Ester Maria Laruccia (BBFW): "La digitalización del punto de venta es clave para el futuro"

La Barcelona Bridal Fashion Week consolida su liderazgo mundial, registrando máximos históricos con más de 370 marcas confirmadas, el 67% de ellas internacionales, procedentes de 28 países. El evento, que se celebrará del 23 al 29 de abril en el Recinto de Montjuïc de Fira de Barcelona, sigue creciendo, con un 20% más de participantes, convirtiéndose en el trade fair de referencia del sector.


Ester Maria Laruccia - DR

La internacionalización, garantía de crecimiento

"España ocupa un lugar privilegiado a nivel internacional, tanto en lo que respecta a grandes nombres líderes mundiales como a empresas más pequeñas, en términos de volúmenes, que consiguen gran atención de novias y tiendas, por su calidad y diseño”, explica Ester Maria Laruccia, directora de BBFW desde 2015, a FashionNetwork.com.

Sin duda, un estatus que va ligado intrínsecamente al evento, que en esta edición atraerá a compradores de 50 países. "BBFW es líder en el continente y podemos decirlo con la cabeza bien alta. El mercado inglés, el italiano o el alemán también tienen su nicho de mercado, pero todos luchan por internacionalizarse. Un país solo ya no es suficiente para asegurar el crecimiento del volumen de negocio de todas sus marcas", analiza Ester Maria Laruccia. 

Y no duda en dar cabida a diferentes modelos de negocio para garantizar el éxito del sector nupcial en España. "Todos tienen capacidad para triunfar. Desde grandes firmas de proyección internacional a pequeñas y medianas empresas, hasta negocios familiares", asegura. "La esencia de la industria de la moda nupcial española es el amor por la costura, la artesanía, el diseño y la tradición, con una relación calidad precio muy bien situada".

Razones de peso, que han permitido a nuestro país ocupar el segundo puesto del sector a nivel internacional. "El Made in Spain es de los más deseados en el mundo" afirma Laruccia, precisando los principales mercados importadores de nuestra moda nupcial: "La cercanía geográfica y las tendencias de moda hacen que Europa sea el espacio donde más tiene cabida". China, por su parte, ocupa el primer lugar de forma imbatible, cosa que no parece preocupar en exceso a Laruccia, segura de estar haciendo las cosas bien: "Son dos realidades completamente distintas. Los factores diferenciales de España respecto a China son diseño y calidad, nunca competiremos en volúmenes. Y bajo estos valores tenemos que seguir trabajando", concluye.

No obstante, los tiempos han cambiado y los retos del sector han evolucionado. "Hemos roto los límites geográficos y las barreras se han caído, contando ya on presencia en todos lo continentes", afirma. "Las empresas españolas se han adelantado a otros países, al tener muy claro que para mantener sus niveles de ventas tenían que exportar, lo que nos ha permitido adentrarnos en muchos mercados", comenta la directora del evento asegurando que esta ha sido la clave para que España reaccionara ante la crisis más rápido que otros países.

Motivos hay para ser positivos, pues el evento ha experimentado un crecimiento medio del 15% cada año en todos sus parámetros. "Los que han dado el liderazgo al evento son la internacionalizacion de la oferta, que ha pasado en los últimos tres años del 50% al 67%, así como la presencia de compradores de mucho prestigio, que vienen a Barcelona donde encuentran calidad, diseño y novedades", explica.

Análisis y digitalización, claves para el futuro 

"Queremos ser de utilidad para el sector, no solo para divulgar las tendencias sino para presentar las novedades a nivel de modelos de negocio", comenta Laruccia. Una voluntad divulgativa que les llevó a ser pioneros en 2016 con la publicación del estudio "Millennial Brides: nacer en los 80, casarse hoy", en colaboración con el profesor del profesor de IESE José Luis Nueno. Igualmente, en breve verá la luz un nuevo análisis sobre la digitalización del punto de venta.

"Las novias millennials son las primeras nativas digitales, lo que cambia el sistema de compra. La búsqueda de un vestido empieza, muchas veces, a través de un móvil. Esta relación digitalización tiene que pasar a posteriori al punto de venta. Nuestro reto es seguir ofreciendo información y formación a los operadores del sector", explica Laruccia reflejando la necesidad de estudiar el fenómeno desde el punto de vista de escuelas de negocios.

"Para el sector, la novia se informa a través de los canales digitales y, en la mayor parte de los casos, acaba efectuando su compra en el punto de venta. Pero este lugar tiene que transformarse y adaptarse a las evoluciones", asegura, señalando la digitalización como asignatura fundamental para el sector. "Una novia abierta a la omnicanalidad está acostumbrada a emplear la tecnología y la digitalización del punto de venta es clave para que las novias sigan comprando en el canal físico en el futuro", sentencia, ante la previsión del crecimiento de ventas online en los próximos años, también en el sector del lujo. "El retail necesita prepararse para este nuevo escenario que ya ha llegado a sectores deportivos y tecnológicos".

Asimismo, las nuevas novias tambien llamadas millennials han contribuido a renovar un sector que no quiere limitarse a lo tradicional. "Antes había un modelo de vestido y las mujeres se adaptaban, ahora es al contrario, las empresas se adaptan a los infinitos perfiles de mujeres, con un enorme abanico de posibilidades. Las mujeres quieren mantener su identidad el día de su boda", explica.

En este contexto, España puede presumir de ser el único país occidental con una producción superior a la demanda interna y las exportaciones suponen un 41% de la facturación de vestidos de novia. Según  los ultimos datos de BBFW, ésta se eleva a 1.300 millones de euros, con alrededor de 700 empresas que emplean a 6 000 personas.

Con los datos sobre la mesa, Ester Maria Laruccia no pierde la hoja de ruta del sector. "Los focos del futuro son la internacionalización y las novedades y tendencias de productos y modelos de negocio". Y el discurso se torna en su justa medida reivindicativo: "Seguiremos nuestra lucha por posicionar el sector nupcial en el mundo de la moda. Tiene todos los números para no ser considerado como algo aparte, sino que es la moda en su más alta representación. Los vestidos de novia son auténticas obras de arte".

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

NupcialFeriasBusiness
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER