Hugo abre el baile en Pitti Uomo 92

Tras nueve años de ausencia, Hugo Boss ha hecho su gran vuelta a Florencia este martes 13 de junio, con el desfile Hugo como el evento más importante de la jornada de apertura de Pitti Uomo. “Queríamos dar un golpe de efecto con una experiencia grandiosa para mostrar el lifestyle de nuestra línea contemporánea, que queremos ampliar”, explica la casa alemana, que desfiló por última vez en el salón masculino en junio de 2008 con Hugo Orange.

Looks blancos como un lienzo en Hugo - FashionNetwork (ph DM)

El grupo Hugo Boss ha llevado a cabo un profundo rediseño esta temporada, definiendo la oferta entre su línea principal Boss, que integrará las líneas Orange y Green; y Hugo, la línea joven lanzada en 1993 que representa actualmente el 10% de las ventas totales del grupo.

La colección de hombre y mujer primavera/verano 2018 de Hugo ha desfilado entre los monumentales edificios abandonados de la Manifattura Tabacchi, la manufacturera de tabaco de Florencia, en un ambiente lleno, al mismo tiempo, de energía y misterio, con una inmensa esfera de madera iluminada con antorchas y velas que han iluminado los árboles y plantas del entorno.

Los primeros looks son blancos. Trajes de lino de corte deconstruido, chaquetas ligeras, blusas con cordones, amplias camisas de algodón, pantalones cargo… “Son como los lienzos en los que se va a inscribir la nueva historia de Hugo”, ilustra el diseñador al cargo de la colección masculina, Bart de Backer, quien se ha inspirado, junto con su compañera al cargo de la colección femenina, Jenny Swank Krasteva, en los ritos vudú y en la actitud libre y cool del pintor Jean-Michel Basquiat para concebir la colección.


El confort y la despreocupación caracterizan la nueva colección - Hugo

La colección se anima progresivamente con motivos gráficos como manchas de pintura sobre un lienzo. Grafitis abstractos sobre tejidos transparentes que simulan tatuajes. Pijamas a rayas que recuerdan a un Basquiat paseando por las calles de Nueva York. La silueta, alargada con volúmenes oversized, permite una actitud cool y de confort.

Las mujeres, cargadas de impalpables vestidos en organza y seda pintados a mano en finas tiras, maxi o mini sobre bermudas, en un juego de capas y transparencias, donde los hilos negros bordados retoman los vivos trazos de la pintura.

Nada de joyas, sólo una larga banda de seda colorida anudada al cuello que cuelga por la espalda hasta los pies y que acentúa la impresión de ligereza y fluidez del conjunto.

Cae la noche sobre ritmos musicales embriagadores, con una breve aparición de la cantante M.I.A
 

Traducido por Natalia Carrazon

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Desfiles