Kering bajo sospecha por presunta evasión fiscal

El grupo francés de lujo Kering habría evadido cerca de 2500 millones de euros en impuestos desde 2002 "principalmente al fisco italiano", pero también en Francia y Reino Unido, según informaba el viernes la web de noticias Mediapart.


Ver desfile
Gucci - otoño-invierno 2018 - Womenswear - Milán - © PixelFormula

La marca italiana Gucci, joya del grupo Kering, es objeto de una investigación por parte de la justicia italiana que llevó a realizar registros en las oficinas de la marca a finales de 2017. La fiscalía de Milán sospecha que Gucci podría llevar años declarando en Suiza las actividades realizadas en Italia, evadiendo hasta 1300 millones de euros al fisco italiano, según avanza el diario La Stampa.

"Esta cifra es solo la punta del iceberg. Los documentos confidenciales obtenidos por Mediapart, y transmitidos a la red de Colaboraciones en proyectos de Investigación en Europa (EIC, por sus siglas en ingles) demuestran que no se trata de un caso aislado en Gucci, sino de un caso en el seno del grupo Kering de magnitud colosal", afirma Mediapart.

Según sus informaciones "el número 2 mundial del lujo ha evadido alrededor de 2500 millones de euros en impuestos desde 2002, principalmente al fisco italiano, pero también en Francia y Reino Unido".

La web de noticias indica también que ha conseguido un documento en el que "el fiscal de Milán declara que Kering creó una estructura "oculta" para evadir impuestos".

"Tras la adquisición de Gucci en el año 200, Kering extendió el sistema ideado por el grupo italiano a todas sus marcas de lujo (excepto joyería), entre ellas Balenciaga e Yves Saint Laurent. Saint Laurent evadió por sí misma el pago de en torno a 180 millones de euros en impuestos en Francia", según escribe el medio.

La AFP se puso en contacto con el grupo Kering el viernes, que no ha querido hacer declaraciones sobre las cifras avanzadas por Mediapart pero indica en un comunicado que "puso en marcha un gobierno corporativo para cumplir con todas las leyes fiscales de los países en los que está presente".

El grupo de François-Henri Pinault indica que su sociedad suiza LGI "es un "hub" estratégico de importancia principalmente para la distribución y logística centralizadas de las marcas del grupo Kering" que fue "creado en Suiza en los años noventa" y que "cuenta hoy en día con más de 600 trabajadores".

"Cada una de las sociedades del grupo implantadas en Suiza ejerce una actividad económica efectiva. Por ese motivo, el grupo paga en Suiza los impuestos pertinentes, de conformidad con la legislación y el estatuto fiscal de la sociedad. Las autoridades francesas y otras autoridades fiscales competentes están al tanto de este modelo de explotación", afirma Kering.

Mediapart asegura también que "con el fin de justificar el pago de sus impuestos en Suiza, Kering no ha dudado en transferir de forma ficticia una veintena de nóminas de directivos de Gucci al país, aunque en realidad trabajan en Italia".

La web de noticias cita también los nombres de "dos empresas fantasma" que "ejecutan el plan", "Kering Holland y su filial Kering Luxembourg", y que, según sus informaciones, "recuperan los enormes beneficios acumulados en su hucha suiza".

Por su parte, el grupo de lujo afirma que, "en lo relativo a las empresas Kering Holland NV y Kering Luxembourg SA, su existencia no procura beneficios fiscales al grupo Kering".
 

Traducido por Ana Ibáñez

Copyright © AFP. Todos los derechos reservados. La reedición o redifusión de los contenidos en esta pantalla está expresamente prohibida sin el consentimiento escrito de AFP.

LujoBusiness