La marca colombiana Color Siete entra en ley de insolvencia

Los sucesos negativos siguen aflorando en la industria textil colombiana y esta vez es el turno de Color Siete. La marca 100% colombiana con más de 25 años en el mercado ha anunciado este mes su ingreso en la ley de insolvencia. El objetivo de la firma es frenar sus pasivos para reorganizar su estructura financiera y poder salir adelante.


Teka

Color Siete nació como una alternativa de moda casual en el país que, por medio de su calidad y oferta variada, logró posicionarse no solo en el mercado local, sino también desembarcar en México, con sus lineas Color Siete y Rosé Pistols, su segunda marca, así como llegar a vender en España, Estados Unidos, Inglaterra, Japón, Canadá, Panamá, Costa Rica y, a mediados del 2016, incluso firmar una alianza con el grupo Al Maya, para abrir 6 tiendas en los Emiratos Arabes, antes del 2020. 

La colombiana suma tiendas propias en 14 ciudades de país y múltiples retailers. Según informó oficialmente la empresa, Color Siete ha visto sus ventas caer a doble dígito debido a la baja afluencia y consumo en los centros comerciales, lo que se traduce en una escasez financiera para producir y pagar acreedores. Sin embargo, la marca espera que al frenar sus pasivos financieros, fundamentalmente solicitados para apalancar sus producciones, podría recuperar su equilibrio antes del 2019. 

El ingreso de Color Siete en la ley de insolvencia suma una preocupación más para los industriales y comerciantes del país, pues tal y como lo han manifestado los directivos de Fabricato, Arturo Calle y Aritex, el 2017 ha sido el peor año para la industria en la última década y de no lograr darle vuelta a la situación, la totalidad dela industria textil peligra.

Copyright © 2017 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Moda - Prêt-à-porterDistribuciónBusiness