Hannibal Laguna creó su propio "microclima" en Madrid Fashion Week

El diseñador venezolano Hannibal Laguna creó su propio "microclima" en la presentación de su nueva colección primavera-verano 2017 en la pasarela Mercedes-Benz Fashion Week, donde fusionó elementos de verano e invierno para construir piezas con magníficos estampados, una novedad, en su línea de trabajo.

Desfile de Hannibal Laguna en la MBFWM - MBFWM

El diseñador, con una amplia clientela en América Latina, sabe muy bien que "cuando en Europa nos abrigamos, allí están en pleno verano", una razón por la que propuso estampados florales de invierno y de verano, para conseguir lo que él mismo define como el "microclima Hannibal Laguna".

Dibujos pintados a mano para después pasar por un proceso de digitalización, que evita que se puedan "copiar" o piqué de algodón con efecto espejo que lo "hace más apetecible", construyeron una colección en la que el largo de los vestidos se recorta por delante para dar protagonismo a los zapatos, que llevan su propio sello.

El diseñador no renunció a los escotes generosos, a los que incorporó la técnica de los "maillots" de gimnasia rítmica que consiste en poner una doble capa de tul, "para que no se desplacen". y se mantengan las asimetrías.

Con el objetivo de renovar sus propuestas, el creador apostó por el "contraste de materiales y estructuras", donde conviven grandes escotes con cuellos a la caja, e incluso un poco subidos, y vestidos largos con faldas sobre la rodilla o minis de gran volumen.

El diseñador no dudó en afirmar que España se ha convertido en el centro neurálgico de la moda para América Latina, el destino hacia donde miran clientes de Panamá, Colombia, Puerto Rico, Costa Rica o Venezuela, que están "acostumbrados a la costura a medida", un aliciente para todos los creadores que "no hacemos moda industrial".

Libertad, sensualidad y calidad fue el lema de Andres Sarda que llevó a la pasarela rústicos bustier de rafia, conjuntos de tul y seda o miriñaques de latón dorados con tules y encajes de chantilly, una prendas tan osadas como enérgicas.

"Prendas románticas, delicadas y sensuales", explicó Núria Sardá, quien propuso conjuntos lenceros de tul flocado y encajes de chantilly, cuajados de lazos.

La década de los ochenta fue el punto de partida de la propuesta del argentino Roberto Torretta que, además de renovar el sastre con tejidos masculinos y siluetas muy femeninas, propone una manga jamón contenida. "Es una sastrería muy cuidada con mucha atención a los detalles", asegura.

Fiel a la esencia de la firma, sobre la pasarela se han visto tres tipos de pantalones: bombacho y alto de talle; muy entallado y rectos con pinzas, una pieza que constantemente se combina con vestidos "con la intención de crear único 'look'", puntualiza Torretta.

La aristocracia y su abolengo es el epicentro de la colección de Teresa Helbig, un pequeño universo que plasmó en vestidos de encaje de chantilly, delicadas blusas victorianas o pichis de cuadros escoceses rojos.

"Tras cuatro años de investigación, he decidido hacer sastres", dijo la diseñadora.

Sobre la pasarela se ha visto un minivestido de terciopelo azul con cráneos de venado bordados con perlas, un abrigo con plumas de marabú, faldas de "tartán" con cadenas doradas, un toque punky a prendas ultra femeninas.

Ana Locking también pensó a lo grande y, con un buen estilismo, subió a la pasarela prendas imbuidas en una estética guerrillera. "Con esta colección cierro una trilogía que defiende la libertad", dijo la diseñadora.

La propuesta de hombre, coloreada en negro, rojo y camel, expone una gran variedad de materiales y texturas sobre todo en pantalones y cazadoras.

Moisés Nieto presentó una colección con la que viaja a la estética de David Lynch y, en particular, al universo oscuro y dual que representa la película "Mullholand Drive".

Una colección oscura, pero que vibró con rojos y azules, y con el brillo en los textiles, "como de asfalto de carretera", en la que las siluetas definen dos tipos de mujer ambas "muy femeninas y sensuales".

Miguel Marinero junto a su hijo, Nicolás, presentó una colección en la que el textil eclipsa a la piel, aunque ambas conviven con elegancia.

© EFE 2018. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.

Desfiles
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER