrededor del 4% al cierre de la jornada del jueves 16 de marzo en Milán.



Copyright © 2017 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

ÓpticaBusiness