La gloria oscura de Elie Saab

​Un ambiente de seducción impregnó el desfile de Elie Saab, donde triunfó el romanticismo fermentado por la tentación con una memorable puesta en escena para mostrar la moda más dramática.


Ver desfile
Elie Saab - Fall-Winter2018 - Womenswear - Paris - © PixelFormula

Cuellos altos, volantes infinitos y una silueta dulce que recordaba a la contención del siglo XIX. Todo mezclado en este desfile con transparencias de lo más sexy, amplias aberturas y blusas de gasa caídas sobre los hombros que nos volvieron a sugerir que las chicas de Saab tienen mucho interés en el amor.

El color clave fue el negro, visto en vestidos de noche de crepé, americanas de terciopelo y suéteres de mohair con lazos de cristal incrustados.
 
Saab siempre será un amante de las flores, y en esta ocasión lo demostró apostando por enormes cantidades de flores silvestres y pétalos dignos de una pintura de Renoir que empleó para decorar una serie de ligeros vestidos. Una vez más, endureció la actitud de sus looks añadiendo enormes cinturones negros de cuero de Lonsdale.

Sintiéndose cómodo con las mezclas, presentó chaquetas de piel de cordero de un potente color azul y con retazos vaqueros con perlas; vestidos formales con arriesgadas rajas y fragmentos de terciopelo, encaje, cashmere y piel. Y, siendo esta una semana de la moda parisina de lo más holográfica, Saab no se quedó atrás e introdujo parches 3D cosidos en chaquetas muy femeninas.
 
Optó por un casting de lo más sexy y por una excelente banda sonora y las modelos caminaron a través de una nube de hielo seco en el interior del Grand Palais. Al final, después de que todo el elenco posara como un cúmulo, la colección recibió un tremendo aplauso cuando Saab salió a saludar. Poco después, se esfumó del Grand Palais con discreción.

Traducido por Eva Gracia Morales

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Moda - Prêt-à-porterDesfiles