Las fantasías paganas de Altuzarra en una escuela francesa

Esta es la temporada de debuts en París, pero no todos los debuts son iguales. El sábado por la noche fue el turno del diseñador afincado en Nueva York, Joseph Altuzarra.


Ver desfile
Altuzarra – primavera-verano 2018 – Mujer – París - © PixelFormula

El desfile fue el regreso de un héroe, todo un éxito de la mano de un diseñador que maneja a la perfección ese difícil equilibrio de fusionar el romanticismo y la fantasía con la elegancia contemporánea. Por otra parte, aunque Altuzarra, de origen chino-americano y franco-vasco, se crio en París, esta es una gran victoria para la moda neoyorquina, ya que la colección incluye las prendas más hermosas de la temporada en Europa.

La base de la colección fueron una serie de elegantes vestidos con cortes de una tremenda fluidez hasta la rodilla, en mezclas de rojo, negro y estampados en violeta; mallas, rayas horizontales o, lo más brillante, gasa estampada. Altuzarra los complementó con chaquetas plateadas acolchadas hechas con cordero mongol y adornos tribales. Una de sus fuentes de inspiración fueron los rituales paganos documentados por Charles Fréger en su serie "Wilder Man". Las modelos lucían elegantes pero ligeramente peligrosas.

Altuzarra es también un gran autoeditor, por lo que todas las correas, los ribetes, los pompones y los botones que usó en la mayoría de sus diseños nunca ocultaron al resto del conjunto. Además, sus cinturones de doble longitud y sus fantásticas botas de alta tecnología Centurion fueron el complemento perfecto para un desfile en que el diseñador mezcló industria y naturaleza. Su quinteto final de vestidos en acetato y metal fue la expresión perfecta de ese concepto.

"Me pareció maravilloso", afirmó sonriendo Salma Hayek, de pie junto a su esposo François-Henri Pinault, cuyo imperio de lujo Kering posee una participación del 45% en Altuzarra. A juzgar por este desfile, parece haber sido una inversión muy inteligente.

Altuzarra solicitó a su antigua escuela en el sexto distrito que le permitiera hacer el desfile en sus instalaciones; pero tras ser rechazado acabó celebrándolo en el Liceo Janson-de-Sailly.

"Al venir aquí hice un gran esfuerzo consciente para no hacer algo muy francés, sino algo que fuera muy yo. Es extraño volver, ya que este lugar se parece a mi antigua escuela. Reconecté con una parte muy insegura de mí mismo, estaba volviendo a algo salvaje dentro de mí", apuntó Altuzarra, que tuvo el mejor casting de la temporada, con la mayoría de nombres nuevos.

"Realmente queríamos sentir que París es un nuevo capítulo. Para esto era necesario que las modelos fueran rostros nuevos y totalmente frescos, lo que aporta energía y emoción", concluyó.

Traducido por Hernández Moya Sebastián

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Desfiles
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER