Gigantes de la moda: H&M domina, pero titubea frente a Inditex

Mientras que ahora la estadounidense Gap es seguida de cerca por la japonesa Fast Retailing (Uniqlo), la batalla que libran H&M e Inditex (Zara, Massimo Dutti, Oysho, Bershka) por el liderato de la industria global revela los límites progresivos de estas mega estructuras de la moda.

Tienda insignia de Zara en Copenhague - Inditex

Inditex contra H&M
 
Casualmente, el grupo gallego reveló su informe anual el pasado 15 de marzo, el mismo día en que H&M sufría su primera caída mensual en las ventas orgánicas en tiendas en cuatro años, que la sueca justifica en parte por un efecto calendario desfavorable. No obstante, el gigante nórdico puede estar tranquilo gracias a los 23.300 millones de euros en ventas realizadas por Inditex en el año terminado en enero, cifra inferior a los 23.500 millones de euros en ventas realizados por el grupo H&M en el año terminado en noviembre.
 
La pequeña brecha, sin embargo, esconde dos realidades muy diferentes de las dos compañías, cuyas estrategias de crecimiento se basan desde hace tiempo en la expansión de tiendas. Así, el crecimiento de Inditex es un imponente 12% del volumen de facturación y del 10% sobre una base comparable. El grupo H&M, que no publica sus ventas orgánicas desde 2014, se limitó a un aumento del 7% sobre una base evolutiva.
 
Los beneficios netos también explican esta brecha. Inditex registró un crecimiento del 10%, con 3.160 millones de euros, frente a una contracción del 11% hasta los 1.960 millones de dólares para el grupo H&M que, por primera vez en esta década, habló de un plan de cierre de tiendas durante la entrega de sus resultados anuales.
 
Sin embargo, los dos grupos tienen grandes diferencias en términos de redes. Inditex, cuyo crecimiento es en gran parte independiente de la expansión de su red, contaba con 7.292 puntos de venta al final del año, frente a los 4.351 de H&M. La empresa sueca ha intentado acortar esta distancia mediante la apertura de 427 tiendas el año pasado, frente a "solo" 279 para Inditex, ya que su crecimiento depende en gran medida de la expansión de su red.
 
Otro dato aclara un poco estas cifras: en el año terminado en noviembre de 2013, las ventas comparables de H&M no registraron ningún crecimiento. Al año siguiente, el grupo dejó de anunciar estos datos. Pero en ese mismo año, marcado por una recuperación gradual y tipos de cambio favorables en Europa, Inditex registró un crecimiento orgánico del 3%.
 
De hecho, si H&M es efectivamente el líder mundial en términos de ventas de ropa a precios bajos, su principal competidor en el campo del fast fashion es quien todavía tiene un fuerte crecimiento en reserva. Pero al ya no ser capaz de mantener su crecimiento a pesar de un impresionante número de aperturas, la sueca podría, muy a su pesar, mostrar los límites de un modelo basado en la omnipresencia programada de un grupo de moda.
 
Gap contra Fast Retailing
 
Detrás de este duelo muy europeo se juega otro desde ambas orillas del Pacífico. Por un lado, el grupo Gap, que debido a sus regulares resultados sucesivos ha puesto en marcha un plan integral de reestructuración y cierres de tiendas, especialmente en el mercado natal de la empresa con sede en San Francisco. Por el otro, Fast Retailing, la compañía matriz de Uniqlo, que extiende gradualmente sus puntos de venta a nivel internacional y ahora tiene un tamaño suficiente para competir con la empresa americana.
 
Así, en el año fiscal terminado en agosto de 2016, el grupo japonés registró una facturación de 15.500 millones de euros, al alza del 6,2%, mientras que el grupo Gap alcanzó un máximo de 14.400 millones de euros, un nivel estable, durante el año terminado en enero. Los beneficios, por su parte, alcanzaron 417 millones de euros para Fast Retailing y 205 millones para Gap.
 
Sin embargo, comparar dos redes que no se enfrentan frontalmente no deja de ser un poco especulativo. Al final del año fiscal 2016, Gap Inc. había reducido su red a 3.659 tiendas (3.200 de ellas gestionadas directamente) en 50 países; 370 de las tiendas son en Asia. Al final de su año fiscal, Fast Retailing tenía 3.336 tiendas, franquicias incluidas, que las que sólo 50 en el terreno de Gap.
 
Los grupos, no obstante, se enfrentan ahora en Europa y, en términos de crecimiento global, Fast Retailing parece dominar sobre Gap, mientras que hace solo siete años la japonesa registraba 8.900 millones de euros en ventas, muy por debajo de los 13.700 millones del grupo estadounidense.

Traducido por Hernández Moya Sebastián

Copyright © 2017 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Moda - Prêt-à-porterModa - OtroDistribución